Seremi de Salud anuncia control sanitario camino al Volcán Villarrica

La autoridad regional, eso sí, negó la solicitud de la Conaf de cerrar la vía al macizo.

ESTACIONAMIENTO.- Esta imagen muestra el estacionamiento en el sector Juncalillo durante el fin de semana. En promedio hubo 200 personas diarias entre sábado y domingo.

La seremi de Salud de La Araucanía, Gloria Rodríguez, anunció un control sanitario (similar al de Correntoso) en el camino al volcán. Esto luego del oficio enviado por la Corporación Nacional Forestal, Conaf, en torno a la posibilidad de decretar, derechamente, el cierre de la vía. Todo, luego de que el fin de semana el macizo vivió una visita masiva con un promedio de 200 personas diarias entre el sábado y el domingo, lo que contraviene las recomendaciones de las autoridades en torno a quedarse en casa, evitar las aglomeraciones y mantener distancia social.

La seremi Ríos, explicó que no les era posible cerrar el camino, pero sí podían instalar el control sanitario. “La Conaf nos ofició solicitando el cierre del camino al volcán, con lo cual se hicieron las consultas al nivel central y no es factible para la seremi de Salud en estos momentos decretar un cierre puesto que es una condición muy restrictiva, ya que es un camino público donde existe libertad de paso”, explicó la autoridad y luego agregó: “Sí se van a tomar medidas en relación a instalar un control sanitario al ingreso al volcán para restringir el paso de las personas que puedan tener una vivienda distinta a la normal para hacer controles de temperaturas y verificar además si existen personas en cuarentena en el registro nacional”.

El tema se hizo público cuando aparecieron fotos en redes sociales del estacionamiento del sector Juncalillo en los faldeos del volcán, el que se apreciaba parcialmente lleno de vehículos. Luego de una nota sobre el tema publicada por La Voz…, el director regional de Conaf, Julio Figueroa, señaló que solicitarían a la seremi de Salud el cierre del camino principal, debido a que la vía era pública y el organismo que protege los parques nacionales no tiene esa atribución.

El centro de esquí permanece cerrado y aún no está claro si estará en condiciones de abrir si es que los requerimientos sanitarios lo permiten. A mediados de mayo la Cámara de Turismo le planteó al concejo municipal la posibilidad de establecer protocolos y un proyecto para abrir el centro de esquí cuando sea sanitariamente posible. La agrupación sufrió un profundo rechazo del concejo, quienes en su mayoría argumentaron que “la vida estaba por sobre de los negocios”.