Inauguración del Festival del Chocolate estuvo marcada por protesta contra hidroeléctrica Llancalil

Organizadores de la actividad esperan superar los números del año pasado que indican que asistieron más de seis mil personas. 

Detrás de las autoridades y mujeres participantes del evento se puede ver la estructura del volcán de chocolate que será repartido este martes.

El aviso comenzó a llegar por whatsapp la tarde del viernes. La idea era convocar una manifestación pública justo a la hora de la inauguración de la “VI Versión del Festival del Chocolate Pucón 2019”. Todo esto, por la aprobación de la hidroeléctrica en Llancalil materializada , apenas, este jueves. O sea, el tea estaba candente. Más aún si se supo que estaban invitados algunos secretarios regionales ministeriales (seremis) que dieron luz verde al cuestionado proyecto. Por los representantes de los ministerios no llegaron (tal vez alertados de la manifestación), pero la ruidosa protesta se hizo igual. 

Así las cosas, sólo minutos antes de la inauguración del festival y su volcán de chocolate, el alcalde Carlos Barra se dirigió hacia los manifestantes, tomó un magáfono, dio un discurso que finalizó con la llamativa frase: “¡La central no se construye mientras estemos vivos nosotros…!”. Y fue en ese momento que los aplausos, las rechiflas y las bocinas se unieron en una extraña mezcla de aprobación y rechazo.

El punto es que luego de eso, Barra y sus asesores se dirigieron hacia el interior del gimnasio municipal en donde se desarrolla la muestra que reúne a 38 stand de diferentes empresas y emprendimientos locales y regionales dedicados al chocolate. “Cada día que amanece tiene su propio afán y sus propios matices y hay que atender a todas las expresiones de la ciudadanía y por eso estamos tranquilos. Pero ahora estamos abocados en celebrar la inauguración de la fiesta del chocolate. El volcán del chocolate más grande del mundo que en el mes de julio se celebra y se recibe a los turistas con una expresión del trabajo de las mujeres de Pucón”, sostuvo el alcalde luego de la inauguración.

El presidente de la Cámara de Turismo de Pucón, Eugenio Benavente, comentó que, a su juicio, la inauguración no estuvo marcada por la manifestación en contra de Llancalil, sino que fueron dos actividades paralelas. “Hubo dos actividades distintas paralelas que no creo que tengan que ver una cosa con la otra. Para nada. Lo que hizo la gente por Llancalil, de cierta forma y está bien, era aprovecharse de la prensa y de las autoridades que iban a venir a la fiesta del chocolate para que su manifestación cobrar más sentido”, argumentó el dirigente gremial.

Sobre el evento mismo Benavente señaló que esperan superar los números del año pasado en el que recibieron más de seis mil visitas contabilizadas: “Pensamos nosotros que este año podrían ser más. Hay más expositores y estamos un poquito más diversos. Incluimos otra gente que no tiene nada que ver con el chocolate”. 

El punto cúlmine de la fiesta será este martes 16 de julio entre las 16 y las 17 horas cuando se rompa y se reparta el gigantesco volcán de chocolate. Cada bolsa pequeña con un poco de chocolate tendrá un valor de $2.000. La entrada al evento tiene un costo de $500 para los adultos y los niños entran gratis.