Ex funcionaria municipal de Pucón fue condenada por cohecho

Ester Ibarra fue jefa de la Omil y, según querella del CDE, la mujer le pidió parte del sueldo a un subalterno con una discapacidad.

El fiscal de la causa, Carlos Contreras.

La ex funcionaria municipal y ex jefa de la Oficina Municipal de Intermediación Laboral (Omil), Ester Ibarra González fue condenada por cohecho en una causa que se originó el año 2013 y en la que, incluso, se hizo parte el Consejo de Defensa del Estado (CDE). De acuerdo a los datos que están en la querella de esta última institución, la mujer solicitó a Jorge Fernández Vilche, un subalterno en situación de discapacidad, la mitad del sueldo ($270.000). Esto porque, según la acusación, la ahora condenada señalaba que Fernández, por su condición, no podía cumplir la totalidad de las labores.

“Durante el mes de mayo de 2013, la imputada Ester Ruth Ibarra González, funcionaria a honorarios de la municipalidad de Pucón, encargada del Programa de Educación de Adultos y de la Oficina Municipal de Intermediación Laboral (Omil), le solicitó al funcionario administrativo de dicha oficina municipal y subalterno Jorge Enrique Fernández Vilchez que le entregara un beneficio económico para sí consistente en la mitad del sueldo líquido de éste ascendente a la suma de doscientos setenta mil pesos ($270.000), según ella para poder realizar las funciones que Fernández no podía realizar en atención, supuestamente, a su discapacidad física”, se lee en la querella (se puede bajar al final de esta nota). El documento agrega: “Ante el temor de perder su trabajo accedió a dicha solicitud y a fines de mayo de aquel año entregó en dinero efectivo a la requirente la suma solicitada”.

De acuerdo al CDE, este pago se repitió durante los siguientes cinco meses hasta octubre de 2013. Por lo mismo, la suma, de acuerdo a la documentación, que el subalterno entregó a su jefa ascendió a $1.620.000. Por lo mismo, la querella, la formalización y la posterior condena se configuró en el delito de cohecho. Así las cosas, la condena, de acuerdo a lo señalado por el fiscal Carlos Contreros, se logró en un procedimiento simplificado, en el que la imputada reconoció responsabilidad.

“En la audiencia de preparación de juicio oral la imputada aceptó responsabilidad y se dictó veredicto condenatorio por el delito de cohecho del Código Penal y en ese contexto, en el día de hoy, se desarrolló audiencia de lectura de sentencia en la que se condenó a la imputada a 41 días de prisión, más la suspensión de cargos (públicos) y una multa que es una cifra superior a los $800 mil”, explica el fiscal Carlos Contreras, quien aclara que la condena de presidio es remitido. Es decir, no se cumplirá tras las rejas.

El persecutor destacó, también, la labor del CDE para conseguir la condena: “Esta causa se trabajó en coordinación con el Consejo de Defensa del Estado, quienes también eran querellantes y se reunieron las pruebas suficientes para poder presentar un requerimiento en contra de la imputada y que finalmente terminó en la condena”.

Ester Ibarra trabajó en la municipalidad entre noviembre de 2003 y febrero de 2016 cuando fue despedida. La Voz…, trató de contactar a Ester Ibarra, pero no hubo resultados.

 

* Nota de la redacción: para ver querella del CDE, haga click aquí.