El incierto futuro de Heinz

El ciudadano alemán, imputado por realizar el conocido “perro muerto” en diferentes locales de Pucón y Temuco, se encuentra aún tras las rejas, pese a tener un beneficio extrapenitenciario. Simplemente no tiene a donde ir a la espera de un peritaje psicológico y no se ha contactado con la familia o autoridades de su país. Lectores de La Voz… lo ayudaron.

Las imágenes pertenecen a las cámaras de seguridad de uno de los locales en los que el hombre consumió sin pagar.

El hombre camina con algo de dificultad, tiene claras muestras de algunas complicaciones físicas y según informes previos pedidos por su defensa, está también con problemas psicológicos. Y pese a estar con un beneficio que le permite esperar el fin de su proceso fuera de la cárcel de Villarrica; aún permanece tras las rejas en la enfermería del penal y separado del resto de la población. Lo anterior, porque simplemente no tiene un lugar donde cumplir el arresto domicialiario total decretado por la Corte de Apelaciones de Temuco a fines de agosto. Se trata del ciudadano alemán Heinz Thorsten Fischer, quien fue detenido en Pucón y también en Temuco por consumir en diferentes locales comerciales y alojarse en hoteles y no pagar las cuentas. Por lo mismo, el hombre tuvo sus quince minutos de fama en la televisión y fue conocido como “El rey del perro muerto”.

Pero su futuro judicial y personal en el corto plazo es incierto. Lo último que se supo fue que el tribunal rechazó la solicitud de la defensa del europeo de revisar la prisión preventiva. Pero el rechazo fue más bien de forma. Eso, porque según se acredita en el archivo virtual de la causa, en los hechos no está en prisión preventiva, sino que con arresto domiciliario total.

En paralelo, Heinz Thorsten tiene una hora programada para el próximo 30 de septiembre a las 14:30 para un análisis psicológico en el Servicio Médico Legal (SML) en Temuco. El objetivo es clarificar el estado mental del imputado y si es imputable o no. Sobre el tema, ya hay un antecedente aportado por abogado defensor, sebastián Raddatz, en una audiencia previa. Según el profesional, la Defensoría local encargó un peritaje que apunta a que el alemán presenta problemas psicológicos asociados a una posible depresión y consumo de alcohol. Según explica el juez José Luis Maureira en un escrito destinado al SML, el foco de la pericia encargada al organismo técnico es pesquisar si Heinz posee algún tipo de “enajenación mental”. “El objetivo es determinar o descartar la existencia de patología psiquiátrica o enajenación mental respecto del ciudadano alemán Heinz Thorsten Fischer, si requiere tratamiento, si la patología influye o no en la capacidad de discernir la ilicitud del acto que se le está imputando”, se lee en el documento.

La idea es que este peritaje pueda estar finiquitado antes del próximo 16 de octubre, fecha de la próxima audiencia del alemán en el Juzgado de Garantía de Pucón. Esta fecha puede ser determinante debido a que, según se supo, el Ministerio Público pretende finiquitar la situación del imputado en torno a terminar con la causa a través de una condena. El caso ya agrupó las seis denuncias por estafa que pesan sobre el hombre. Luego de ello, podría hacerse efectivo el decreto de expulsión que que tramitó el ministerio del Interior y que le da un plazo de 72 horas a Heinz Thorsten para que salga del país.

En lo netamente personal, se sabe que el alemán tiene un hermano en Europa; pero que éste no ha sido contactado. Tampoco ha ejercitado el derecho a ser atendido por el consulado o embajada alemana. 

En el ámbito local, dos lectores de La Voz de Pucón manifestaron la intención de ayudarlo, lo que materializó la semana pasada cuando uno de ellos fue hasta la cárcel de Villarrica con ropa y artículos de aseo de primera necesidad. Las cosas las dejó en la guardia de Gendarmería, porque no lo dejaron ver.