Pedro Devaud en el Rally Mobil: “La verdad es que no tengo margen de error”

El deportista tuerca puconino se dio un tiempo para hablar con La Voz… a pocas horas de comenzar su participación en la fecha que se corre en Frutillar.

Por Rodrigo Vergara

Cuando al puconino Pedro Devaud (27) se le consulta cuáles son sus expectativas para la tercera fecha del Rally Mobil que se corre este fin de semana en Frutillar, sin dudar, ni pensarlo mucho responde: “ganar”. Sin excusas, sin justificaciones y sin la autocompasión tan propia del deportista chileno. En ese “ganar” no importa que corra con neumáticos usados cada fecha, que no tenga los repuestos necesarios para cada parte trascendental del Peugeot que conduce. En resumidas cuentas, la excusa de que corre con la mitad del presupuesto que usan otros pilotos de renombre, simplemente no existe. Para Pedro Devaud el fin es uno: ganar. Y no hay argumentos en contra para ese fin. Al menos para él.

Y algunas horas antes de iniciar su participación en la categoría N3 de la tercera fecha de la tradicional prueba tuerca chilena se da el tiempo para hablar con La Voz…. Y sus convicciones son claras. “Hay que ganar el rally. Es una carrera súper complicada. El camino es como una montaña rusa que sube y baja todo el rato. Es muy rápido. Prácticamente todo en quinta o en cuarta (se refiere a las velocidades). Y los ciegos (las protuberancias en el camino que impiden ver lo que viene) no necesariamente son rectas. Hay harto barranco. Es un rally en el que si uno comete un error no perdona y el auto lo dejarías realmente destruído”, explica desde el otro lado de la línea telefónica. Devaud agrega: “Creo que va a ser una carrera muy conservadora”.

 

— Tu equipo tiene menos recursos de los que manejan otros equipos ¿te sientes en desventaja por eso?

Espacio Disponible

“Sí. Estamos en desventaja, pero es algo que sabemos y si me dijeran ‘quieres correr, pero tienes que largar último’ yo corro igual. No es un problema al momento de correr, pero si se nos presentan problemas es muy probable que tengamos que abandonar y no tengamos cómo recuperar un auto. Hay equipos que tienen un auto desarmado completo y que tienen muchos repuestos. O compran 10 ó 12 neumáticos nuevos que se permiten por carrera y yo solamente voy con neumáticos usados y voy eligiendo los mejores que tengo. Esas son un poco las diferencias que hay, pero no es un tema. Entre estar y no estar, nosotros estamos”

 

— ¿Y cómo manejas esas diferencias? ¿Cómo tratas de que esas diferencias no se manifiesten al final en los resultados, porque generalmente tú tienes buenos resultados?

“Solamente ando mi ritmo con Diego (Cárdenas, su navegante). Con lo que está a nuestro alcance y el resto está bien”.

 

— Pero al parecer lo que está a tu alcance es bastante por los resultados que tienes…

“Sí. La verdad es que no tengo margen de error. Si llego a cometer algún error probablemente tenga que abandonar la carrera”.

 

— ¿Cuánto dinero necesitarías por carrera para estar al nivel económico de los otros competidores?

“Es complicado porque no hay un precio establecido o algo. Nos faltan muchas cosas. Yo quisiera poder contar con neumáticos nuevos para todas las carreras que es algo que no tenemos en este momento y es algo que se manifiesta directamente con el resultado porque el auto no anda de la misma manera con neumáticos nuevos que con neumáticos usados. Básicamente me gustaría eso. Contar con neumáticos más allá de tener un auto entero desarmado afuera”.

 

— ¿Y cuál es tu techo en esta actividad? Porque pese a los pocos recursos y limitaciones económicas, generalmente se te ve con buenos resultados.

“Me gustaría seguir haciendo experiencia acá en el Rally Mobil que es un campeonato nacional que tiene muy buenos pilotos. Hay pilotos de argentina que vienen a correr y, prácticamente, nunca ganan los pilotos de afuera porque los caminos que tenemos en Chile son muy técnicos y muy difíciles y eso ha hecho que los pilotos se desarrollen de muy buena manera. Que sean muy buenos acá en Chile. Entonces quiero poder seguir haciendo experiencia en el rally acá porque yo soy piloto de pista. Este es mi segundo año en el rally y para ver más adelante si puedo proyectar una carrera afuera o hacer alguna carrera en el Mundial, ya que probablemente el Mundial va a tener sede en Chile el próximo año. Entonces la idea sería apuntar a eso. Hacer una participación en el calendario mundial”.

 

“Si se nos presentan problemas es muy probable que tengamos que abandonar y no tengamos cómo recuperar un auto”.

 

— Tú eres un piloto joven y eres un piloto de pista, ¿cuándo viene la proyección en pista? Corriste la Fórmula 4 en Argentina, ¿cuándo vas a la Fórmula 3 o la 2?

“El tema de las Fórmula ha pasado, en este momento, a segundo plano porque en Chile no hay categorías que se desarrollen o sean tan masivas como lo es el rally. Y en argentina, la verdad es que se puso muy difícil porque se ha puesto muy costoso y tampoco he tenido el apoyo de las marcas para ir allá porque dicen que la publicidad se queda allá. Comercialmente se me ha hecho vender el tema del rally”.

 

— ¿Y la posibilidad de salir y hacer una carrera en Estados Unidos o Europa?

“La verdad es que se ve muy lejano. Cada día más lejano. Las categorías en Europa o Estados Unidos son muy costosas. Una temporada puede costar $500 millones. Entonces, es imposible juntar ese presupuesto con auspicios. Generalmente, los pilotos que tienen posibilidades de salir es porque tienen familias con mucha espalda (económica) y tienen ese empujó o apoyo al principio. Y si les va bien, recién ahí pueden tener auspiciadores que les permiten financiar gran parte de eso”.

 

— ¿A cuánto asciende el presupuesto tuyo al año?

“$50 millones aproximadamente”.

 

— ¿Y con cuánto dinero quedarías al nivel de los mejores corredores de rally de Chile?

“Yo creo que con $100 millones?

 

— O sea estás a la mitad. ¿Y qué implicaría tener un presupuesto más alto?

“Un nuevo presupuesto significa contar con repuestos clave como cajas de cambio, parabrisas, parachoques, capós, amortiguadores, otros frenos, puertas, vidrios de repuestos. Poder hacer entrenamientos entre una carrera y otra. La verdad es que se va mucha plata en eso. Parecen pocas cosas, pero como los autos son de carrera y especiales, los repuestos también. Cualquier elemento del auto es súper costoso porque no es igual a un auto de calle”.

 

— ¿Y la posibilidad de lograr ese presupuesto existe o es muy difícil?

“Existe y estamos trabajando para eso para cada día hacernos un poco más conocidos. Hemos tenido cada vez más contactos con empresas y con marcas y eso es algo positivo. Cada vez estamos sumando algunos sponsors nuevos. Acá somos un equipo y todos somos importantes: piloto, navegante, mecánicos y sponsor. Estamos luchando en un camino difícil. Estamos haciendo el aguante”.