Proyecto de nuevo casino debe ingresar al sistema de evaluación ambiental

La resolución, aunque es apelable, podría demorar aún más la materialización de las obras. Corte, en tanto, comenzó tramitación del recurso de Sun Dreams por cambio de ubicación del proyecto.

Esta es la maqueta del nuevo proyecto de casino. La obra tiene un costo cercano a los US$17 millones.

El Servicio de Evaluación Ambiental (SEA) de La Araucanía definió que el nuevo proyecto de casino que la empresa Enjoy debe, necesariamente, ingresar al Sistema de Evaluación e Impacto Ambiental (SEIA). Esto es una resolución marcada con el número 93 del 21 de febrero de 2020. El tema no es menor, debido a que —de acuerdo a las fuentes consultadas— la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) podría tomar varios meses y, por cierto, retrasar el proceso de construcción. El punto es que la empresa Enjoy corre contra el tiempo debido a que tiene un plazo acotado (dos años extendible a uno más) para tener su proyecto en funcionamiento. La fecha límite apunta a junio de 2021, ya que se toma desde que se aprobó la concesión en junio de 2018.

Ahora, la posibilidad para la empresa operadora del principal centro de juegos de la zona lacustre pasa por ingresar un recurso para revisar la resolución del SEA. Lo anterior podría ser factible de revertir al tomar en consideración que el proyecto inicial de la empresa, a un costado del Gran Hotel Pucón, no fue considerado para ingresar al sistema. Es decir, hay antecedentes que podrían ayudar a “dar vuelta” la resolución del SEA. Ahora, la compañía casinera también podría considerar iniciar las obras si logra obtener un permiso de construcción y sin la RCA, ya que la normativa exige esta última solo para la recepción final; aunque dependerá de la interpretación que de la Dirección de Obras Municipales (DOM) en torno a si se puede iniciar la construcción sin tener zanjado el tema medioambiental. De ingresar al SEIA es probable que la empresa opte por una declaración de impacto ambiental (DIA) antes que un estudio de impacto ambiental (EIA). El primero, por cierto, tiene una tramitación menor y demora menos tiempo.

Recurso

Pero no es el único flanco que tiene la empresa para materializar la obra. Eso, porque la Corte de Apelaciones de Santiago inició la tramitación del recurso que la empresa Sun Dreams interpuso en contra de la Superintendencia de Casinos y Juegos (SCJ) por la resolución de esta última que permitió a Enjoy cambiar la ubicación inicial del proyecto, el que estaba, inicialmente, zanjado a un costado del Gran Hotel Pucón y que luego fue movido hasta la manzana en la que estaba el desaparecido Hotel del Lago, en perpendicular al plan original. La Corte solicitó a la SCJ adjuntar los antecedentes en torno a la reclamación de Sun Dreams.

El recurso presentado por la empresa que perdió la concesión en Pucón (Sun Dreams) es, en rigor, el segundo flanco judicial que se abre, luego de la resolución que le otorgó la concesión a Enjoy. El primero terminó en la Suprema y pese a que terminó favoreciendo a Enjoy, esta última definitivamente no logró edificar en el lugar original. Si la compañía casinera no logra levantar el proyecto en los plazos indicados, la Ley contempla que se cobren las boletas de garantía, las que ascienden a un poco más de $951 millones, casi US$1,2 millones.

Valores

El costo de construcción del nuevo proyecto de casino de Enjoy está por sobre los $13 mil millones, unos US$17 millones. De no levantar la obra y poner en funcionamiento el casino en los plazos determinados, Enjoy podría pagar boletas de garantía por casi US$1,2 millones.

Resolución

Si quieres ver la resolución del SEA, haz click aquí.