Fallo de la Suprema favorece posición de Enjoy y la pone más cerca de un permiso de construcción para el casino

El máximo tribunal del país le negó el recurso de queja a Sun Dreams. Ministro Sergio Muñoz sostiene que la calle Holzapfel es “colectora”, lo que agrega un inesperado piso técnico a la empresa que ganó la licitación en 2018.

Vista aérea de la zona donde se encuentra ubicado el Gran Hotel Pucón. (Fotografía gentileza Pucondrone)

El fallo estuvo en acuerdo casi por cuatro meses. Pero no fue solo hasta la tarde de este lunes que se conoció de manera oficial la resolución de la Corte Suprema de justicia que favorece la posición de la empresa Enjoy y rechaza el recurso de queja que Sun Dreams puso en contra de los ministros de la Corte de Apelaciones, quienes —-en un fallo anterior le negaron la posibilidad de anular o dar vuelta el proceso de licitación que favoreció a Enjoy por la concesión del casino de juegos de Pucón.

La historia reciente de la disputa entre ambas empresas partió en junio de 2018 cuando la empresa ligada históricamente a la familia Martínez (Enjoy) se quedó con la licitación patrocinada por la Superintendencia de Casinos y Juegos (SCJ), organismo que le entregó la concesión del principal centro de juegos de la comuna por 20 años y con una suma anual a beneficio de la municipalidad que sobrepasaba los $3.000 millones. Además, la empresa se comprometía a remodelar el Gran Hotel Pucón y dejarlo en un nivel de cuatro estrellas.  Pero la principal competidora de Enjoy, Sun Dreams, no quedó conforme con al decisión de la SCJ. Esto, debido a que consideraba que el proyecto de Enjoy adolescía de problemas técnicos que, a juicio de Dreams, hacían inviable técnicamente la propuesta de Enjoy. Entre las principales trabas argumentadas por los reclamantes se encontraba que la calle Clemente Holzapfel (que enfrenta al Gran Hotel) no daba con la anchura y categorización adecuada para soportar la edificación. Es decir, la carga de la vía —-categorizada como “de servicio” por la ex directora de Obras, Lorena Fuentes—- solo aceptaba construcciones de hasta 1.000 personas y el proyecto de Enjoy estaba en las 4.700. 

El tema no tardó en llegar a la Corte de Apelaciones de Santiago, tribunal en el que Sun Dreams interpuso un recurso de reclamación en contra de la resolución de la SCJ. En paralelo, también, inició una serie de acciones en el ámbito administrativo tendientes a que las autoridades de la Dirección de Obras Municipales (DOM) y de la seremi de Vivienda y urbanismo no validaran la posición de Enjoy. El argumento era que mientras el tema no se aclarara en tribunales, las sedes administrativas (quienes en definitiva otorgan los permisos) debían mantenerse al margen. Y así fue. La jugada dio resultado y pese a la conocida y pública posición del seremi del Minvu, Pablo Artigas, de favorecer la posición de Enjoy respecto a la calle (se argumenta que es “colectora” porque las medidas, a juicio de la compañía ganadora de la licitación, así lo indican y, con ello, está facultada para la carga de ocupación del proyecto) hasta el momento la empresa no tiene el permiso de construcción que le permitiría iniciar el proyecto.

Lo anterior no es un tema menor debido a que la concesión otorgada a Enjoy cuenta con tiempos acotados. Es decir, desde la entrega de la licencia (junio de 2018), la empresa ganadora tiene un plazo de dos años para construir. Y un año extra que se solicita directamente a la SCJ. O sea, en junio de 2021 Enjoy debería estar funcionando en el nuevo proyecto. Por lo mismo, la empresa corre contra el tiempo para llevar adelante el proyecto. Con todo, el fallo de la Suprema le da un fuerte impulso para la materialización de la obra.

Lo que viene

De acuerdo a las fuentes consultadas por La Voz…, la empresa Sun Dreams está dispuesta a seguir dando la pelea en el ámbito administrativo por el tema. Esto, debido a que siguen considerando que la propuesta de Enjoy no cumple con los requerimientos técnicos que permite la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción (O.G.U.C.). Pero no la tendrán fácil. Eso, debido a que cualquier reclamación administrativa podría decantar en la Corte de Apelaciones regional y el actual fallo de la Corte Suprema no solo toca elementos técnico jurídicos respecto a la queja interpuesta sobre los ministros de la Corte santiaguina por Sun Dreams. El supremo Sergio Muñoz se mete —-de manera inesperada, según conocedores del caso—- en el fondo del tema y cataloga la calle Holzapfel como “colectora”. Es decir, el fallo trae consigo un elemento no menor a la hora de determinar la calificación de la calle y destrabar, finalmente, el problema en favor de Enjoy.

Por lo mismo, en la empresa ganadora de la licitación tomaron el fallo como una señal potente que les permite conseguir los permisos necesarios para iniciar el proceso de construcción. En la vereda contraria, en tanto, el fallo los complejizó (sobre todo por la opinión de Muñoz); aunque sostienen que la posibilidad de insistir por el lado administrativo es cierta.

Ahora, es probable que el recién asumido director de obras, el arquitecto Claudio Painepan, deba revisar pronto la carpeta de Enjoy y definir si otorga o no el permiso de construcción a Enjoy. Con todo, es una historia que aún no termina.

Dato de la causa

Enjoy también mantiene una demanda en el Tribunal de la Libre Competencia en contra de Sun Dreams y pide que se sancione a esta última con una multa de US$12 millones

*Nota de la redacción: si quieres bajar y leer el fallo completo de la Corte Suprema, haz click aquí.