Muerte en el triatlón: informe médico dice que corredor fallecido estaba sin signos vitales al salir del agua

Documento explica que la víctima estaba en una condición de asistolia que implicaba que el corazón estaba detenido sin pulsos eléctricos. Por lo mismo, pese a que se contaba con el equipo, no era indicado aplicar descargas eléctricas y se debía intentar la reanimación mediante la aplicación de RCP y medicina. La organización tenía disponible un equipo de once doctores, cuatro ambulancias, siete motos y un helicóptero para emergencias de salud en la carrera.

PROBLEMAS.- La ambulancia que rescató al triatleta tuvo problemas al salir de la playa por la arena y tuvo que ser empujada por el personal disponible en la carrera.

Cuando ya han pasado tres días desde la realización del Ironman 70.3 de Pucón, las repercusiones por la muerte del atleta Renato Bastías Fischer (38) aún siguen. Y en las últimas horas se conoció un informe preliminar evacuado por el Club Deportivo de la Universidad Católica en torno a los trágicos hechos que marcaron al evento. Y en la primera parte, relacionado directamente a la situación médica del fallecido, se dice que al salir del agua Bastías Fischer, en resumen, no presentaba actividad eléctrica en su corazón. En palabras más simples, no tenía signos vitales.

“A las 8:45 am se recibe aviso que deportista se encontraría con problemas en el último tramo de la natación, sin conocer el tiempo real que estuvo en inmersión. Personal de rescate logra retirar al deportista iniciando inmediatamente reanimación cardiopulmonar en el mismo bote. Es recibido por personal médico a la orilla del lago, en donde se utiliza inmediatamente desfibrilador externo automático (DEA) indicando ritmo no descargable (asistolia)”, se lee en el documento al que tuvo acceso La Voz….

La última parte del párrafo anterior es en extremo relevante. Esto, porque por un lado echa por tierra las versiones que apuntaban a que la organización no poseía un desfibrilador automático y, por el otro, transparenta que Batías fue sacado sin signos vitales desde el agua. El punto es que, según conocedores del tema, el aparato DEA mostró que el paciente estaba haciendo un paro cardiorespiratorio con asistolia. Es decir, además de no ser capaz de bombear sangre, el corazón tampoco presentaba impulsos eléctricos. Técnicamente la asistolia se define como la ausencia total de actividad electromecánica a nivel cardíaco. Según médicos consultados por este medio, la asistolia implica necesariamente ausencia de pulso y que no se bombee sangre al cerebro, por lo tanto implica una ausencia de signos vitales. Para Casos como estos lo que corresponde, según se explicó, es aplicar reanimación cardiopulmonar (RCP) y medicamentos para estimular algún tipo de reacción. Y eso fue lo que se hizo según el informe: “Se mantienen compresiones torácicas, se instala máscara laríngea para soporte de vía aérea y se administra atropina endovenosa según protocolo. Se avisa a ambulancia de avanzada más cercana, trasladando al deportista al hospital de Pucón, sin recuperar ritmo cardíaco en ningún momento. Se constata fallecimiento en hospital a las 9:11 am”. En esta parte el documento es rubricado con el nombre del doctor Luis Vergara Gutiérrez, director médico de la carrera.

Los médicos consultados por este medio señalan que es posible volver de esta condición de asistolia, pero que es relevante el tiempo que pase. Obviamente, a mayor tiempo en la situación es más difícil la reanimación. Ahora, también queda la duda si la víctima hizo un paro cardiaco en el agua y luego se ahogó o fue al revés. También si presentaba alguna condición médica previa; lo que solo se hubiese sabido con certeza con una autopsia; pero ésta no fue solicitada.

Más adelante en el informe se entregan otros detalles sobre la participación de la víctima en el evento y los recursos con que contaba la organización para enfrentar hechos de este tipo. Se especifica que Renato Bastías Fischer ya había participado en otras triatlones puconinas y que se inscribió para esta última edición con más de un año de anticipación, el 19 de diciembre de 2020. Se acota que Bastías firmó un documento de exención de responsabilidad que deben firmar todos los inscritos y que exime a la organización y a la municipalidad de responsabilidades por accidentes, situaciones médicas e, incluso, hechos delictuales, ocurridos en el contexto de la competencia. Además señalaba que contaba con las condiciones físicas adecuadas para soportar la exigencia.

El texto dice que Renato Bastías ingresó al agua a las 8:04 am y que en el primer giro de 950 metros cronometró 17,17 minutos, ubicándose dentro de los competidores más avanzados. Ya en el segundo giro, vuelve a entrar al agua para completar otros 950 metros y que cuando faltaban 50 metros para terminar la etapa del nado se toma conocimiento de que está sumergido en el agua: “El buzo táctico que se encuentra en el lugar procede a su rescate y posiciona al deportista en un kayak dispuesto por la organización para salvataje. Los rescatistas lo transfieren a la embarcación de emergencia iniciando inmediatamente maniobras de reanimación cardiopulmonar antes de llegar a la playa”. Ya en la playa asume la atención el doctor Luis Vergara, quien luego de constatar el paro cardiorespiratorio con asistolia, inocularle atropina e instalar una máscara laríngea lo trasladan en ambulancia hasta el hospital. El documento especifica que la organización contaba con cuatro ambulancias y un helicóptero, pero no se consideró apropiado usar la aeronave por las dificultades presentes en el entorno. En el centro asistencial siguen con los intentos de reanimación mediante RCP, pero nunca volvió el pulso eléctrico al corazón y se constató el deceso a las 9:11 am. 

Sobre los equipos disponibles en la carrera el informe señala que existían, como se dijo anteriormente, cuatro ambulancias, un helicóptero; pero además de eso había 32 personas destinadas solo a la atención médica de los atletas, once de ellos médicos. También se incorporaron siete motos con doctores que portaban equipos DEA y dos carpas médicas con capacidad de realizar maniobras de reanimación. Se explica que durante la carrera del domingo se realizaron otras tres atenciones médicas de diferente consideración.

El informe

Puedes bajar el informe completo haciendo click en la carátula del mismo.