Beneficiados con la canasta de alimentación en escuelas municipales podrán recibirla en casa

El director del Departamento de Educación Municipal, Alejandro Durán, explicó que el beneficio llegó a aproximadamente mil 500 alumnos adscritos al sistema municipalizado. Recalcó que si hay reclamos estos no deben dirigirse a los establecimientos educacionales sino a la Junaeb.

DOMICILIO.- El beneficio, junto a la entrega de material estudiantil, también puede ser entregada a domicilio si es necesario. (Fotografía Municipalidad).

Este martes recién pasado las canastas de alimentación que entrega a nivel nacional el Ministerio de Educación, a través de la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb), comenzaron a ser entregadas en Pucón. De acuerdo con la planificación establecida, para este día se entregó a los alumnos de primero básico a cuarto medio. Los apoderados fueron avisados por teléfono desde cada establecimiento educacional e, incluso, pueden ser despachadas a domicilio si es necesario. La próxima semana llegarán los productos destinados a los beneficiados de los jardines infantiles.  Algunos apoderados manifestaron dudas y reclamos a través de las redes sociales, ante lo cual La Voz… consultó sobre el proceso al director del Departamento de Educación Municipal, Alejandro Durán.

“Este beneficio llega a los alumnos más vulnerables del sistema social. Nosotros en la municipalidad sabemos que hay un proceso de locomoción colectiva suspendida y además no queremos que los apoderados rompan sus procesos de cuarentena. Por eso pedimos a nuestros conductores que se los llevan a quienes no puedan movilizarse. Vamos a terminar la entrega de esta semana y continuaremos el proceso cuando llegue la segunda remesa la próxima semana”, señaló. 

Adscritos al sistema municipalizado hay alrededor de mil 500 alumnos beneficiados, pero además están los alumnos particulares subvencionados, para quienes se aplicaron otras modalidades de entrega. “Nosotros no podemos atenderlos”, acotó el director.

Espacio Disponible

Los beneficiados

Una lectora de La Voz… pidió a través de Facebook que se aclare por qué no todos los estudiantes son beneficiados. En su caso, tiene dos hijos y solo uno recibió la canasta ¿acaso se entrega una por familia? Durán aclara la duda: “Este beneficio no llega por familia, es individualizado por alumno. En una familia perfectamente pueden existir dos clasificaciones de alumnos siendo hermanos. Por circunstancias distintas puede haber un alumno que es considerado prioritario y el otro vulnerable. Al vulnerable le va a llegar la canasta, pero al prioritario no”.

Ante situaciones de dudas o reclamos la instancia adecuada para responder es directamente la Junaeb. En eso Durán es enfático. “El establecimiento educacional no es el responsable directo de la entrega de la alimentación sino la Junaeb, a través de la empresa que se ganó la concesión. En nuestra comuna es Alicopsa. Se comunican con cada uno de los establecimientos educacionales, donde hay una persona que está a cargo del Programa de Alimentación Escolar (PAE), quien entrega la información de cuántos alumnos tiene matriculado el establecimiento educacional y a cuántos el sistema les puede proveer alimentación en tiempos de complicación como este, que es de catástrofe a nivel nacional”, sostiene.

Cantidad de alimento

Otra duda manifestada por los apoderados es la cantidad de alimento recibida. En ese sentido el funcionario municipal se hace solidario. “Yo tuve acceso al contenido de la canasta y en estricto rigor, quizás puede ser cuestionable el tema de la cantidad de alimento que va en ellas. No está estipulado para cuánto tiempo se calculó el alimento, si es para una semana o para 15 días”, indicó.

Las canastas vienen programadas con un listado de alimentos y todas deben llevar el mismo contenido. Las que se reparten esta semana incluyen lo siguiente. Leche en polvo (1 kg.), cereales (10 unidades de 25 gr.), huevos (una docena), arroz (1kg.), fideos (un paquete), legumbres (un kilo), un tarro de jurel, un tarro de atún, carne (deshidratada), papa (medio kilo), cebolla (medio kilo), zanahoria (250 gr.), una lata de arvejas, una lata de choclos en conserva, frutas frescas (500 gr.), bebidas lácteas, puré de frutas y frutas en conservas (tres unidades). “Esa es la canasta que se tiene que repartir entre los alumnos de primero básico hasta cuarto medio”, especificó Durán. 

El contenido de la canasta es preparado por las manipuladoras de alimentos de cada uno de los establecimientos educacionales, a través de una fiscalización de la empresa Alicopsa: “Hay una orden expresa por parte del Ministerio de Educación y de la Junaeb de que ninguna canasta vaya incompleta. Las manipuladoras deben ceñirse fielmente a lo que dice el proceso de contenido de la canasta”.