Volcán en alerta amarilla: municipalidad intensifica información a turistas para que respeten restricción al cráter

Autoridades restringen acceso hasta 500 metros de la cima del macizo. Centro de esquí funcionará con normalidad.

(Fotografía Rodrigo Navarro)

La Oficina Nacional de Emergencia (Onemi) declaró alerta técnica amarilla para el Volcán Villarrica. Esto, debido a la información del servicio Nacional de Geología y Minería (Sernageomin) y el Observatorio Vulcanológico de los Andes del Sur (Ovdas) que indica que la actividad del macizo está por encima de sus niveles de base. 

“Se ha elevado el nivel de alerta técnica a Nivel Amarillo, comprendiendo variaciones en los niveles de parámetros derivados de la vigilancia que indican que el volcán está por encima de su umbral base y que el proceso es inestable, pudiendo evolucionar aun aumentando o disminuyendo esos niveles, por ende una erupción probable, se podría desarrollar en un periodo de semanas o meses”, se lee en el informe de la Onemi, el que agrega: “Se informa que la actividad observada durante las últimas semanas estaría relacionada con obstrucciones parciales en la parte superior del conducto del volcán. Lo anterior ha implicado explosiones menores de carácter cuasi-permanente, generadas por la dinámica del lago de lava cercano a la superficie y controladas principalmente por procesos de desgasificación”.

La recomendación de las autoridades es que se restrinjan los accesos hasta 500 metros del cráter. Por lo mismo, desde la municipalidad de Pucón, indicaron que se intensificará la entrega de información en las agencias de turismo y en la caseta de Conaf para indicarles a los turistas sobre la restricción. Con todo, el llegar al cráter quedará supeditado a la conciencia de cada guía.

“El aumento del tremor significa que hay una aumento de la actividad del lago magmático. Eso ha significado que se confirma la expulsión de elementos piroclastos que podrían generar un accidente. Bajo esa premisa, la preocupación de la Onemi es asegurar que la gente esté informada y que la gente que ascienda al volcán lo haga hasta una zona segura. ¿qué significa eso? No llegar hasta más allá de los 500 metros del cráter, ya que posterior a esos metros podría caer algún elemento sobre los turistas, generando un accidente”, explicó el administrador municipal Rodrigo Ortiz.

El centro de esquí, en todo caso, seguirá funcionando con normalidad: “El centro de esquí sigue funcionando en forma normal. No existe ningún riesgo para la comunidad ni para quien haga uso de estas instalaciones”.

A fines de julio el volcán también presentó un aumento de actividad, pero en esa oportunidad las autoridades decidieron mantener la alerta en verde.

 

*Nota de la redacción: para revisar el informe de la Onemi, haga click aquí.