Vuelta de Pucón a Fase 3 golpea a restaurantes, bares y discotecas

Luego de más de tres meses con mayores libertades, la comuna deberá profundizar las restricciones por el aumento de contagios de Covid-19, que ya suman 73 casos activos y que ponen a la ciudad en el “top five” de lugares con mayor número de enfermos que pueden transmitir el virus en la región.  

AFOROS.- Los efectos del retroceso se verán, principalmente, en los aforos de los locales comerciales tanto en sectores abiertos como cerrados. (Fotografía Rodrigo Navarro).

Pasó lo que tenía que pasar. El creciente y permanente aumento de contagios de Covid-19 registrado en las últimas semanas en Pucón puso a la comuna en retroceso en el Plan Paso del Gobierno. Y luego de disfrutar por cerca de cuatro meses de mayores libertades, principalmente en relación a los aforos en los espacios cerrados y abiertos, la comuna vuelve a la denominada Fase 3 de Preparación. Y son los restaurantes, bares y discotecas quienes, en el ámbito de la golpeada industria turística, son los que más sufren la vuelta atrás.

Las cifras liberadas por la seremi de Salud de La Araucanía señalan que en la comuna se registraron este martes ocho casos nuevos que dejan a Pucón con 73 personas en carácter de “activos”, lo que significa que pueden transmitir la enfermedad. La cifra pone a la ciudad entre las cinco localidades con mayores contagios en la región. La positividad (la relación entre el número de exámenes realizados y los que de ellos salen positivos al SarsCov-2), en tanto, también va al aumento con un 5,9%.

La medida, que comienza a regir este miércoles a las cinco de la mañana, obligará a los dueños de locales comerciales a reducir sus aforos. Es decir, deberán ingresar menos personas en relación a los metros cuadrados de cada local. Lo anterior, obviamente, generará menos ingresos. O sea, un nuevo golpe a la alicaída industria turística local.

Rodrigo Ilabaca, dueño de la discoteca Black Room Stage (ex Murano) comentó, algo afligido, que analizan si podrán seguir abiertos con las nuevas restricciones. “Es una pena que tengamos que volver a cerrar. Después de dos años de estar en nada, estábamos empezando a agarrar onda para volver a lo mismo. Si en Fase 4 funcionamos a casi un cuarto de capacidad, en Fase 3 es funcionar a un 10% prácticamente. Estamos analizando si vamos a trabajar en esta fase o, por lo menos, trabajar algunos días más que nada, ya qué hay sueldos, seguros covid, etc. comprometidos durante toda la temporada”, explicó el empresario nocturno. 

Carla Piana, dueña del restaurante Viva Perú, es otra comerciante que sufrirá con el retroceso de este miércoles. Según ella, todo lo que sucede es penoso: “Volver a ver las mesas llenas era motivo de celebración. Ahora de vuelta a reducir el aforo. Además con esto debe existir una separación de dos metros entre los bordes de las mesas y mi restaurante no es tan grande, tiene pocas mesas y que se reduzca la capacidad de personas nos afecta mucho como local gastronómico”.