Accesos difíciles complican trabajos en incendio en la zona de casas de Bachelet y Piñera en Caburgua

Fuego partió en una vivienda de veraneo y se extendió por media hectárea en un área cercana al Parque Nacional Huerquehue. Al cierre de esta edición, se había declarado alerta amarilla, aunque el fuego estaba contenido, pero no controlado.

Un equipo de La Voz… estuvo en el lugar donde partió el fuego. La casa quedó destruida completamente.

La situación fue compleja, pero pudo ser peor. Eso, por que la alerta dada por el fuego en la costa oriente del Lago Caburgua, específicamente en la quebrada de Renahue, generó una serie de movimientos de voluntarios de bomberos, brigadistas de Conaf, aviones y helicópteros. Y el fuego, además estar en una zona de profundas quebradas y bosque nativo, se hacía difícil combatirlo por lo complejo del acceso. En vehículo sólo era posible acercarse hasta cerca de dos kilómetros de la zona crítica, por lo que la alternativa aérea o acuática era lo más recomendable. A eso hay que sumarle que las llamas estaban en un área muy sensible por ser la zona donde se ubican las casas de la ex Presidenta Michelle Bachelet (a aproximadamente dos kilómetros del siniestro) y del actual mandatario Sebastián Piñera (a unos seis kilómetros del punto más crítico).

Pero fueron los bomberos puconinos quienes vivieron las mayores complicaciones por el siniestro que se originó en una casa habitación. Eso porque si bien sus movimientos para llegar hasta el Lago caburgua fueron rápidos (la alarma se dio cerca de las 11:30), y ya pasados pocos minutos luego del mediodía estaban dispuestos en uno de los embarcaderos de la playa, no había logística alguna que les permitiera moverse hasta el lugar, a unos 15 minutos en lancha desde la playa. Fue así como pasaron los minutos y tras casi una hora; sólo un lanchero local de una empresa de paseos por el lago (Embarcaciones DM de la familia Delgado) tuvo la buena voluntad de trasladar a un grupo de voluntarios hasta la Quebrada de Renahue. Luego de eso, un turista bajó a su familia de su embarcación y partió con un segundo grupo de bomberos y también con un equipo de La Voz de Pucón.

Los bomberos y la gente de Conaf tuvieron que trabajar en una zona de muy difícil acceso.

En el lugar ya trabajaban dos brigadas de la Conaf, quienes llegaron en un helicóptero que fue destinado a apagar el fuego. Pero la corporación encargada de los bosques en Chile también destinó tres aviones aljibes destinados a combatir las llamas que consumían cerca de media hectárea.

De acuerdo a los datos iniciales que manejaba Carabineros, el fuego se inició en una casa de veraneo de dos pisos de propiedad de la familia Lira, pero que en ese momento estaba siendo alquilada. Las mismas fuentes consultadas señalan que el incendio partió cerca de las 11 de la mañana, y que en la construcción —la que se consumió por completo— estaba la asesora del hogar y un menor. Ambos fueron evacuados con prontitud lo que impidió lamentar pérdidas humanas. El fuego, según se indicó, partió en el entretecho de la vivienda.

A eso de las 17 horas (al cierre de esta edición) la Onemi decretó alerta amarilla en la zona por la accionar de las llamas, aunque desde Conaf informaron que el incendio se encontraba contenido, aunque no controlado aún. Pero debido a las condiciones climáticas favorables (con poco viento), se esperaba una pronta extinción. Eso, aunque señalaron que no se confiaban del accionar de un incendio con estas características. Sobre todo si estaba tan cerca de un parque nacional como lo es Huerquehue.

 

La imagen muestra el trabajo del helicóptero de Conaf.