Subcontratistas de Edificio La Poza alegan deuda de más de $300 millones

Pequeños y medianos empresarios protestaron ya que, según ellos, no les pagan desde diciembre. Proyecto habría sido vendido al Banco Security.

TRABAJADORES.- En total, son cerca de 150 trabajadores quienes no han podido recibir sus remuneraciones de manera ordenada. (Fotografía Rodrigo Navarro).

Un nuevo problema se visibilizó la mañana de este lunes en la obra del Edificio La Poza. Esto, porque los subcontratistas de la constructora a cargo de la obra mandatada, en principio, por la Inmobiliaria Fuenzalida, realizaron una protesta por el incumplimiento de los pagos desde diciembre. Y acusan que se les adeudan más de $300 millones a cerca de 40 pequeñas y medianas empresas que entregaban servicios —según señalaron— a la Constructora Roma, a cargo de la obra.

Danilo Marinelo, uno de los subcontratistas, explicó la situación en un despacho en vivo realizado con La Voz… la mañana del lunes. “Se nos fueron prometiendo pagos y pagos y al final la deuda alcanza a $314 millones. Nosotros mantenemos a familias puconinas y al final no nos han dado respuestas”, sostuvo y agregó que solo ha recibido evasivas de parte de Alfonso Fuenzalida, a quienes indican como responsable de la construcción.

Según Marinelo, el problema se generó debido a que la empresa que los contrató quedó sin flujo de caja y Fuenzalida debió vender el proyecto completo a un banco, el que estaría a cargo de finalizar la obra: “Alfonso Fuenzalida se lo vendió al Banco Security. Y ahora el dueño de esta propiedad no es Fuenzalida, es Security”. Según Marinelo son más de 150 trabajadores que no han podido recibir sus remuneraciones ordenandamente.

Por la tarde, parte del grupo se reunió con el alcalde Carlos Barra y parte de su equipo jurídico, quienes se comprometieron a apoyar a los trabajadores y a los empresarios complicados por la deuda. La Voz…, trato de hablar con Alfonso Fuenzalida, pero no fue posible. En abril de 2019, el proyecto (que está en un 70% de avance) tuvo un problema al quebrar la Constructora JL, la que partió con la construcción.