Mujer acusa que intervención en el río Carhuello pone en peligro su casa

Gabriela Quintana, vecina del sector de El Cristo camino a Caburgua, sostiene que se encuentra en una complicada situación que genera riesgo su propiedad por la posibilidad de derrumbe.

INTERVENCIÓN.- Gabriela Quintana acusa una intervención en el río, lo que le genera problemas. Ella hizo la denuncia a la municipalidad.

Gabriela Quintana  dice estar temerosa. Y probablemente tenga razones de sobra para estarlo. Desde hace unos meses el río que pasa a unos metros de su casa se ha visto con su cauce diferente a lo que históricamente ha sido. Y eso ha generado que el torrente de agua se acerque cada vez más a su propiedad con la posibilidad cierta de un derrumbe que podría tener consecuencias graves. Y eso, según ella, se debe a una intervención de un propietario que tiene una casa justo al frente, pero por el otro lado del río.

“Hay una intervención del río Carhuello en el lugar El Cristo de Caburgua. He denunciado desde 2020 la situación que me está afectando como ciudadana”, explica la mujer. El punto es que, según ella, desde el frente de su casa han dejado caer material sólido (escombros y basura) permanentemente al lecho del río, lo que ha generado una especie de represa. Y esto último se vio acrecentado con los temporales de entrada del invierno que generaron un desprendimiento de tierra que agudizó la situación. En el lugar es posible apreciar la gran cantidad de material que obstruye el normal paso del agua, la que ha buscado su paso y ha cambiado el lugar de tránsito. Por lo mismo, el torrente pasa ya muy cerca de su casa lo que, según ella, aumenta las posibilidades de un derrumbe.

“La idea es que esta persona que hizo el desastre lo solucione o alguna entidad que le corresponda vea lo que tenga que hacer”, explica Gabriela Quintana. El tema es que el dueño de la propiedad a quien ella apunta como responsable de la situación ya no está ubicable en el lugar. Y de hecho, la casa que se ve al frente ya está muy cerca del límite del barranco de unos diez metros que marca el paso del torrente de agua. Obviamente, también está en peligro.

Consultada la municipalidad por la denuncia de la mujer señalaron que se hizo el reclamo a la Dirección General de Aguas (DGA); pero que desde esta entidad explicaron que no se apreciaba una intervención humana en el río y que el deslizamiento de material era por causas naturales. También se notificó a Conaf, quienes señalaron que no había especies arbóreas en peligro. Con todo, un equipo de la Dirección de Aseo, Ornato y Medioambiente (DAOMA) iría nuevamente al lugar para verificar la situación.