Pucón recibe noticia de avance a Paso 3 en plena manifestación por protocolos de destino y un verano seguro

Cerca de mil personas se congregaron en el centro de la ciudad para exigirle a la autoridad la posibilidad de abrir en la temporada estival y el próximo eclipse de diciembre en el contexto de las restricciones por la pandemia.

Fue un momento cúlmine y emotivo. Y se dio en un instante clave de la inédita manifestación de los gremios y organizaciones comunitarias. El anuncio del ministerio de Salud que Pucón pasaba a Paso 3 a partir del próximo lunes fue una especie de inyección anímica para las cerca de mil personas que se congregaron en la Avenida O’Higgins para presionar por la aplicación de protocolos de destino, un verano seguro y la posibilidad de poder trabajar los emprendimientos y tener una temporada con cierta normalidad a partir de diciembre. 

Y la noticia que implica dejar las azarosas cuarentenas de fin de semana generó aplausos, gritos y también llanto. De hecho, Néstor Fiorentini, representante del rubro gastronómico derramó algunas lágrimas en medio de la transmisión en vivo de La Voz…. “La sociedad y el pueblo lo necesitan más que nunca”, dijo Fiorentini, uno de los precursores de iniciativas que permitan visibilizar una crisis que tiene a la industria turística local en el suelo.

La actividad partió, tal como estaba previsto, a eso de las 11 de la mañana y se marcó por su colorido, pero más que eso; por el llamativo gesto de los dueños de restaurantes, hoteles y cabañas de sacar sus mesas y camas a la calle. Era una especie de símbolo que buscaba representar que las empresas salían de sus locales a buscar clientes. La mayoría de ellas sin movimiento desde marzo están, según los dirigentes, sin caja y a poco de la quiebra. “Un verano cerrado sería fatal y el tiro de gracia”, explicó uno de los representantes.

Ya en los discursos, el alcalde Carlos Barra resaltó el espíritu unitario de quienes llegaron a la manifestación. Y tenía razón. Era una escena inédita ver a los diferentes gremios, agrupaciones sociales, empleados, empresarios, dirigentes políticos y hasta incluso candidatos a la alcaldía unidos por un objetivo común: poder trabajar a pesar de la pandemia. “Esto es histórico. Jamás se había producido la unión, la alegría, el respeto y la claridad para reclamar y estamos dando el ejemplo como el único pueblo de nuestro país que se ha atrevido a decir que ha terminado la angustia, que la angustia tiene que terminar”, expuso Barra desde una tarima. El jefe comunal propuso marcar el 5 de noviembre como el día en que la gente de trabajo puconina se levantó ante la adversidad de un año crítico.

Una vez abajo, Barra se dio un tiempo para hablar con La Voz… y reiteró algunos conceptos, aunque también agregó que la labor ahora es presionar a las autoridades centrales para aplicar el protocolo de destino que trabaja la Ufro y que busca convertirse en el faro que pueda dar luz y posibilite el desarrollo económico en un contexto seguro: “Nosotros vamos a estar en lobby y reunión permanente. Dejamos abierta la posibilidad de podernos reunir y reclamar con prudencia como debemos hacerlo. Creo que aquí se abre una nueva etapa para Pucón”.

Quien también habló a la gente fue Jéssica Fernández, directora de la multigremial. Ella apuntó a que la manifestación era solo el comienzo y que probablemente debían dar una pelea en Santiago. “No hay que pedirle a la autoridad de rodillas, sino que exigir lo que es un derecho fundamental que es al trabajo para todos. Este es un virus que vino para quedarse como la influenza o como muchos otros virus en el mundo. No podemos parar la economía. El gobierno ha hecho una dicotomía entre salud y economía. Y la verdad es que van de la mano. No podemos tener salud, sino tenemos economía; y tampoco economía sin salud. tenemos que aprender a trabajar con protocolos de destino”, señaló en su discurso.

El evento, tal como empezó, terminó de manera emotiva y tranquila con la gente cantando el himno de Pucón. Siempre, eso sí, tratando de mantener distancia social y con el correcto uso de la mascarilla. Así, pasadas las 13 horas Pucón dio su primer paso a la reactivación y a un verano posible y seguro. Y así como están las cosas, podría ser la última oportunidad para una industria local que está casi en estado terminal.

Paso 3 ¿qué hacer y no hacer?