Consumo de drogas: no ser como la avestruz

En las últimas horas fuimos golpeados por la noticia de un eventual consumo de drogas al interior de Bomberos. Y, asumimos el actuar de la institución como el adecuado. Hacer la denuncia a las instancias correspondientes por la posibilidad de la existencia de delitos y, acto seguido, dar la cara a la comunidad y enfrentar la situación como corresponde: sin esconder nada y asumir que, si bien es una situación en extremo compleja y dolorosa, los altos estándares de transparencia que las personas piden de sus instituciones debe ser saldados. Y los bomberos de Pucón lo hicieron. 

Y es en ese contexto que, si bien probablemente la imagen de la institución se vea dañada (es inevitable por el impacto), los daños serán infinitamente menores como lo hubiesen sido al adoptar la postura contraria: el ocultar, esconder y tratar de que la situación pase desapercibida. Por lo mismo, es menester de la comunidad en general y de todos los que vivimos en este territorio, no meter a toda una institución en el mismo saco por el problema o la conducta errada de unos pocos (en principio 5 de 130 funcionarios).

Ahora, hay una segunda derivada del hecho: el consumo problemático de drogas en Pucón. Todos quienes conocen en algo el tema, reconocen que nuestra ciudad vive una situación compleja en este sentido. Ser una comuna enfocada en el verano, la diversión y el relajo del turismo, tiene ciertos efectos que es mejor afrontar y no ser como la avestruz que esconde su rostro en la tierra. Y el consumo problemático de drogas es uno de ellos.

Por lo mismo, desde esta tribuna hacemos un llamado a las autoridades locales y regionales para que puedan intensificar las políticas públicas que combatan este flagelo. Y desde todos los ámbitos; ya que quienes investigan tienen mucho trabajo por hacer para encarcelar a los micro y narco traficantes que envenenan a nuestros pequeños y adultos. Y también el área de la prevención temprana y del tratamiento de consumidores problemáticos. Que no se diga que no se dijo. Pucón debe enfrentar este problema y no esconder la cabeza. No somos la avestruz que se esconde. Debemos ser una comunidad que enfrenta el problema y da la cara. Como nuestros bomberos.