Subsecretaria de Turismo y fenómeno de la segunda vivienda: “No lo tenemos que mirar con miedo”

Según la autoridad, el foco de la industria puconina debería ser atraer nuevos mercados y apuntar al quiebre definitivo de la estacionalidad.

Por Rodrigo Vergara

Mónica Zalaquett (56) es periodista, militante de la UDI y hermana del mediático ex alcalde Pablo Zalaquett. También fue diputada por un distrito capitalino entre 2010 y 2014 y desde marzo es la subsecretaria de Turismo del gobierno de Sebastián Piñera. Y en ese contexto estuvo en Pucón para exponer en una sesión del denominado Parlamento Andino realizada en Pucón. Esta última organización la componen parlamentarios de cinco países de la región y la idea, según lo que se lee en su página web, es apoyar a los países miembros (entre los que se encuentra Chile) en procesos legislativos que los pudieran afectar de alguna forma.

Y bueno, en Pucón, el tema fue (no podía ser otro) el turismo. Y la subsecretaria Zalaquett fue una de las expositoras. En su alocución mostró una visión general de la industria turística en Chile y sus palabras incluyeron números y las potencialidades de cada una de las zonas de interés en este negocio. Luego de eso se dio unos minutos para hablar con La Voz… y aterrizar a lo local, un tanto, su mirada país.

— ¿Se puede compaginar el desarrollo turístico a gran escala y el desarrollo social y la proyección ambiental, tomando en cuenta las dificultades que le ha traído este desarrollo a los puconinos (lago saturada y ciudad con capacidad superada en verano principalmente)?
“De todas maneras, porque para nosotros, nuestro énfasis y uno de los pilares es la sustentabilidad y para eso tenemos que trabajar muy de la mano de los alcaldes. Ustedes tienen aquí a un alcalde tremendamente comprometido. No sólo con el desarrollo del turismo, sino que, con el desarrollo del turismo sustentable, lo que ayuda mucho, porque son las autoridades locales las que nos van a ayudar también a que ese desarrollo vaya de la mano de la sustentabilidad. Nosotros tenemos que lograr romper la estacionalidad. Indudablemente acá hay saturación (en el pueblo) enero y febrero, pero el resto del año no. Acá el desafío es comenzar a romper la estacionalidad y para eso necesitamos promover otros productos turísticos”.

Espacio Disponible

— En ese contexto de quiebrar la estacionalidad, el desarrollo de la segunda vivienda ha sido importante y para algunos es un problema, sobre todo con un plan regulador de mediados de los 90…
“Eso es un importante. Muchas veces se van quedando atrás algunas herramientas y ahí hay que hacer un trabajo para actualizarlas, porque el mundo está cambiando mucho más rápido que las legislaciones, las leyes o las herramientas que se están utilizando”.

— ¿Y podría la subsecretaría que usted dirige participar en este proceso de nuevo plan regulador que está en marcha?
“Lo que pasa es que Pucón es una Zona de Interés Turístico (Zoit) (decretada por Ley en 2017). Entonces lo importante es que la Zoit pueda conversar con otros motores de la economía también. Hay que revisar y yo tendría que hacer una mesa de trabajo con Pucón. Ver la realidad de lo que está pasando y ofrecerles todo el apoyo técnico que sea necesario para garantizar esa sustentabilidad en el tiempo”.

— ¿Y cuál es su opinión sobre el fenómeno de la segunda vivienda? Acá es más bien dividida, hay personas, como el diputado Sebastián Álvarez, que lo señaló en una entrevista acá, que creen es algo negativo porque arruina el negocio de hoteles, cabañas y restaurantes…
“Creo que el desarrollo en toda índole de cosas genera nuevos desafíos. Y tenemos que hacernos cargo de los nuevos desafíos. O sea, en la medida de que los países tienen mayor bienestar empieza a abrirse la opción de la segunda vivienda. Antes, la segunda vivienda la podían tener muy poca gente. El país ha ido progresando, existen los créditos. La gente tiene la posibilidad de tener una segunda vivienda y no creo que esté mal tenerla. Pero eso tiene que ser un producto totalmente distinto, porque esa persona que viene a pasar sus vacaciones a su segunda vivienda consume en un restaurante, hace rafting, sube el volcán. No lo tenemos que mirar con miedo”.

— ¿Pero qué debería hacer la industria local de hoteles y principalmente cabañas que podrían sentirse afectados negativamente por este fenómeno?
“Hay una cosa. La segunda vivienda no tiene por qué ir en desmedro del turismo. Porque esa persona que viene a quedarse en su segunda vivienda consume y activa la economía local. Nosotros tenemos que mirar y promover otros mercados porque no todo el mundo va a tener su segunda vivienda, porque hay otro segmento de la población, tanto chilena como regional y del mundo que nosotros tenemos que atraer a Pucón y esos se van a alojar en los hoteles, en los hostales y en las cabañas. Tienen que convivir y así conviven en todas partes del mundo. El desafío que nosotros tenemos es generar más turismo porque si miramos el porcentaje de gente que tiene segunda vivienda, en cifras es menor. Lo que nosotros tenemos que lograr es atraer a ese turista que todavía no viene al destino. Pero el destino tiene todas las características para que nosotros los atraigamos”.