Conflicto por sueldos en edificio La Poza: Constructora JL acusa a Inmobiliaria Fuenzalida de incumplimientos

La toma de la obra de parte de los trabajadores sigue, aunque la movilización podría terminar en las próximas horas.

La Constructora JL, quienes estaban a cargo de la obra del edificio La Poza, culpa a la Inmobiliaria Fuenzalida, mandante de los trabajos, de incumplimientos contractuales, lo que llevó a un conflicto con los trabajadores, quienes acusaron el no pago de sus remuneraciones. Todo esto, luego de conocerse, el viernes pasado, el paro de los obreros y la toma del recinto donde se levantan tres edificios con 160 departamentos en total a orillas del Lago Villarrica.

El abogado de JL, Gilberto Rudolph, respondió a una serie de consultas de La Voz…, y explicó que la empresa mandante no les ha cumplido con lo que, ellos estiman, estaba acordado. “El hecho que la Inmobiliaria del señor Fuenzalida, ha incurrido en una serie de incumplimientos para con nosotros, lo que nos ha creado una serie de daños y perjuicios.  A modo ejemplar, hacemos presente que nos ha rebajado en forma sistemática los valores de los estados de pago; también han efectuado una modificación intempestiva y unilateral de los proyectos de especialidades; no pagos de obras adicionales, entre otros. Circunstancias todas  que implicaron que pese a los esfuerzos realizados, no se pudo pagar los sueldos de Marzo de 2019”, explicó el abogado Rudolph.

El profesional va más allá y anunció acciones legales en contra de Fuenzalida: “Existe un conflicto con Inmobiliaria La Poza S.A.—que pertenece al grupo Fuenzalida propiedades—  ya que ella ha incumplido el contrato de construcción. Ello implicó que JL le remitiera carta notarial, requiriéndole formalmente que cumpla íntegra y oportunamente el referido contrato.  Al parecer es su intención no hacerlo, por lo que la Constructora ejercerá las acciones judiciales del caso”.

El profesional sostuvo que la inmobiliaria los “sacó ilegítimamente” de la obra. “Debemos indicar, que  hoy por la vía de no pagarnos, y otras maquinaciones, nos ha sacado ilegítimamente de la obra”, acotó.

Aseguró, además, que una vez que la empresa inmobiliaria pague lo que, según él, debe; JL le pagará a los empleados.

La toma, en tanto, seguía en la obra; aunque habían luces de acuerdo; ya que hasta el cierre de esta edición, se informó que Inmobiliaria Fuenzalida había pagado a gran parte de los trabajadores. Jhon Rubio, líder de los movilizados, aseguró que no levantarán la presión hasta que todos estén pagados. En todo caso estimaba que esto sucedería el miércoles. La idea, según se explicó es que la inmobiliaria tome el control de los trabajos y recontrate a todos quienes quedaron sin trabajo.

Consultado el abogado Walter Graf, representante de Fuenzalida en esta situación, señaló que la principal preocupación ahora es regularizar a los trabajadores.