Apoderados de Candelaria están complicados porque los niños aún no inician clases presenciales

Obras de mejoras en la escuela del sector aún están en desarrollo y no se entregarán en fecha planteada originalmente. También dudan de que se cumpla con los tiempos pactados en la ampliación de plazo. Piden un lugar alternativo.

TRABAJOS.- Los trabajos sufrieron algunos retrasos y, según explicaron en la municipalidad, se entregarán a fines de abril. Los apoderados ponen en duda ese plazo.

Según los que conocen la zona, la escuela municipal de Candelaria tiene cerca de 60 años. Y más allá de algunas reparaciones menores, necesitaba un arreglo integral. Y eso fue lo que decidió hacer la Dirección Municipal de Educación (DAEM) cuando a principios de este año el establecimiento que alberga a 36 alumnos entraría a una cirugía mayor y que todo estaría listo a principios de abril Justo para que los niños vuelvan a clases presenciales luego de dos años de pandemia y educación a distancia. Pero parece que los tiempos no cuadran. Al menos eso es lo que reclaman algunos padres, quienes señalan que las obras están demoradas y que los niños están perdiendo tiempo sin clases presenciales. 

Así al menos lo expresa Paulina Rojas, presidenta del centro de padres de la escuela de Candelaria, quien aboga para que las autoridades municipales les habiliten otro lugar físico para que los niños vuelvan a la sala presencial. “Al principio era para el diez de abril que entregaban la escuela, pero dadas las circunstancias pidieron aplazarlo. Y nosotros ahora necesitamos un plan de emergencia para ver si los niños van a poder tener clases presenciales en otro lugar. Eso es lo que estamos pidiendo”, señaló la apoderada, quien aclaró que recién este viernes los pequeños retomarán la enseñanza de manera telemática: “Estamos pidiendo que nos den un lugar provisorio para tener clases presenciales y que los niños no pierdan”.

La apoderada, quien vive en el mismo terreno de la escuela, dice que el atraso en las obras es evidente y duda de que los trabajos estén listos para el 24 de abril, fecha que quedó instaurada como plazo final para las obras que tienen un costo cercano a los $150 millones: “Están muy atrasados y no creemos que esto va a estar listo para el 24 (de abril) a no ser de que los maestros sean muy intensos; aunque tampoco queremos que se haga rápido y mal. Queremos que quede bien terminado. Nosotros creemos que en mayo van a poder entrar los niños”.

Desde la dirección de Educación señalaron que están deseosos de que les entreguen luego el establecimiento y que, por ahora, los niños están siendo atendidos de manera telemática. Aclararon, además, que la fiscalización de las obras las tiene la Dirección de Obras Municipales (DOM). Desde esta última unidad señalaron que el retraso original se debió a que hubo algunas modificaciones en el proyecto; además de los cortes de luz del verano. En todo caso, dicen estar confiados en que los trabajos se entreguen el próximo 24 de abril.