Concejala electa Verónica Castillo: “El concejo anterior no hizo la pega”

La edil independiente, quien es crítica con sus antecesores, se define como una mujer de centroizquierda y una emprendedora. Pese a lo anterior, dice que dejará su negocio turístico para dedicarse 24×7 a su rol público en la municipalidad de Pucón. En esta, su primera entrevista, entrega proyecciones de lo que será su labor y la visión que tiene del desarrollo local, especialmente en la industria que mueve a la comuna. 

TURISMO.- Verónica Castillo dice que espera ser reconocida como “la voz” de los emprendedores turísticos de Pucón. (Fotografía: álbum familiar).

La concejala electa Verónica Castillo (55) no la ha pasado bien en el último año. La muerte de su padre (Servando) en noviembre de 2020 todavía la mantiene, según lo que ella confiesa, con una pena que todavía no la suelta. Y pese a ella, se las arregló —con el apoyo de sus dos hijos— para hacer campaña y conseguir un puesto en la mesa del concejo municipal con la base de los 517 votos que consiguió luego de competir como independiente en un cupo facilitado por la DC. Acá, en su primera entrevista, esta emprendedora turística, “puconina de corazón”, proyecta lo que será su período y parte por revelar que dejará de lado sus empresas para dedicarse 24/7 a su labor de servidora pública y concejal. Dice que le apasiona.

— ¿Qué te motivó para entrar a la política y competir por un cupo en el concejo?

“La verdad es que yo vi en mi comuna y a nivel nacional, que se necesitaba cercanía con la política. El pueblo, la gente con sus autoridades. Vi como muy dejada de lado a la gente en Pucón. Y, aunque era otro el discurso, lo vi y ahora lo estoy plasmando. Es así. La gente de Pucón, trabajadores, gente como tú o como yo, emprendedores; han estado muy abandonados y eso fue lo que me hizo entrar en la política. Era la forma para tener un poco más de peso que de mi lado privado”.

— ¿Cuándo dices que “la gente estaba abandonada”, a qué te refieres? ¿En qué sentido lo dices?

“A que la gente no es escuchada. La gente no tenía una voz en ese concejo. Eso es lo que me parece a mí y yo lo he notado en terreno”.

— ¿Te sorprendió la votación que tuviste? ¿Cómo la trabajaste?

“La verdad es que pensé que iba a tener más votación. Me hizo pésima la encuesta de Unidos por Pucón (página de Facebook local), porque me apuntaba como la más votada. Me hizo pésimo porque todos pensaron que las otras personas con las que la gente simpatizaban tenían menos votos. Hubo mucha gente que me llamó y que me habló en la calle y me decía ‘pucha Verito, voy a votar por esta persona, porque es seguro que tú sales’. Y al final eso, creo yo, me perjudicó. Pero igual estoy contenta porque, por último, estoy ahí y es lo que yo quería. Llegar al concejo”.

— Tu fuiste en un cupo de la DC, ¿trabajaste en la campaña de Blanca Beraud?

“Salí dos veces con el equipo de Blanca. Con Blanca nunca salí. Lo que puedo decir es que estoy muy agradecida del cupo que me dio la DC que podría haber sido cualquier otro partido, pero al final me decidí a ir con Blanca por el tema de género y apoyarla a ella. También me hubiese gustado haber estado con Edita (Mansilla), pero Edita se demoró mucho en decidirse y al final me quedé con Blanca porque ella era la que más insistía para que estuviera con ella”.

— Pero daba la impresión que lo tuyo y los partidos era algo utilitarista para estar en el concejo, porque también estuviste un tiempo en RN con el objetivo de llegar al concejo; además estuviste en un cupo que te da la DC y dices que también pudiste estar con Edita Mansilla. Ideológicamente como que te daba lo mismo con quién ir. ¿Eso era así?

“Cuando estuve en RN, fue una semana, y se me revolvió el estómago el estar ahí. Ahí me di cuenta que yo no tenía nada que hacer ahí y que no era de ahí y eso fue un error de principiante. Aprendí ahí con una bofetada de dónde era”.

— ¿Por qué lo dices?

