Paralización de obras en Condominio Caburgua podría complicar entrega de viviendas sociales

Empresa Manitoba tiene un plazo acotado para entregar el proyecto, pero una interpretación diferente con la dirección de Obras en torno a las autorizaciones que le permiten llegar y conectarse al alcantarillado comunal tienen la finalización de los trabajados aplazados hasta nuevo aviso. La definición final podría estar en el concejo municipal.

LA CÁMARA.- A esta cámara de alcantarillado debe llegar la tubería del condominio que está aledaño a una plazoleta que se ve en el fondo de la imagen. Manitoba dice que los trabajos son subterráneos, pero la DOM sostiene que de igual forma necesitan autorización del concejo.

Si bien los problemas se han generado desde casi el inicio del proyecto, parecía que los 160 departamentos del denominado Condominio Caburgua (constructora Manitoba del holding Martabid) serían entregados a tiempo. Pero una paralización de último momento tiene el plan en suspenso y cerca de 30 familias que tendrían acceso a una vivienda social en la incertidumbre. Todo esto, porque la empresa desarrolladora de Caburgua está adscrita a un programa del serviu conocido como DS 19 que tiene una serie de prerrogativas y exigencias; entre ellas que el 20% de las unidades sean destinadas a social y el resto tenga precio valores acotados para que la clase media pueda acceder a ellos. Pero también el programa tiene plazos acotados y para el caso de Manitoba, estos vencen a finales de noviembre. El problema es que mantienen una controversia con la Dirección de Obras Municipales (DOM) en torno a las autorizaciones necesarias para conectarse al alcantarillado que tiene como efecto que la unidad le detuviera los trabajos de conexión. Y esto último, obviamente, pone en dudas que los plazos establecidos de entrega puedan cumplirse.

Las alertas fueron levantadas luego de un whatsapp enviado por quien se identificaba como Cecilia Lobos, trabajadora social del proyecto ubicado a metros de Variante Internacional. El mensaje iba con destino a las familias propietarias de los departamentos sociales del condominio y en el texto se especificaba que había una situación compleja que podría generar la pérdida de los subsidios. “En virtud de mantener la buena comunicación y que ésta sea a su vez transparente respecto de lo que sucede con su proyecto habitacional comentarles que nos hemos visto en la obligación de solicitar una prórroga o aumento de plazo a serviu Araucanía para cumplir con la entrega de sus departamentos, esto debido a que la municipalidad nos a dificultado la conexión de alcantarillado”, se leía en el mensaje que fue leído en el concejo municipal de este miércoles. El texto agregaba: “Lo cual no permite a su vez que se concrete la recepción de las obras por parte de DOM, el plazo máximo para este trámite es el día 27 de noviembre, sin la recepción de las obras para esa fecha no nos es posible escriturar y además existe la posibilidad de que nosotros perdamos la opción de permitirles aplicar sus subsidios en nuestro proyecto”.

Si bien en un principio se apuntaba a la oposición de vecinos como la génesis de la negativa de la DOM a autorizar los trabajos de conexión al alcantarillado, con el correr de las horas la situación se fue aclarando. Según fuentes municipales consultadas por este tema, el problema se produjo debido a que la empresa —según la interpretación del organismo técnico— debe necesariamente pasar por el concejo municipal para obtener una autorización de intervención de un bien nacional de uso público de administración municipal como lo es una plaza que está a un costado de la Villa el Esfuerzo. El punto es que esa plaza da justo en la línea de la cámara a la que tiene que llegar la tubería que descarga los desechos orgánicos del condominio. Pero desde la empresa sostienen que la conexión se haría por el subsuelo. Es decir, por un túnel y no había intervención de ninguna especie en la plazoleta. “Cuando no hay una intervención ni permanente ni transitoria que afecta la naturaleza de un bien nacional de uso público no es necesario solicitar una autorización y en este caso no hay afectación”, señalaron desde la compañía. 

Lo anterior es contrario a la posición que tienen en la DOM desde donde aseguran que incluso el subsuelo de los bienes nacionales de uso público es de administración municipal por lo que corresponde pedir autorización al concejo. Administrativamente la empresa ingresó un recurso de reposición a la DOM para que el organismo público local que supervisa las construcciones pueda cambiar su posición, algo que —por ahora— se ve difícil de que suceda. En caso contrario, la empresa deberá recurrir al concejo municipal para que sea el cuerpo colegiado comunal el que autorice la conexión de la que ya tienen factibilidad técnica aprobada y así se pueda recepcionar el proyecto y darle solución a las cerca de 30 familias que podrán acceder a la vivienda propia vía subsidio y las otras que accedieron vía créditos hipotecarios.

Durante el concejo municipal de este miércoles se conoció que parte de las familias que podrían perder el subsidio planean tener una reunión con el alcalde Carlos Barra, la idea es poder flexibilizar y llegar a algún acuerdo que permita materializar el proyecto.