Claudio Cortez se desmarca de concejales opositores y asume como “un error” su voto en remoción del ex administrador

El edil RN señaló que no subirá a la Suprema luego del fallo de la Corte de Apelaciones que obliga a la municipalidad a reintegrar a Rodrigo Ortiz. Con esto, quienes promovieron la salida del funcionario se quedan sin mayoría para una eventual acción similar.

TRABAJO.- Cortez sostuvo que su trabajo en terreno le ha permitido conocer en mejor medida el trabajo del municipio y eso lo ha llevado a asumir que fue un error por apresuramiento remover al anterior administrador. (Fotografía archivo).

Se mantuvieron en silencio desde que salió el fallo de la Corte de Apelaciones que ordenó a la municipalidad reintegrar al removido administrador municipal, Rodrigo Ortiz. Esto hasta este martes cuando uno de los concejales que propició la salida del funcionario a fines de diciembre pasado se decidió a hablar y a marcar su posición. Se trata del RN Claudio Cortez, quien decidió desmarcarse del denominado “bloque opositor” (conformado por los concejales Armin Avilés, Verónica Castillo, Ricardo Cortés y Daniela García) y señalar que no recurrirá a la decisión del tribunal de alzada en Temuco. Es decir, no va a la Suprema. Pero no fue lo único, también asumió como un error dar su voto y generar una mayoría para sacar a quien fuera considerado como el “brazo derecho” del alcalde Carlos Barra.

“Yo acato lo que dicen los jueces y me voy a desmarcar de lo que continúa de aquí para adelante en este proceso”, señaló Cortez a La Voz…, quien agregó: “Claramente fue una falta de experiencia (de su parte) en el ámbito municipal. He estado trabajando bastante en terreno y he salido bastante y hay cosas que no se pueden hacer rápido. Es algo parecido. Yo fui muy apresurado en un tema y claramente creo que hubo un problema. En lo personal creo que fue un error la decisión (de sacar a Ortiz). Fue un error haber votado la remoción”.

Según Cortez esta es una decisión que tomó personalmente y no lo ha comunicado al alcalde y tampoco al interior del partido (RN) que comparte con el jefe comunal: “Es una decisión que tomé solo. Yo ahora estoy trabajando en terreno y estoy tratando de conseguir cosas y creo que no debí haberlo hecho (votar en favor de sacar a Ortiz) en su oportunidad”.

Efecto político

El voto favorable a la salida de Ortiz entregado por Caludio Cortez generó la mayoría necesaria para sacar a Ortiz de su cargo. Ahora, si bien el tema se judicializó —por el recurso de protección que Ortiz ya ganó en la Corte de Apelaciones de Temuco— y la municipalidad ya nombró a un nuevo administrador (Carlos Olave); resta conocer cómo terminará la historia. Esto, porque lo más probable es que los otros cuatro concejales del denominado “bloque opositor” sí suban a la Suprema en busca de un fallo favorable. La Corte de Temuco, por cierto, reparó en la forma en cómo se generó la salida de Ortiz y no se metió en el fondo (ver nota del fallo).

El punto es que si se mantiene la resolución del tribunal de alzada, hay que observar qué decisión tomará la municipalidad y en particular el alcalde Barra sobre Ortiz. Esto, porque el fallo dice que debe ser devuelto a su cargo y pagarle retroactivamente el sueldo. El dinero podría llegar a los $21 millones, pero debe entrar a la ecuación si se le descuenta el sueldo que recibe actualmente como funcionario a contrata. En todo caso, desde la municipalidad trascendió que es probable que, de pagar, persigan a los concejales que removieron al funcionario para el reintegro del dinero.

Ahora, con el desmarque de Cortez la situación política también da un nuevo giro. Esto, porque los concejales que propiciaron la salida de Ortiz pierden la mayoría para un movimiento similar en caso de un reintegro. Por ahora, ninguno de los cuatro concejales que podrían ir a la Suprema ha querido referirse públicamente al caso.