Terrazas en las calles: se complejiza salida por nuevos recursos de protección y órdenes de no innovar

Ex abogada municipal, Bhama Zúñiga, patrocina a cinco restaurantes que se niegan a sacar las infraestructuras de las vías públicas. En total son nueve los empresarios que han recurrido a la Corte de Apelaciones y pueden venir más.

EFECTO.- La Corte de Apelaciones de Temuco concedió a la mayoría de los recurrentes una orden de no innovar que les permite seguir usando las terrazas mientras dure la tramitación de los recursos. (Fotografía Rodrigo Navarro)

El tema de las terrazas en las calles pareciera que no tiene para cuándo solucionarse. Al menos en el corto plazo. Esto, porque un nuevo flujo de recursos de protección ingresó a la Corte de Apelaciones de Temuco. Y todos ellos, por cierto, solicitan que la municipalidad recule en la decisión de sacar las infraestructuras que están en la vía pública destinada al transporte vehicular. Y a varios de ellos la justicia los acogió con una orden de no innovar que deja en detención el proceso de retiro forzado que planea iniciar la administración pública local.

En total fueron tres los recursos de protección que se presentaron en los últimos días y se conocieron a través de la página web del Poder Judicial el reciente fin de semana. Se trata de La Marmita de calle Fresia, Parrillada Los Lagos de Ansorena y otro de carácter masivo que incluye a cinco locales de calle O’Higgins (Balganez, Black Forest, Bosque Sur, La Fabrika Lomos y Tuercas) que buscan, con esto, evitar el retiro de las terrazas y mantenerlas por el verano.

Según Bhama Zúñiga, ex abogada municipal y actual representante de los cinco locales de O’Higgins que fueron unidos en el recurso, sostuvo que el proceso administrativo estuvo mal hecho y que, por lo mismo, los restaurantes tienen el derecho a mantenerse hasta que se cumpla con lo que la Ley que regula a los municipios establece para darle curso a los decretos. “Es muy gravoso para los recurrentes hoy día estar expuestos a una especie de espada de damocles que en cualquier minuto van a llegar funcionarios municipales, quizás con una orden del Juzgado de Policía Local, a desmantelar sus inversiones”, explicó la prestigiada profesional, quien agregó: “Es como terminar de matarlos en vida, ya que no se les ha dado el espacio suficiente para poder recuperarse económicamente de todo lo que afectó a la comuna de Pucón que vive del turismo”.

Estos restaurantes se suman al Kráter y al Ruka que ya lo habían hecho con anterioridad. El primero de ellos tiene orden de no innovar, no así el segundo de ellos. Desde la municipalidad local no se refirieron al tema.