“En esa semana me sentí discriminada y la idea mía siempre fue —y pequé de ingenua— unir a los sectores. Unir a la derecha y a la izquierda en Pucón. Jamás. Yo creí que por haber sido hija de un preso político, torturado y porque pasé la humillación que tuvo mi mamá de ser escupida en la calle y todo lo que nos pasó a nosotros; quise dar como un ejemplo a Pucón de que aún siendo nosotros protagonistas de algo así, poder cruzar el cerco y que la gente de derecha e izquierda pudieran valorar eso. Que ya basta de esos odios y esas distancias que hay entre cada sector. Eso quise hacer. Unirlos. Pero claramente me equivoqué. No es así la cosa. O eres de derecha o de izquierda”.

— ¿Por qué te sentiste discriminada?

“Claramente por venir de una familia de izquierda, pero es algo que yo ya di por superado y ya aprendí la lección”.

— ¿Ideológicamente dónde te ubicas?

“De derecha no soy. Lo que pasa es que yo he leído mucho sobre las izquierdas y las derechas y todas las ideologías que hay las encuentro súper anticuadas. Hoy en día no debería ser que uno es de un color o de otro, sino que de estar por el bien común de las personas. Yo para eso estoy acá. No para ser distinción de que soy ‘roja’ o de derecha. Quiero que trabajemos juntos”.

— ¿Cómo te definirías como actriz política en Pucón?

“La ‘Robin Hood de Pucón’…”.

— ¿Cómo? ¿Le vas a robar a los ricos para darlo a los pobres (es lo que plantea la historia de Robin Hood)?

“(Ríe) en realidad centroizquierda”.

— ¿Socialdemócrata?

“Sí. Pero Lavín ensució mucho esa definición. Pero sí, me siento socialdemócrata. Me identifica más”.

— Si pudiésemos jerarquizar las tres situaciones más complejas que vive Pucón, ¿cuáles serían esas a tu juicio?

“Para mí lo más complejo ahora es la gente. Yo necesito que la gente esté viviendo dignamente. Creo que uno de los problemas más graves que hay en Pucón es la vivienda social. Lo otro es la contaminación que hay del lago, contaminación acústica y todo tipo de contaminación que hay. Y el tema de las construcciones. O sea, la fiscalización que hicieron los demás (concejales) no existió. No hubo fiscalización. El concejo anterior no hizo la pega. Ahora en la municipalidad hay un déficit de recursos (cerca de $700 millones), pero si ellos hubieran hecho su pega, tendríamos caja”.

— ¿Crees que el concejo anterior es responsable de la situación financiera que vive la municipalidad actualmente?

“Aquí hay responsabilidades de todos. El tema de la planta por ejemplo. Hay sueldos altos. Es un 48% en pago de personal. Es demasiado”.

— ¿Pero es demasiado en comparación a qué? ¿Comparado a otros municipios? ¿Has investigado eso?

“Independiente de que hagan bien la pega, encuentro que es demasiado”.

— ¿Pero pueden hacer algo en relación a eso debido a que la planta está normada y sancionada ya por la Ley?

“Si tengo la posibilidad de hacer algo, obviamente que lo haré”.

— Tú te defines a ti misma como emprendedora turística y el turismo ha estado muy complicado por la pandemia como bien lo sabes, ¿vas a tener un enfoque particular en ese tema?

“Obviamente me gustaría estar en la comisión de turismo, pero debo verlo legalmente si puedo hacerlo (por su actividad empresarial). Ahora es como empezar de nuevo todo, pero hay que hacer cambios profundos en cuanto a turismo. A mostrar más Pucón. Me gustaría fiscalizar más, porque sé cuáles son los puntos críticos. Y realmente que se trabaje. De hecho, aún sin asumir he enviado una carta al Presidente (Sebastián) Piñera por el tema de abrir los parques y quitar la restricción de los 100 metros al cráter del Volcán Villarrica. Porque a un turista no le interesa comprar la ascensión al volcán sin llegar al cráter. Es obvio, en cuanto a los parques nacionales es una necesidad para la gente conectarse con la naturaleza más que conectarse con un centro comercial. Siempre estoy apoyando a los guías y emprendedores turísticos. Lo he hecho desde mi lado privado y más aún ahora, que fui electa para trabajar por todos”.

— ¿Cómo evalúas a la actual dirección de Fomento y Turismo de la municipalidad?

