Apoderados de Carlos Holzapfel sostienen que en el colegio no hay tráfico de drogas

En una carta hecha pública a través de la página de Facebook del establecimiento, un grupo de padres hacen una defensa cerrada de la institución educativa; a la que también se sumó la directora, Patricia Arratia, con una misiva personal.

SUMARIO.- El sumario administrativo al interior del establecimiento terminó sin responsables según reconoció la propia directora.

Los apoderados del Complejo Educacional Carlos Holzapfel negaron que en el colegio se trafique drogas. Esto, luego de la “bomba mediática” que significó el caso de abuso sexual que tiene como principal sospechoso a un ex funcionario del establecimiento; quien también reconoció consumo de marihuana junto a otros funcionarios del colegio. Si bien existe una investigación penal; el establecimiento también llevó adelante un sumario administrativo que no arrojó responsables. Los apoderados hicieron pública sus posiciones, entre ellas la negación al tráfico de estupefacientes, en una carta que se hizo conocida en la misma página de Facebook de la institución educativa pública.

La misiva, de siete puntos, parte con una manifestación de posición en la que señalan que no se pueden quedar de “brazos cruzados” ante el enjuiciamiento público que —según ellos— sufren a causa de lo público y mediático del caso. “Como apoderados de más de 800 estudiantes no podemos quedarnos de brazos cruzados esperando que algo ocurra o que cualquier persona manosee nuestra escuela con fines y propósitos que no corresponden, a esta escuela que durante estos días ha sido publicada en diferentes redes sociales dejando la puerta abierta para que los seguidores enjuicien y hagan propuestas de todas índole”, señala el documento.

Los apoderados señalan además que fueron informados de lo sucedido por el colegio, pero que el tema estaba ahora en manos de la justicia. “La escuela por diferentes medios nos han informado de lo que ocurrió, lo que ahora sucede le pertenece a la justicia y a las policías, no le corresponde a esta institución.

Quien se auto denunció fue un asistente, ya no trabaja en la escuela, es la justicia y las policías quienes deben enjuiciar y ejecutar las responsabilidades del individuo”, se lee en la misiva, la que también lamenta el proceso que las familias de las víctimas han vivido por los abusos sexuales.

Los apoderados también deslizan que el tema se ha usado políticamente, sin dar nombres de quién o quiénes, supuestamente, estarían sacando provecho en época electoral. “No corresponde, ni estamos disponibles para que seamos utilizados con este hecho tan doloroso como un medio para buscar adeptos en medio de este periodo de elecciones. Nuestra escuela no lo merece, nuestros hijos menos, año tras año nuestros hijos poco a poco ingresan a las universidades cumpliendo el sueño de muchas familias de tener un hijo profesional con estos actos solo se opaca el esfuerzo de nuestros niños y el esfuerzo de nosotros sus apoderados”, dicen para luego agregar: “En el nuestra Escuela no hay tráfico de drogas, sino seriamos los primeros en denunciar”.

Directora

Quien también escribió una carta que se difundió en redes del whatsapp, fue la directora del Carlos Hlzapfel, Patricia Arratia. En su comunicación la profesional hizo una especie de cronología del caso y reconoció que el sumario terminó sin sanciones. También apuntó a que con la publicidad dada al caso se busca “destruir a la educación pública local” y al colegio mismo. “Espero que las personas que usan el facebook para destruir la educación pública gratuita, tengan la valentía de realizar todas las preguntas pertinentes, a quien corresponda. A la vez no utilizar este hecho tan lamentable que nos entristece  como comunidad educativa con el afán de destruir  la imagen de nuestro establecimiento.  Pedimos respeto para las víctimas y para nuestros estudiantes y apoderados de quienes hemos recibido innumerables muestras de apoyo y solidaridad”, concluye la carta de Patricia Arratia.