El proyecto estrella de la educación técnica puconina: el restaurante-escuela a orillas del Villarrica

El Liceo Bicentenario de Hotelería y Turismo de Pucón inauguró oficialmente el local en las dependencias del ex 77 Playa.

Los estudiantes y profesores que partieron con el proyecto que habilitó el ex 77 Playa como un restaurante – escuela.

Axel Estrada (17 años) y Yerko Leiva (18) atienden a los comensales mientras repasan los conocimientos recibidos durante un año en la especialidad Hotelería. Ambos son de Pucón y estudian en el Liceo Bicentenario de Hotelería y Turismo. También son parte de un grupo de seis practicantes que laboran en el restaurante-escuela ubicado en Playa Grande, que este martes celebró su ceremonia inaugural, aunque ya funcionaba desde el pasado 13 de enero. 

El lugaren rigor el local que albergó al ex 77 Playa— abrió sus puertas tras una inversión de 20 millones de pesos, que contempló la construcción de servicios higiénicos públicos para Playa Grande. Diariamente atienden alrededor de 50 personas y han sido anfitriones de eventos culturales organizados por el Departamento de Cultura de la municipalidad y de la Universidad de la Frontera.

Previo al corte de la cinta, a cargo del alcalde Carlos Barra, las autoridades presentes disfrutaron de un almuerzo elaborado por dos practicantes de la mención Cocina, dirigidos por el chef Ernesto Cornejo. Y fueron atendidos por los cuatro practicantes del Hotelería. El equipo del restaurant-escuela se complementa con dos maîtres o jefes de garzones, el chef y el coordinador.

Proyecto pionero para profesionalizar

El alcalde Barra informó a La Voz… que la meta es desarrollar para Pucón un restaurante de gran prestigio, que genere ingresos propios y permanezca abierto incluso fuera de la temporada de verano: “Queremos que puedan desarrollar un buen negocio, con utilidades que quedan para la enseñanza de su propia educación y que funcione todo el año”, expresó. Y resaltó: “Tenemos conocimiento de que Pucón es la única comuna en Chile que tiene un liceo-hotelería con escuela de práctica”.

Por su parte Alfonso Fuentes, encargado del restaurante, resaltó la importancia del espacio. “Lo que rescato de este proyecto es la innovación. No existe otro restaurante municipal abierto al público con fines didácticos En la educación está el cambio del país. La educación cambia la vida de los chicos, sobre todo en aquellos que están en un nivel de vulnerabilidad”, acotó Fuentes. 

La práctica incluye innovación y superación

Carlos Saavedra (18) vive en Caburgua y es practicante ayudante de cocina. Cuando habló sobre su práctica expuso que ha aprendido mucho, especialmente a superar tensiones. “Lo más común es que uno se estrese. Pero al final sale todo bien porque ahí están tus compañeros que te apañan y que te ayudan. Ya soy experto en la preparación del gratín de papa, me lo sé de memoria porque fue mi primera receta”, explicó. 

Su jefe de cocina, el chef Ernesto Cornejo, resalta que él no es un profesor: “La idea del restaurante es entregar una experiencia práctica a los chicos. No darles clases, sino sacarlos de la zona de confort. Ponerlos en la cancha. Que sepan cómo es el mercado laboral, con todo lo que significa, el estrés incluido. 

Como muchos restaurantes de Pucón, este restaurante-escuela ofrece una carta con carnes, pero tiene su especialidad: los sandwiches. “Los ofrecemos tradicionales y especiales. Estos últimos son nuestro producto estrella. Tienen nombres de volcanes (Quetropillán, Rucapillán y Lanin). Van envueltos en una masa de pizza a la piedra, con ingredientes de calidad (lomo liso, champiñones, rúcula, etc.) y una buena porción de papas fritas”, describió el chef. 

Los estudiantes entrenados en el restaurante-escuela son seleccionados de acuerdo a su promedio. En el caso de Yerko Leiva, por ejemplo, fue gracias a su puntaje de 6.4 puntos. Quienes conocer el trabajo que se desarrolla pueden visitarlo a partir de la 1 pm.