Hallazgo de cadáver: indagatoria apunta a descartar el homicidio

En todo caso, faltan antecedentes para despejar las dudas completamente; debido a que aún resta encontrar el cráneo del fallecido, quien ya fue identificado.

INDAGATORIA.- la causa la lleva adelante la Brigada de Homicidios (BH) de la PDI; unidad que trata de dilucidar las circunstancias de la muerte del hombre. (Fotografía Rodrigo Navarro)

La noticia causó impacto y fue replicada a nivel nacional. Se trata del hallazgo de un cuerpo desmembrado en el sector aeropuerto, en las inmediaciones de lo que fue el colegio del empresario Julio Huenur. Con el correr de las horas los datos comenzaron a aparecer, pero era muy complejo aventurar una teoría, sobre todo por el estado de los restos; ya que el cuerpo estaba desmembrado y, al parecer, la fauna asilvestrada había hecho lo suyo. Por lo mismo, la indagatoria que lleva adelante la Brigada de Homicidios (BH) y la fiscalía no se atrevían a afirmar si se trataba de un homicidio y posterior descuartizamiento o simplemente, era un fallecimiento por causas naturales o sin la intervención de otras personas. Pero pasado ya un día, los datos comienzan a clarificarse; y la principal teoría de los investigadores apuntaría a un hecho trágico, pero en el que no hubo intervención violenta de otros seres humanos. Es decir, la posibilidad de un homicidio estaría debilitándose. Esto, pese a lo dicho por el fiscal Carlos Hoffman, quien señaló que los restos “estaban escondidos” en los matorrales, sin profundizar mucho a qué se refería con sus dichos. 

El punto es que luego de la identificación del cuerpo por parte de familiares que reconocieron ropas y pertenencias, salieron algunos antecedentes a la luz. Se trataba de un hombre mayor con antecedentes de alcoholismo que estaba inubicable desde el lunes. También los cercanos señalan que era costumbre del hombre ir hacia las inmediaciones del ex colegio debido a que ahí estudiaba un hijo que fallecido desde hace unos diez años. De acuerdo con los datos manejados por el Ministerio Público y los investigadores, las condiciones del cuerpo se condicen con los días de la desaparición.

El único problema que tienen quienes llevan adelante la indagatoria es que el cráneo del hombre no ha sido encontrado. El tema es relevante porque si bien los datos apuntan a una muerte sin la intervención de otras personas, el cráneo podría mostrar algún tipo de evidencia (golpe o disparo) que hiciera dar un vuelco en la indagatoria. Por lo mismo es necesario que la PDI agote las instancias para dar con la cabeza del malogrado hombre.

Los antecedentes, en todo caso, son manejados por cercanos y familiares de la víctima; quienes ya a las pocas horas de conocido el hecho realizaron comentarios en redes sociales descartando un homicidio; teoría que por ahora predominaría. En todo caso faltan también los informes de autopsia del cuerpo del hombre, el que está en el Servicio Médico Legal (SML) de Temuco.