Caso tierras: Ubilla respondió cuestionario y proceso queda a la espera de nuevo informe de la Conadi

El subsecretario del Interior se fue sin hablar con la prensa en medio de una manifestación en su contra fuera del tribunal.

Según el abogado demandante (Gabriel Osorio, de lentes), Rodrigo Ubilla (en primer plano) no respondió la totalidad del cuestionario que le plantearon.

Por tercera vez el subsecretario del Interior Rodrigo Ubilla estuvo en Pucón a causa de la demanda que pesa en su contra por compra de tierras de origen indígena. Pero esta vez fue la primera en el contexto del estallido social que vive el país desde el 18 de octubre pasado. Y, aunque las otras dos anteriores, la autoridad de gobierno siempre aclaró que lo hacía en calidad de “ciudadano”, esta vez no hubo posibilidades de conocer de su boca en qué situación llegaba hasta la zona. Simplemente uno de los hombres fuertes del gobierno de Sebastián Piñera, no emitió palabras; sino que salió raudo a borde de su Mitsubishi Montero, vehículo que trató de evitar —como fuera posible— a los cerca de 30 manifestantes que gritaban consignas fuera del tribunal de Pucón y que las emprendieron en contra del mismo vehículo cuando salió. Pero no pasó a mayores. Carabineros controló la situación y las personas —en su mayoría mapuches— tampoco incrementaron en algún grado el nivel de violencia. Con todo, las venidas de Ubilla a Pucón por este caso, finalizaron y solo resta esperar el fallo que podría salir en marzo, según el abogado Gabriel Osorio, representante de la familia Painequir, demandantes en la causa.

Fue Osorio mismo quien explicó los detalles de la diligencia en la que el subsecretario respondió un cuestionario de 71 preguntas que apuntaban, entre otras cosas a cómo se realizó la compra y quién lo asesoró para la transacción de los terrenos al interior de la comunidad Mariano Millahual en Quetroleufu. “El subsecretario del interior vino al tribunal a responder las preguntas referentes al caso, que se llama absolución de posiciones. Con esto se terminaría la etapa testimonial y de absolución de posiciones en el presente proceso y falta ahora que se oficie a la Conadi a fin de que informe en derecho sobre su opinión respecto a los contratos y liquidación de sociedad conyugal de este caso”, explicó Osorio  la salida de la audiencia.

Este último antecedente —el informe de la Conadi— no es menor en el tema. Esto debido a que lo que debe resolver el tribunal es si Ubilla compró tierras mapuches o la liquidación de sociedad conyugal que realizó la vendedora, Guadalupe Morris, con su esposa Patricio Painequir; realmente significó que los predios que quedaron a nombre de la mujer dejaron de ser mapuches y quedaron desafectados de la prohibición de venta a un no mapuche. El punto es que la Conadi, a petición del mismo Ubilla, ya se pronunció cuando este caso explotó y señaló que la tierra en cuestión “no era mapuche”. El punto es que el abogado Osorio presentó un informe del año 2015 de la misma Conadi con un caso similar y en ese documento se establecía que las tierras, luego de una liquidación de sociedad conyugal en que predios quedaban en manos de un no mapuche, seguían manteniendo el gravamen que les impide vender a alguien que no sea de la etnia: “Lo extraño es que la Conad haya cambiado tan rápidamente de opinión, porque en el año 2015 dijo que todo se tenía que anular porque tenía un vicio de nulidad absoluta (…) entonces la Conadi tendrá que explicar por qué cambió de opinión tan tajantemente”. 

Respecto a esto último, Marcelo Neculman, abogado de Ubilla, sostuvo que el informe al que hace referencia Osorio está equivocado y que en el caso en particular del año 2015, el tribunal que solicitó el informe ratificó que el predio en cuestión (vendido a un no mapuche bajo el mismo sistema de liquidación de sociedad conyugal) sí podía inscribirse en el Conservador de Bienes Raíces lo que validaba la venta. “Esa parte de la historia está omitida en la apreciación o el comentario hecho por la contraparte”, argumentó Neculman, quien agregó que la Conadi es lo suficientemente independiente para emitir un informe sin presiones de parte del Ejecutivo.

Pese a que el caso podría terminar en marzo, como lo señaló el abogado Osorio, el mismo profesional acotó que es altamente probable que la causa se resuelva finalmente en la Corte Suprema.

Minutos antes de la audiencia, el vocero o werken de la comunidad, Carlos Quiñenao, acotó que la única salida válida para ellos es que la autoridad devuelva las tierras. “El hombre tiene que devolver las tierras porque las tierras son mapuche”, acotó y luego agregó: “Así como salió (el ministro Andrés) Chadwick, está es la instancia para que también se vaya Ubilla”.

Hasta la redacción de La Voz…, miembros de la comunidad hicieron llegar un mensaje de Víctor Painequir, uno de los representante de la familia que demanda a Rodrigo Ubilla. En el texto se agradece a todos quienes apoyan el proceso judicial, el que fue marcado como un punto de partida para nuevos procesos de recuperación. “Este hecho será relevante para asi poder seguir con más fuerza. Y ser un punto inicial para así recuperar nuestros territorios el cual nos perteneció en su momento. No tan solo en nuestra comunidad existen este tipo de situaciones sino que en toda nuestra región”, dice el texto.