Certificados de residencia

Sr. Director:

Resulta altamente ofensivo al trabajo del dirigente vecinal que las policías declaren, sin ningún asomo de vergüenza, que ellos no están tomando en cuenta los certificados de residencia para acreditar precisamente eso, la residencia de una persona en un determinado sector y comuna. Otros documentos como la licencia de conducir o el permiso de circulación evidentemente no están hechos para acreditar esa condición; la licencia dura 6 años por lo que muchos de los nuevos habitantes de la comuna no han actualizado aún la dirección. Del permiso de circulación ni hablar, se puede sacar online y en ese caso lo más simple es hacerlo en la misma comuna en la que lo ha hecho los últimos años, sea su comuna de residencia o no. Más aún, muchas personas prefieren hacer esos trámites en la comuna donde tienen su segunda vivienda como una forma de ayudar a esos municipios más pequeños.

Para bien o para mal, el documento válido para certificar residencia es el que entrega la junta de vecinos o notaría, siendo mucho más creíble el primero pues hay conocimiento mayor de quiénes viven realmente en el sector. Si hubo casos en que se entregaron mal por negligencia o derechamente a sabiendas de que se estaba incurriendo en una falta, es deber de la justicia investigarlo y sancionarlo, pero no por eso vamos a invalidar su legalidad. Entiendo que se están investigando 3 casos… ¿eso amerita titulares hasta en medios regionales? Ojalá se diera esa cobertura a otras noticias locales más importantes como irregularidades en permisos de edificación o faenas, el plan de descontaminación de nuestra cuenca o la evidente falta de mantención de la red caminos de asfalto y ripio en la zona lacustre.

Si hay algo que corregir, pues que se haga. Que se capacite a los dirigentes, que las municipalidades le den también la seriedad que corresponde a este documento legal, entregando por ejemplo un formato único y foliado a los presidentes de juntas de vecinos para poder hacer seguimiento de los documentos entregados. Lo que no puede ocurrir es que una institución decida arbitrariamente desconocer la validez de un documento consagrado en la ley que se supone ellos mismos deben hacer cumplir.

Espacio Disponible

Leonardo Rojas, presidente de la Unión Comunal de JJ.VV. Rurales de Villarrica.