Tradicional sirena se quema luego de cortes de luz y Bomberos espera que CGE asuma costos de reparación

El artefacto, llegado desde Alemania en la década de los ‘50, lleva más de un mes sin funcionar en Pucón.

 

En la imagen se ve en una esquina la bobina que se quemó.

El sonido es inconfundible. Y ha marcado a Pucón desde la década de los ‘50. Es la sirena de los bomberos de Pucón, la que desde hace un mes, aproximadamente, ya no emite su sonido agudo y penetrante anunciando el mediodía o alguna emergencia en el pueblo. ¿La razón? Luego de los últimos cortes de luz a fines de febrero, una bobina se quemó y dejó de funcionar. Por lo mismo, la institución ya está en la última etapa de la reparación, aunque esperan que la Compañía General de Electricidad (CGE) asuma los costos, los que bordean los $600 mil.

Así lo cuenta el superintendente de los bomberos puconinos, Juan Carlos Aravena. “Esto es un asunto que tiene que ver con nuestras tradiciones y que es muy importante para nosotros como bomberos. La sirena no ha tocado porque producto de todos los cortes de luz que se produjeron en la comuna, fuimos a tocarla y no tocó más. Esto hace cerca de un mes, cuando se produjeron los últimos cortes de luz a fines de febrero”, cuenta el jefe máximo de los bomberos puconinos.

Aravena relata el problema se dio por las bajas y subidas de voltaje que terminaron por quemar la bobina que produce la energía para generar el sonido. Y es un especialista eléctrico de Villarrica, quien realiza actualmente la reparación: “Llevamos esa sirena con el compromiso de que sólo evaluaran qué era lo que tenía. Y la bobina, que es la original, se quemó debido a las bajas de voltaje”.

El superintendente reconoce que han tenido contactos con gente de la CGE para que sea esta empresa la que asuma el costo de la reparación, pero hasta ahora no hay nada definido con la empresa. “Nosotros decidimos arreglarlo a como dé lugar, aunque tengamos que pagarlo nosotros”, cuenta Aravena. Es decir, independiente si la CGE asume o no los costos, ellos igual la repararán porque consideran que la sirena es un elemento que es parte de la historia local y toda una tradición; pese a que en Pucón se cuenta con la tecnología para que los llamados a los incendios sean a través de sistemas de telecomunicaciones directo al personal: “Personalmente pienso que la sirena forma parte de las cosas más importantes de la comuna. Pocas comunas tienen esto y nosotros vamos a defender que la sirena siga tocando siempre”.

La sirena llegó a Pucón en la década de los ‘50. Y la trajo un sacerdote jesuita alemán desde Europa. Según los que recuerdan, el artefacto sirvió para anunciar los bombardeos a la población de la Alemania nazi.

Desde la CGE señalaron que es un tema que están analizando, pero que es necesario que la institución haga el reclamo formal mediante la plataforma que la empresa tiene dispuesta para ello.