Pese a tener un 70% de avance en la construcción del casino, superintendencia aún mantiene en suspenso autorización del proyecto

El organismo que regula el juego en Chile aún no tiene una fecha para que el consejo asesor se reúna y defina el futuro del proyecto. En tanto, el diputado Fernando Meza ofició a la municipalidad para que invalide el permiso de edificación original. 

AVANCE.- Así luce actualmente lo que debería ser el nuevo casino que la empresa Enjoy construye en Pucón. El problema es que la compañía está en una serie de enredos administrativos que ponen una nebulosa a la posibilidad real de operar. (Fotografía Enjoy)

Las obras del nuevo casino que la empresa Enjoy construye en Pucón avanzan. Y lo hacen rápido. Tanto que ya van en un 70% del total de la edificación por lo que la construcción, técnicamente, está a días de entrar en una etapa final. El problema radica en que, pese a lo anterior, la Superintendencia de Casino y Juegos (SCJ) aún no pacta una fecha para que el consejo resolutivo de la entidad pueda definir si acepta o da un nuevo rechazo a los cambios que la compañía planteó al proyecto que se construye frente a la plaza, en la manzana donde se levantaba el antiguo y destruido Hotel del Lago. 

Lo anterior genera toda una complicación ya que, en los hechos, la empresa construye sin tener certeza de que el proyecto (avaluado, en total, en más de US$ 20 millones) llegará finalmente a puerto. El punto es que según señaló el gerente de asuntos corporativos, Eduardo Sboccia, no es viable detener la obra por ser un proyecto grande y porque, en los hechos, (de obtener la luz verde de parte de la SCJ) deben cumplir con plazos acotados que tienen su límite este próximo mes de abril. “Es realmente preocupante, nosotros estamos ejecutando una obra que ya tiene más del 70% de avance. Se trata de un proyecto de una envergadura importante que no se puede detener. Es inviable detenerlo en la espera que el consejo emita una resolución”, señaló Sboccia en un comunicado hecho llegar a la redacción de La Voz…

La empresa ya había presentado los cambios al proyecto que incluían eliminar estacionamientos subterráneos y desechar, definitivamente, la posibilidad de levantar un hotel categoría 5 estrellas en los pisos superiores. A principios de junio el consejo resolutivo de la SCJ rechazó los cambios, pero Enjoy presentó —20 días después— nuevas variaciones para ajustarse a los parámetros exigidos por el organismo regulador. El problema es que desde ahí nunca más se convocó al consejo resolutivo. Consultada la unidad de comunicaciones del organismo regulador sobre este tema, señalaron que se está a la espera de la definición sobre quién ocuparía el lugar que tenía el intendente regional. El punto es que luego de la entrada en vigencia del cargo electo de gobernador regional, el intendente desapareció y en representación del Ejecutivo quedó la figura del delegado presidencial. El punto es que se debe determinar —con consulta a la Contraloría General de la República— quién debe representar los intereses regionales y comunales en el consejo resolutivo: el gobernador regional o el delegado presidencial. 

Permiso de edificación

Pero la demora de la SCJ no es la única situación compleja que tiene Enjoy. Hace una semana se conoció el cuestionamiento que le hizo la Contraloría General de la República (CGR) al permiso de edificación original que la Dirección de Obras Municipales (DOM) le entregó a la empresa en abril de 2020. Según el organismo contralor, la declaración de carga de ocupación que realizó el revisor independiente de la obra no están acordes a la realidad y que sobrepasan lo establecido de acuerdo a las calles que el edificio enfrenta. Todo esto a requerimiento del diputado Fernando Meza, quien realizó la consulta a la CGR. Si bien la empresa ya realizó los descargos al director de Obras, Claudio Painepan, quien a su vez deberá emitirlos a la Contraloría; el mismo diputado Meza ingresó un oficio a la municipalidad para que la DOM inicie el proceso de invalidación del permiso. Esto, pese a que el permiso de edificación sufrió una modificación en marzo de 2021 en el que se quitaron los estacionamientos subterráneos y los pisos superiores destinados al hotel. El oficio de Meza también fue replicado a la CGR pidiéndole a este organismo que le pida a la municipalidad invalidar el permiso de edificación.

“El oficio es para que la municipalidad de Pucón realice a la brevedad lo que le está solicitando la Contraloría que es invalidar el permiso tal como lo había solicitado el casino de Pucón”, agregó Meza a La Voz.

Algunas fuentes requeridas por este medio al interior del municipio señalaron que el tema lo ve actualmente el área jurídica y que es altamente probable que se haga una consulta al organismo contralor en torno a los alcances del dictamen y si cabe la posibilidad de invalidar el permiso de abril de 2020.

El oficio del diputado

Haz click en la carátula del oficio para acceder por completo al documento que el diputado Fernando Meza ingresó a la municipalidad para solicitar la invalidación del permiso de edificación original del casino.