Condominio Caburgua: concejo revisará autorización para conexión a alcantarillado

El cuerpo colegiado definirá si la empresa puede pasar bajo la plazoleta para llegar hasta la cámara de alcantarillado y poder terminar así las obras y entregar los subsidios sociales.

ENTREGA.- Los 160 departamentos del complejo están prácticamente listos y solo resta finiquitar la conexión al alcantarillado para terminar el proyecto.

Tal como lo planteó la Dirección de Obras Municipales (DOM). Es decir pasar por el concejo municipal para ser autorizados o no. Al menos este será el caminó que tomará la empresa Manitoba (del holding Martabid) para poder finiquitar la conexión a la cámara de alcantarillado ubicada aledaña a Villa el Esfuerzo y terminar así las obras del condominio Caburgua. De esta forma, si es que recibe la luz verde de parte de la mesa de ediles, la empresa podrá recepcionar los trabajos y los propietarios (el 30% con subsidio de vivienda social) podrán acceder a sus departamentos.

La historia del condominio Caburgua cobró relevancia la semana pasada cuando se conoció que la DOM les había paralizado las obras de conexión a la red de alcantarillado, debido a que no tenían autorización. Según la interpretación de la normativa que hacía esa división municipal a cargo de las construcciones, la empresa debía, necesariamente, pasar por el concejo municipal, ya que se debía intervenir una plazoleta pública de la Villa el Esfuerzo. Según la empresa, la autorización no era necesaria, ya que la intervención no era tal debido a que la conexión se haría, por completo, bajo tierra. Es decir, en el subsuelo. La DOM, en tanto, argumentaba que, incluso el subsuelo de la plazuela estaba bajo la supervisión municipal al ser un bien de uso público.

El punto es que si bien la interpretación de la DOM podía ser debatible. De hecho, la posición de la unidad Jurídica municipal, según se supo, iba por la línea de la empresa no requería autorización, ya que había había normativas que lo permitían. En todo caso, al parecer la premura por terminar las obras y asegurar los subsidios (son 32 unidades sociales en 160 departamentos) hicieron que la empresa ingresara el viernes pasado una solicitud para que sea la mesa de los ediles quienes revisen finalmente la situación.

Lo anterior permitiría, entre otras cosas, que el concejo pueda condicionar su eventual apoyo a alguna obra o mejora social que la empresa pueda realizar en el sector. En todo caso, esto último solo se conocerá en la misma reunión del miércoles.