Jefe de la delegación puconina en Paraguay: “Ellos tienen que agradecer a la vida de que les permite vivir esta experiencia”

Nicolás Fica destaca el buen comportamiento de los niños y el trabajo desarrollado por el cuerpo técnico liderado por Aldo Garrido.

Colaboración Eduardo Garrido desde Asunción, Paraguay

Puede que el fútbol sea lo más meritocrático en una sociedad subdesarrollada como la nuestra: once contra once en una cancha pareja y con las mismas reglas para todos. Y en ese contexto “todos” tienen, a lo menos, la posibilidad de llegar a lo más alto. O al menos verlo un poco más de cerca. Y eso es lo que está viviendo un grupo de 15 niños puconinos de la Sub 13 de la Escuela Nuestra Señora de Fátima, quienes participan en un torneo infantil de la Conmebol en Paraguay. Y el desafío de ellos no es menor. Enfrentar a los mejores semilleros de los clubes más importantes de sudamérica y pelearles de igual a igual en una cancha.

Y esa experiencia podría marcarlos para siempre. Eso, independiente de que sigan o no jugando o lleguen a ser profesionales. Así lo cree Nicolás Fica, del Instituto Nacional del Deporte (IND), quien está a cargo de la delegación puconina, encabezada por el director técnico Aldo Garrido (a estas alturas una institución en el fútbol local). “Ellos tienen que agradecer a la vida de que les permita vivir esta experiencia; compartir con gente de otros países; jugar y competir con otros deportistas de alto nivel. Es, sin duda, una experiencia enriquecedora en todo sentido: deportivo, personal, grupal y hasta familiar porque uno valora un sin fin de cosas que tiene el día a día y quizás uno no se da cuenta que están y cuando uno está lejos de la casa, uno se da cuenta que son valorables desde el punto de vista social y educacional”, dice.

Fica, explica además, que hay que mantener el contexto de que los niños puconinos, casi en su mayoría, pertenecen a una escuela de fútbol municipal y representan a un colegio; pero que en la competencia se enfrentan a las mejores divisiones inferiores de equipos profesionales de sudamérica. Es decir, es otro nivel: “Ellos compiten con clubes deportivos con Internacional de Porto Alegre, Independiente de Argentina, América de Cali, entre otros. O sea, clubes deportivos profesionales que entrenan todo el año, todos los días de la semana y tienen competencia los fines de semana. Entonces, el nivel competitivo está en uno, dos o hasta tres puntos de diferencia. Entonces, la experiencia va a ser significativa para el grupo. Se va a consolidar una muy buena base que tiene Pucón y que tiene que potenciar para que la comuna siga teniendo este tipo de resultados y los chicos sigan teniendo la opción de representar a la comuna en la región y por qué no al país en otra oportunidad”.

El funcionario del IND destaca además el comportamiento de los niños en el período de competencia en Paraguay. También valora la responsabilidad y profesionalismo del cuerpo técnico. “Sabemos que si la cabeza anda bien, el cuerpo va a andar bien. Y en este caso, la cabeza son los profesores y el cuerpo son los jugadores, pero la responsabilidad y el compromiso que han adquirido los mismos chicos en esta competencia ha sido gratificante porque no me han presentado ningún problema. Hemos sido una delegación súper respetuosa y responsable. hemos sido constantes en el tema de la responsabilidad y respeto al compañero y al rival”, señala Nicolás Fica, quien destaca la unión permanente del grupo y el trabajo del cuerpo técnico: “Los chicos valoran dónde están, y valoran este tipo de experiencia”.

Nicolás Fica finaliza al señalar que en Paraguay, los jóvenes puconinos son tratados como deportistas de elite. Es decir, tienen la alimentación balanceada, el descanso reglamentado con horas de sueño determinadas, atención kinésica y física de primer nivel. Es decir, por el período que dure la competencia (se acaba el dos de febrero) están en la cúspide del fútbol sudamericano.