Tragedia en la Playa Grande: botero muere electrocutado en el roquerío de La Península

Ricardo Gutiérrez Sáez falleció luego de tener contacto con un cerco que, por razones que se investigan, estaba energizado. El hecho se generó al tratar de rescatar unos kayaks que se encontraban a la deriva en medio de la tormenta de este miércoles.

CERCO.- Esa es la reja que estaba con una carga eléctrica cuyo origen no está claro aún. La investigación está abierta para definir responsabilidades.

La tormenta eléctrica que se dejó sentir durante la tarde de este miércoles en Pucón, no solo trajo lluvia, truenos y relámpagos; sino que también una tragedia. Esto, porque en el sector Las Rocas de la Península en la Playa Grande de Pucón, falleció electrocutado el conocido vecino y botero de la comuna Ricardo Gutiérrez Saez (64), conocido por sus cercanos también con el apodo de “El Chiri”.

Según lo que pudo reportear este medio, los hechos se produjeron pasadas las 18 horas a los pocos minutos de iniciarse el aguacero descargó gran cantidad de lluvia esta jornada. El problema se inició cuando algunos kayakistas volcaron en sus embarcaciones, por lo que tuvieron que ser socorridos. La víctima fue una de las personas que ayudaron en esta acción que buscaba recuperar a las pequeñas embarcaciones. Gutiérrez, según testigos, caminó por el roquerío de La Península y se topó con el cerco metálico, el que por razones que aún se desconocen y es parte de la investigación, estaba electrificado

Según los espectadores que vieron el accidente, el hombre estaba mojado por la lluvia y apenas tuvo contacto con la reja quedó paralizado y nadie lo podía sacar de ahí, ya que cualquier persona que intentaba ayudarlo corría el riesgo de electrocutarse.

Personal de La Armada tuvo que ir al rescate de la víctima y lograron retirarlo desde la reja. Según testigos que presenciaron el rescate, Gutiñerrez estaba con sus pies sumergidos en el agua, lo que sumado a la lluvia, pudo haber potenciado la descarga eléctrica. 

Al sacarlo del lugar, la víctima —que aún estaba con signos vitales— recibió reanimación y primeros auxilios en la playa. Sin embargo, a las 18:30 fue declarado muerto en el hospital San Francisco, lugar al que fue trasladado en un vehículo particular que se encontraba en el lugar del accidente. Al cierre de esta edición el Servicio Médico Legal (SML) estaba en proceso de retirar el cuerpo desde el centro asistencial para llevarlo a Temuco y realizarle la autopsia de rigor.