Seremi de Salud dice que por las cifras ya no se justifica una residencia sanitaria en la Zona Lacustre

Gloria Rodríguez argumentó que los contagios y casos activos de coronavirus van a la baja en Pucón y Villarrica.

ENTREGA.- La imagen corresponde cuando el equipo de la municipalidad recibió el Apart Hotel del Volcán de parte de la familia Eltit para ser usado como residencia sanitaria.

Lo que para el lunes se informó como “necesario” en la portada del principal diario de la región; ya este jueves el interés es menor. Se trata de la posibilidad de una residencia sanitaria en la Zona Lacustre; la que según la seremi de Salud, Gloria Rodríguez, y de acuerdo a las cifras de contagio que han ido a la baja en Pucón y Villarrica; ya no sería tan necesaria.

“Si consideramos a la Zona Lacustre al día de hoy, en que Villarrica tiene solo cuatro casos activos y ningún caso nuevo y Pucón tiene dos casos activos y que tampoco ha presentado casos nuevos. Con seis casos activos que van tendiendo a la baja, probablemente en estos momentos no se justifique la instalación de una nueva residencia sanitaria”, explicó la seremi Ríos.

El punto es que Pucón lleva una semana sin presentar casos nuevos y se ha mantenido en los 68 positivos históricos desde que partió la pandemia. Si bien la seremi habla de dos activos, desde el Departamento de Salud Municipal (DSM) señalan que solo existe un caso en seguimiento y que el resto ha sido dado de alta médica. Villarrica, en tanto, que vivió una especie de explosión de casos en junio detuvo su nivel de contagios y desde hace seis días que no presenta pacientes con PCR positivos. 

La residencia sanitaria en Pucón fue un anhelo permanente de la DSM y, de hecho, dos empresarios locales entregaron en abril y por tres meses establecimientos hoteleros para implementar. El problema fue que nunca hubo financiamiento para implementar al menos una y pese a que, incluso, se anunció un par de veces como algo concreto; el asunto nunca prosperó.

Así las cosas, pareciera que Pucón y la Zona Lacustre pasarán esta crisis sin una residencia enfocada a recibir contagios con sintomatología leve de coronavirus y contactos estrechos. Solo el tiempo dirá si la decisión fue adecuada o no.