La Poza: empresario anuncia que proyecto inmobiliario Pinares 2 no va más

Complejo de nueve torres de departamentos y equipamiento estaba en con un ateproyecto aprobado y en vías de obtener un permiso de edificación. Inversionista entregó argumentos ambientales. Concejo municipal, en tanto, intentará, nuevamente, congelar los permisos de construcción en el bordelago.

CONGELAMIENTO.- El concejo municipal anunció que intentarán nuevamente congelar los permisos de construcción en el bordelago.

“En vista de las mejoras al saneamiento del lago que se está planteando en la región de La Araucanía y a su mejor resguardo hemos decidido como empresa —conformada por trabajadores y familias de la comuna principalmente— dejar sin efecto el proyecto Pinares del Lago. Este proyecto se encuentra en desarrollo y está ubicado en camino internacional Pucón – Villarrica s/n sector La Poza”.

Esta es parte de la carta que el empresario inmobiliario Claudio Cordero hizo llegar al alcalde y los concejales con la que se oficializó, en definitiva, la bajada del proyecto conocido como Pinares 2. La obra contemplaba un complejo de edificios de nueve torres (cuatro de 12 pisos, cuatro de 5 y una de 4). Además, dos Club House de dos pisos y once Townhouse de dos pisos. Un complejo que albergaría a alrededor de 485 viviendas y aproximadamente a 2 mil 425 personas y una inversión de varios millones de dólares que levantaría Constructora Ambienta

La construcción de Pinares 2 (proyecto similar a Pinares 1 que ya está en etapa final) había generado una serie de dudas y cuestionamientos, principalmente, en el círculo de grupos ambientalistas y en diferentes autoridades, quienes habían planteado reparos al buscar edificar en una zona considerada como sensible desde el punto de vista de la conservación, por la cercanía con reconocidos humedales que albergan diversidad en fauna y flora. De hecho, estaba en proceso un recurso de invalidación a la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) favorable que le daba luz verde a la empresa para edificar las torres y el resto de la infraestructura.

Pinares 2, según lo que pudo reportear La Voz…, tenía un anteproyecto aprobado y se encontraba en el proceso de obtener el permiso de edificación; el cual fue observado y luego rechazado por la Dirección de Obras Municipales (DOM) de Pucón. La empresa, según se supo, decidió apelar esta última resolución al ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu); pero sin esperar la respuesta, debido a que desistieron antes de ella.

El proyecto también había encontrado oposición en la sociedad organizada. De hecho un grupo, liderado por el arquitecto Daniel Marín — ex director de obras— se había hecho parte en el proceso con el fin de complejizar su materialización, ya que lo consideraban poco amigable con el medio ambiente. “El desarrollo del mega proyecto implicaría la construcción de un enorme complejo que albergará innumerables viviendas y aproximadamente a 2.500 personas, sin contar que se emplaza a orillas del saturado Lago Villarrica y que afectará el último polo del área verde de La Poza, así como que es aledaño a uno de los humedales urbanos menos intervenidos de la zona”, explicaba en un escrito presentado a la DOM local.

Todo esto en el contexto del proceso del plan de descontaminación del Lago Villarrica que se encuentra en etapa de anteproyecto y del desarrollo del nuevo Plan Regulador Comunal (PRC) de Pucón, el que también está en proceso previo al proyecto. 

Congelamiento de permisos

En el mismo contexto, el concejo municipal decidió volver a la carga para congelar los permisos de construcción en el borde lago de Pucón. Esto, luego de un primer intento fallido en el verano de 2018. Según las fuentes consultadas, esta vez la idea podría prosperar debido a que está en proceso y desarrollo el nuevo PRC; lo que permitiría el detener los permisos en una zona específica (el bordelago) por seis meses que podrían ser renovados por otro seis. La propuesta sería presentada por el director de Obras, Claudio Painepan, a la seremi del Minvu a fines de julio o principios de agosto.