Enjoy propone vender Gran Hotel Pucón y todos sus inmuebles en la comuna para pagar su deuda

Ofrecimiento también incluye deshacerse de casinos de Coquimbo y Punta del Este. Desde la compañía aclaran, eso sí, que mantendrían la operación. Familia Martínez también perdería propiedad mayoritaria de la empresa.

GRAN HOTEL.- El Gran Hotel Pucón es parte de los inmuebles de los que Enjoy se liberaría para poder “hacer caja” y poder pagar a sus acreedores. (Fotografía Pucondrone)

En un nuevo capítulo de la crisis de la empresa Enjoy, concesionaria del casino local, se conoció en las últimas horas la propuesta de la compañía para reorganizar sus finanzas frente a sus acreedores y evitar así la quiebra. Y parte de este proyecto de orden, que permitiría la continuidad de giro, incluiría vender una serie de activos, entre ellos el Gran Hotel Pucón y el casino.

Así al menos se establece en el documento ingresado al 8avo Juzgado Civil de Santiago (en el que se tramita el proceso de reorganización judicial para evitar la quiebra) en el que la empresa entrega su propuesta a los tenedores de bonos de deuda en la que se implica vender las cinco propiedades que tiene la compañía en la comuna. Eso sí, fuentes al interior de la empresa aclaran que lo que venden son los inmuebles y no la operación. Es decir, Enjoy seguiría funcionando como casineros, aunque ahora entrarían en la modalidad de arriendo de los edificios.

La propuesta, que apunta a saldar una deuda que ascendería —según publicaciones de prensa— a cerca de $370 mil millones (solo a los tenedores de bonos en el extranjeros); también incluiría la venta de activos en las plazas de Coquimbo y Punta del Este, Uruguay. En todo caso, ya a principios de año se manejaba la posibilidad de vender algunos inmuebles para hacer caja, entre ellos, el Gran Hotel Pucón.

Desde la empresa acotan, además, que todo esto está aún en etapa de propuesta que se tiene que definir en la junta de acreedores programada para el 14 de agosto próximo.

Espacio Disponible

Nuevos dueños mayoritarios

Pero no es lo único que se supo en relación a los problemas de Enjoy. El suplemento económico Pulso de La Tercera publicó que, entre las complejas y duras negociaciones, parte de la propuesta de los acreedores a la empresa incluía que todos los accionistas actuales de la empresa se diluirían al 10%. Es decir, perderían la propiedad mayoritaria de la empresa. Así las cosas, los dueños históricos —la familia Martínez— solo quedaría con un porcentaje del 2,6% y el consorcio Advent (inversores extranjeros) un 3,5%.

La publicación también revela que serías los consorcios EuroAmerica y Penta quienes accederían a la propiedad mayoritaria de Enjoy. En todo caso, según los mismos antecedentes expuestos por el medio, ambas compañías vendan a operadores extranjeros de casinos sus participaciones. 

En tanto, la construcción del nuevo casino en Pucón permanece en una etapa incierta. Esto, porque tiene que dilucidarse el futuro de la Ley que el Ejecutivo enviará al congreso que le otorgará beneficios a la industria casinera, entre ellos, un año más de plazo para materializar la propuesta. O sea, el nuevo casino podría tener como nueva fecha límite junio de 2022. Eso, sin Enjoy es capaz de salir bien parado de su proceso de reorganización y si está en condiciones de cumplir lo prometido en la licitación que ganó en 2018 y que le dejarían cerca de $3.000 millones al año a la municipalidad local.