PDI confirma que ubica cráneo en zona donde encontraron cuerpo desmembrado

Restos son analizados por el SML para determinar si corresponden al fallecido hallado el miércoles pasado y, además, tener luces sobre la causa del deceso.

INDAGATORIA.- La causa está siendo investigado por la BH de la PDI, liderados por la fiscalía local de Pucón. (Fotografía Rodrigo Navarro).

La verdad es que parece una película de terror; pero es la vida real. Esto luego de que el pasado miércoles 23 de diciembre unos jóvenes encontraran el cuerpo desmembrado de una persona adulta de sexo maculino. Pero faltaban partes y una más que clave para verificar y cerrar la teoría principal que maneja la Brigada de Homicidios (BH) de la Policía de Investigaciones (PDI) que apunta a que en el deceso no hubo intervención de otras personas y que el estado del cuerpo se debió exclusivamente a la acción de la fauna asilvestrada, principalmente perros que deambulan en jaurías por la zona. Pero el círculo podría cerrarse, ya que durante este lunes, la PDI confirmó que en la zona aledaña al hallazgo del cuerpo fue ubicado un cráneo humano y que podría corresponder a la parte faltante del fallecido.

“El fiscal de turno de Pucón solicitó la concurrencia de personal de esta brigada hasta la ruta Pucón – Caburgua, kilómetro 5,5, lugar en que momentos antes, personas habían encontrado un cráneo. Una vez en el lugar se constató que el cráneo correspondía a un humano y por instrucción del fiscal de turno fue derivado al Servicio Médico Legal (SML) de Temuco”, señala el comisario Carlos Leal de la BH temuquense; quien agregó: “Se continúan realizando las pericias para establecer si dicho cráneo corresponde a un fallecido encontrado en las cercanías del lugar”.

El punto es que si bien solo el análisis de SML determinará si el cráneo correspondía al cuerpo ubicado el 23 de diciembre en el sector del aeropuerto, en unos matorrales tras lo que queda del colegio que instaló el empresario (y ex candidato a alcalde) Julio Huenur. Pero el trabajo del peritaje será más profundo que solo determinar el origen del cráneo. También será clave si encuentran alguna señal de violencia. De ser así, la teoría del caso podría sufrir un vuelco.

En todo caso, y de acuerdo a lo que señalan los investigadores, la hipótesis más fuerte es que el fallecido tendría problemas con el alcohol y periódicamente llegaba hasta el sector donde fueron ubicados sus restos, debido a que tenía un hijo fallecido que estudiaba en el colegio de Huenur.  Pero finalmente eso deberá determinarlo el SML con la evidencia científica que logra estampar en un informe que debe hacer llegar al Ministerio Público.