Abusos sexuales en colegio Carlos Holzapfel: también se investiga consumo de drogas

Sospechoso habría reconocido ser consumidor habitual de marihuana e involucró a otros dos asistentes de la educación. Hay un sumario por esto y cercanos a las víctimas sostienen que debe indagarse, también, la posibilidad de tráfico al interior del establecimiento.

TESTIMONIO.- Según el mismo sospechoso, él era un consumidor habitual de marihuana e involucró a otros dos asistentes de la educación.

Si bien la denuncia de abusos sexuales en el colegio Carlos Holzapfel pudo impactar a la comunidad estudiantil y local. Podría ser solo la punta del iceberg de un problema mayor. Al menos así lo relatan quienes están viviendo el problema en la interna y sostienen que además de las vulneraciones de derechos de dos menores, también habría consumo de drogas.

El asunto se conoció luego de la revelación inicial y La Voz… tuvo acceso a algunas fuentes oficiales que corroboran la información. En los hechos, según estas fuentes, el sospechoso de cometer actos de connotación sexual también habría reconocido ser consumidor habitual de marihuana. Pero además de eso señaló que otros dos asistentes de la educación también lo eran. Por lo mismo, al interior del establecimiento también se abrió un sumario administrativo por esta denuncia. Cercanos a las víctimas sostienen que la posibilidad de que se traficara al interior del establecimiento es algo que también debe investigarse en profundidad. Conocedores del testimonio del sospechoso señalan, en todo caso, que el asistente de la educación reconoció solo consumo y fuera del colegio.

El caso se hizo conocido a principios de noviembre cuando el asistente de la educación que desarrollaba labores en el colegio se auto denunció en el Ministerio Público por abusos sexuales en contra de dos menores. Uno de ellos ya ha egresado, el otro aún en el colegio. Luego de eso, el sospechoso repitió la acción de autodenuncia ante la dirección del centro educacional; lo que abrió el caso. Conocedores del caso señalaron a La Voz…, que la Dirección de Educación Municipal (Daem), dispuso que los antecedentes fueran puestos en la justicia, despidió al asistente y contactó a los padres de los menores para informarles y ayudarlos en el complejo momento.

Cercanos a las víctimas comentan que los abusos habrían ocurrido en salas de clases desocupadas y baños. Y que además el agresor habría mantenido amenazado a una de sus víctimas para que ocultara la situación. El caso es investigado por la Brigada de Delitos Sexuales (BDS) de la PDI.