Municipalidad pide la renuncia a ex director del Serviu contratado pese a tener causa por violencia intrafamiliar

El alcalde Carlos Barra aclaró que Hugo Cruz no seguirá prestando servicios y aclaró que integrar al profesional apuntaba a mejorar las gestiones de proyectos en el área de vivienda. Concejal Hernández criticó la justificación.

TÉRMINO.- Se especuló que Cruz (de barba) podía seguir trabajando en el municipio hasta fin de mes, lo que fue descartado por el alcalde Barra. (Fotografía Twitter Serviu).

“A él se le pidió la renuncia y está renunciado. Ya no pertenece al municipio de Pucón”. Con estas palabras el alcalde Carlos Barra zanjó el debate luego de la consulta sobre el por qué de la contratación del arquitecto Hugo Cruz, ex director regional del Serviu, quien fue despedido de ese cargo en el gobierno luego de una denuncia en su contra de violencia intrafamiliar generada en un hecho en la que la esposa aparecía como víctima. 

El caso se hizo conocido luego de que La Voz…, revelara que el profesional estaba prestando servicio a honorarios en la municipalidad local desde febrero con un sueldo que sobrepasaba el millón de pesos. El asunto generó una amplia controversia en redes sociales, en las que se cuestionaba que Cruz esté desempeñando labores (en la oficina de vivienda), pese a que en octubre pasado, cuando se conoció el caso de violencia intrafamiliar, fue la propia presidencia de la república la que decidió que el profesional no continuara en el cargo en el gobierno regional. También los concejales Omar Cortez (DC) y Cristian Hernández (RN), se opusieron a que el cuestionado ex director del Serviu —cuyo caso en tribunales sigue abierto— prestara servicios profesionales en el municipio. Uno de ellos (Hernández), incluso lo catalogó como “penoso”.

La decisión en torno a que Hugo Cruz no seguiría prestando sus servicios en el municipio se conoció la mañana de este martes en el concejo municipal, luego de que el concejal Cortez planteara la situación en el debate con una carta, la que pese a no ser leída al momento de la correspondencia, el edil igual se dio maña para traerla a colación en medio de una presentación de la encargada de vivienda, Verónica Castro. Cuando esto sucedió, el alcalde se encargó de informar que Cruz no iba más, aunque puntualizó que el profesional fue contratado con un objetivo específico que apuntaba a posibilitar la gestión de proyectos relacionados a la vivienda, donde el arquitecto —se supone— se maneja bien.

Con todo, Barra, reconoció que traer al arquitecto puso ser considerado como un “error” por los antecedentes que el hombre arrastraba. “A veces por tratar del bien común y de favorecer a muchas más familias y que avance la comuna, tú puedes cometer un error, pero tampoco es un delito”, explicó el alcalde, quien descartó que el arquitecto siga prestando funciones hasta fin de mes como se había planteado inicialmente.

Ante esto último, el concejal Hernández criticó la acción y la justificación entregada por el jefe comunal. “Aquí no hay errores involuntarios, aquí hay violencia intrafamiliar y eso no es tolerable bajo ningún punto de vista”, acotó Hernández, quien agregó: “Alguien debe hacer una revisión de los contratos antes de adquirir servicios de algún profesional, porque si fuese por alcanzar metas al costo que sea, creo que estamos dando una muy mala señal”.