“Hay muchas cosas que hay que mejorar. Me refiero a que falta un poco más de humildad de parte de la directora (Carolina Ruiz) hacia los empresarios turísticos. Hacia el gremio. Falta que ella sea más participativa con la gente del turismo, que trabaje más con ellos. No que ella se aparte y se siente en su sillón y no acepte que ella trabaja para la gente de Pucón que paga su patente y sus permisos. Yo necesito una cercanía de ella hacia la gente emprendedora y empresarios del turismo”.

— ¿Podemos definirte como “la voz del emprendedor turístico en el concejo”?

“No te imaginas lo feliz que sería si me nombran así. Yo he sido emprendedora toda mi vida y sé lo que cuesta ser emprendedora y mujer todavía más en Chile y en Pucón. Mi obligación, también, es el tema de los vendedores ambulantes. Hay una gran cantidad de familias en la calle que no se ve seriamente dónde poder instalarlos. Ese es un problema que tengo en la cabeza, porque la verdad es que también vendí flores de madera en la calle y sé lo que es andar arrancando con la caja de plátanos de los Carabineros. Lo viví en Santiago con mi padre. Siento que estoy ahí porque muchas de esas personas votaron por mí y los que no votaron también. Tengo que trabajar para ellos. Ahora, voy a dejar el tema de mi empresa de lado y eso lo tendrá que ver mi familia. Siento la necesidad de trabajar full en este tema del concejo”.

— En relación al turismo y a la crisis por la pandemia, ¿tienes una posición en torno a las restricciones como las cuarentenas? ¿Promoverás algo o en ese sentido o dejarás que las cosas pasen como hasta ahora?

“Lo que voy a trabajar ahora en mis redes es darle fuerte a que la gente se vacune. Si queremos que Pucón se abra —porque yo no quiero más cuarentenas y nadie las quiere porque los negocios ya no dan; hay muchos que están quebrados— hay que vacunarse. Si quieres abrir tu restaurante, vacúnate; si quieres abrazar a alguien, vacúnate”.

— ¿Promoverías políticas públicas locales en relación a la vacunación y sus beneficios?

“Sí, claro. de hecho voy a trabajar en eso”.

— La configuración del actual concejo es diferente al saliente, ¿cómo te vas a posicionar tú en ese sentido y te defines como de centroizquierda, serás una concejal de oposición?

“Sí”.

— Y en ese sentido, ¿cómo será tu disposición al diálogo y llegar a acuerdos?

“Lo único que quiero es que todo lo que se llegue a aprobar y se necesite mi voto sea todo para el bien común de la gente de Pucón. Eso quiero. Siempre voy a favorecer a la gente como yo”.

— ¿Aunque eso te ponga del lado de políticas que promueva el alcalde Carlos Barra?

“Sí, aunque sea eso. Siempre voy a estar por el bien común”.

— En relación a eso, ¿te ha contactado el alcalde o su equipo cercano para generar acercamientos?

“Sí. A pesar de todo, yo separo las cosas. A Carlos Barra le tengo respeto y cariño, pero al alcalde le tengo respeto por la edad”.

— ¿Pero has tenido reuniones con él o su equipo cercano para confluir posiciones?

“Con su equipo cercano nada, pero tengo una invitación para hablar con don Carlos hoy día; aparte de la reunión que él hizo en la municipalidad con todos los concejales”.

— ¿Y cuál es el tenor de la reunión?

“No tengo idea. Debe ser una reunión cordial. Nada más. Voy a ir allá porque me invitó Carlos Barra, no el alcalde ahora. Me invitó Carlos Barra, amigo de mi padre”. (Luego de la reunión y al cierre de esta entrevista, Verónica Castillo señaló que fue un encuentro ameno en el que conversaron situaciones generales del quehacer local).

— Pero no puedes separar a las dos figuras: al alcalde de la persona.

“Tengo que separarlas porque a pesar de todas las cosas, mi padre le tenía bastante cariño a él. Mi padre era una persona súper noble y le tenía cariño a Carlos Barra. Y él (Barra) estuvo acá en la casa dos días antes de que falleciera mi padre y habló en el funeral”.

— ¿Y eso te genera algún conflicto?

“No. No tengo ningún conflicto al respecto. Lo puedo separar y tengo que separarlo. Hay gente que votó por mí y tengo que representarlos a ellos”.