Connect with us

Actualidad

Turismo de compras: más de 30 mil vehículos han cruzado hacia Argentina por Mamuil Malal entre enero y abril de este año

Publicado

en

  • Desde la Cámara de Comercio de Junín de Los Andes dicen que el flujo se ha duplicado. Ejecutiva de supermercado de la misma ciudad asegura que reciben en promedio unos 150 chilenos por día. Algunos de ellos algo impacientes y llegan sin entender bien el cambio de moneda. 

Las largas filas en la aduana, que partieron en Semana Santa, y los reclamos de los usuarios a través de las redes sociales son pan de cada día. Y más allá del permanente intercambio que se vive entre ambos lados de la cordillera, el fenómeno del cruce de nacionales por el paso Mamuil Malal para realizar compras ha sido recurrente en los últimos meses. Esto, por lo conveniente del cambio que permite, en algunos casos, pagar productos hasta por un tercio menos de lo que se encuentran en los supermercados puconinos. 

Según las cifras publicadas por el Servicio Nacional de Aduanas, entre enero y abril de este año ya han cruzado 30.577 vehículos particulares (no se cuentan buses o camiones de carga) hacia Argentina por Mamuil Malal. Estos son 7.197 más que en el mismo período de 2019, el año previo a la pandemia que frenó en seco el flujo hacia el otro lado de Los Andes. Si se desglosa por mes se tiene que en enero de este año cruzaron 8.079 autos, en febrero lo hicieron 9.967, en marzo 5.910 y en abril 6.621. Desde mediados de marzo, por cierto, con un horario restringido que mantiene abierto el paso solo hasta las 17 horas. 

Según lo que cuenta Priscila Aigo, administrativa del supermercado Diarco, mayorista de Junín de Los Andes, son en promedio cerca de 150 chilenos por día que llegan hasta las dependencias del local para hacer compras de abarrotes. Asegura que por ahora no han presentado problemas de desabastecimiento y tampoco está contemplado poner horarios diferidos para la atención de los extranjeros provenientes, principalmente, de la Zona Lacustre de La Araucanía. 

“No hemos tenido problemas en el sentido de stock; lo que sí es que las góndolas quedan vacías, pero se puede reponer lo más rápido posible. En el día puede que queden vacías, pero al otro día ya vas a encontrar mercadería puesta nuevamente, porque nos organizamos para eso, para que la gente al otro día la gente que venga a comprar tenga la mercadería lista para realizar sus compras”, cuenta la ejecutiva del supermercado juninense. 

Sobre el fenómeno de los chilenos comprando, Priscila Aigo dice que esto comenzó a vivirse ya en el verano y fue en aumento con el correr de los meses: “Esto lo empezamos a vivir en verano, no tanto, pero sí venían chilenos a la hora de la siesta, principalmente, los sábado. Después ya se empezó a disparar. Pasó un mes o dos y se nos llenaba el supermercado de chilenos”.

Sobre cómo son los chilenos que llegan al supermercado, Aigo señala que son algo desordenados y que no siempre llegan con la claridad del cambio de monedas. A veces, suelen andar con mucho apuro y no siempre reaccionan bien ante los problemas con los que se encuentran. “Algunos vienen muy amables, pero otros vienen demasiado apurados y pretenden que los atiendan ya, lo que no siempre se puede porque a veces hay mucha gente. Nosotros tratamos a todos por igual, ya sean argentinos o chilenos y esperamos que hagan la fila y respeten los lugares”, acota.

Quien también se refirió al tema fue Michelle Eyherabide, directora de la Cámara de Comercio de Junín de Los Andes; quien valoró positivamente la presencia de chilenos en estos verdaderos “tour de compras”. “Lo que más acomplejiza es el tema de la disponibilidad en las góndolas de productos de primera necesidad; mientras tanto y esto es cierto, los restaurantes trabajan, los hoteles trabajan y realmente eso genera una circulación de moneda en nuestra comunidad. De esta manera, un perjuicio relativo (que escaseen productos) también significa una ventaja. tenemos que aprender a vivir con eso y aprovechar buenamente del mismo modo que aprovecha Chile cuando venimos nosotros a comprar muchas cosas”, cuenta Eyherabide a LVP, quien agrega que el flujo de chilenos, prácticamente, se ha doblado en los últimos meses.

Límites e impuestos

Todos quienes viajan a comprar productos a Argentina deben tener en consideración lo siguiente. Existe un beneficio que se llama “Franquicia Viajero”. En ella se incluyen una serie de productos (revisar web) que se permiten ingresar sin declarar, ni pagar impuestos. Entre ellos se incluyen hasta US$ 300 en regalos. Entre los artículos de uso personal se debe tener en cuenta que estos no deben ser en cantidades que excedan el uso y necesidades ordinarias del viajero. De lo contrario se tomarán como comercial. Por seguridad se deben guardar las boletas de compras si es que las piden y hay que tener en consideración que en la aduana es probable que se tome el valor del dólar oficial en Argentina que es más bajo que el denominado “dólar blue” o “dólar turista” que es el cambio que se realiza en las casas de cambio o en los comercios. Por lo mismo, al hacer la conversión, los montos de compra suben y pueden quedar afectas a impuestos.

Comenta la noticia

Metanoia TV