Cadáver encontrado no pudo ser reconocido: las pericias indicarán si corresponde a “Condorito”

Cuerpo, que se encontraba en un segundo piso, presentaba un avanzado estado de descomposición. La PDI estima en 20 días aproximadamente la data de muerte.

Hasta el lugar del deceso llegaron desde Temuco la PDI y el Servicio Médico Legal.

Sólo mediante peritajes se podrá definir fehacientemente si el cuerpo encontrado durante la mañana de este miércoles corresponde, efectivamente, a Manuel Francisco Águila (73); popular personaje puconino, más conocido como “Condorito”. Esto, pese a que todos los indicios apuntan a que los restos hallados en el segundo piso de una casa ubicada en Ansorena casi al llegar a Variante Internacional, pertenecen al hombre conocido por su afición a las malas palabras y su odio parido a todo lo que oliera a comunismo.

Si bien las alertas se habían levantado a principios de semana por la notoria ausencia de Águila en las calles puconinas, fue sólo este miércoles que la búsqueda iniciada por la División de Seguridad Ciudadana de la municipalidad dio frutos. Esto debido a que los datos que indicaban que Águila frecuentaba la vivienda, en la que —según testigos— se juntaba con otras personas a beber, parecieron ser certeros. El punto es que cuando Carabineros logró ingresar a la casa, que estaba habitada por un adulto mayor (también con problemas de alcohol), no tardó en dar con el cuerpo de una persona (también de la tercera edad). El fallecido estaba sentado sobre una cama. Su estado indicaba varios días de muerto (en principio 20 según la PDI). Y por el avance de la descomposición era imposible reconocerlo. El piso de la vivienda estaba, según quienes lo vieron, lleno de botellas y cajas de vino.

“Según lo que se trabajó en el sitio del suceso con la Brigada de Homicidios y el Laboratorio de Criminalística de la PDI de Temuco, hay un cuerpo de una persona adulta en el segundo piso de esta propiedad y lleva varios días fallecida. Según la apreciación de la PDI más de 20 días”, explicó el fiscal Carlos Contreras, quien llegó hasta el lugar del hallazgo. Sobre la identidad del cuerpo y la posibilidad de que sea Águila, Contreras señaló: “No se puede confirmar la identidad por el estado en que se encontraba el cuerpo. Estaba en un estado de descomposición y con mucha afectación de la fauna cadavérica. No es posible inferir a esta altura de qué persona se trate. Habrá que hacer las pericias respectivas. Todo pareciera indicar que pudiese ser, pero no se puede confirmar”.

En todo caso, la estimación preliminar del tiempo de fallecido podría no ser tan exacta. Esto por las altas temperaturas de febrero que pudieron acelerar el proceso de putrefacción. Es decir, la data de muerte podría ser menor.

Por lo pronto la PDI trabaja en buscar a parientes directos de Francisco Águila para tomarles muestras comparativas en eventuales análisis de ADN. También se podrían tomar muestras dentales. Está descartado, por ahora, lo de las huellas dactilares. Esto, por el estado de la piel.

Según trascendió durante el día, de ser efectivamente Francisco Águila, la municipalidad correría con todos los gastos del sepelio y se planea hacer, también, una ceremonia religiosa para que el pueblo lo despida en el evento que se confirme que el cuerpo efectivamente corresponde al popular “Condorito”.