Eduardo Sboccia, gerente de asuntos públicos de Enjoy: “Estamos dando más y superando la oferta del proyecto comprometido originalmente”

El alto ejecutivo de la compañía casinera salió al paso de las críticas surgidas por el nuevo salón de juegos que se levanta frente a la plaza de Pucón y que aún no obtiene la aprobación final de la SCJ. Asegura que la obra es mejor tanto cuantitativa como cualitativamente a lo que se postuló en la licitación de 2018 y se muestra confiado en obtener la “luz verde” del regulador, pese a la oposición surgida.

CONFIANZA.- Eduardo Sboccia dice estar confiado respecto a la decisión que debe tomar el consejo resolutivo de la SCJ en torno al actual proyecto que se construye frente a la plaza.

La situación del nuevo casino que la empresa Enjoy construye actualmente frente a la plaza está en un momento en extremo definitorio. Pese a tener permiso de edificación, falta que la Superintendencia de Casinos y Juegos (SCJ) de la luz verde para que el proyecto pueda estar operativo en abril de 2022. Y en su contra juegan una serie de factores como el primer rechazo del consejo resolutivo de la SCJ y la oposición de algunas agrupaciones locales como la Cámara de Turismo. La mañana del miércoles el jefe local de Enjoy, Gonzalo Grob, y el gerente de asuntos públicos y regulatorios de la compañía casinera, Eduardo Sboccia, estuvieron en una (algo tensa) presentación ante el concejo municipal en pleno en la que expusieron sus puntos y explicaron en detalles los alcances y complicaciones que ha tenido el proyecto desde que se ganaron la licitación en 2018.

Luego de eso, Sboccia (47), quien también fue abogado corporativo de la empresa fundada por la familia Martínez, se dio un tiempo para hablar con La Voz… y hablar sobre el futuro de la empresa en la comuna. Con todo, el alto ejecutivo se muestra optimista de lo que viene y apuesta a ganador. Al menos así se va cuando construyen un casino (con más del 30% de avance) sin tener aún la venia del SCJ. Acá sus respuestas.

— Ustedes acaban (la entrevista fue hecha dos horas después de ese encuentro) de tener una reunión con el concejo municipal para exponer el proyecto, ¿qué lograron sacar de este encuentro? ¿Qué les queda de esto?

“Me queda una sensación muy positiva, ya que siempre es necesario juntarse con todos los actores de la comunidad sobre todo con la autoridad. Era necesario juntarnos y agradezco muchísimo la invitación de la municipalidad en ese sentido. Hubo muchas preguntas y me queda la satisfacción de, creo, haber contestado todas las dudas y haber aclarado todas las interrogantes, mitos y, a veces, ciertas cosas medias grises que se tienen respecto del casino y espero haberlas podido contestar de manera clara y precisa para toda la comunidad. Me queda un sentimiento de bastante satisfacción y la convicción de que hay que seguir en ese camino de información permanente a toda la comunidad y a las autoridades”.

— Ustedes también se juntaron con los gremios hace un tiempo atrás y les contaron esta historia del casino en Pucón. ¿Por qué no hicieron esto antes? ¿Por qué no abrieron el proyecto como lo están haciendo ahora a los gremios, a las autoridades y a la gente y lo hacen ahora que están en una etapa muy final del proyecto?

“Básicamente por un tema de plazos. Nosotros recién en marzo de 2020 supimos a ciencia cierta cuál era la prórroga que iba a entregar el Ejecutivo para poder desarrollar los proyectos de casinos municipales. Si bien la industria le pidió (al Gobierno) a inicios de 2020 entre tres a cinco años y el Gobierno solo nos dio seis meses y eso lo supimos en febrero o marzo de 2021. Recién ahí teníamos la certeza de qué podíamos construir y qué podíamos mostrar y esa es la razón de por qué hoy día recién estamos explicando ahora (el proyecto). Ahora si tú dices por qué no hemos salido a contar un relato antes de tiempo, yo diría que es porque culturalmente hablando la forma de ser de la compañía es una forma de ser de bajo perfil, pero entendemos que hoy día los tiempos han cambiado y que es necesario estar súper abiertos y con más transparencia de la usual comunicando y posicionando qué quieres hacer, tus ideas y tus proyectos”.

— Con todo lo que ha pasado desde 2018 cuando ganan la licitación con problemas legales, cambios de proyectos, reorganización judicial y todo este “río caudaloso que ha pasado bajo el puente” ¿no les ha generado, a juicio de ustedes, una imagen y posición negativa frente a la comunidad local?

“Tengo la sensación de que en general, no. Eso nos mostró como una empresa que puede tener problemas. A raíz de la pandemia, lo que se vio es que esto no afecta solamente a los chicos o a los medianos; también puede afectar a los grandes y en ese sentido también es un llamado a la humildad y es un llamado a la resiliencia. Nosotros en Pucón tenemos una historia de resiliencia que es importante y que la comunidad la sabe. Creo que es parte de lo que nos ha tocado vivir. Siento que si uno compara las críticas que ha tenido el proyecto y opiniones en contra, versus el apoyo de la gente, es indudablemente mayor el apoyo de la gente y eso lo vemos nosotros con toda la cantidad de trabajadores y familias con los que estamos que en la interna te lo cuenta; las pymes que trabajan en torno a lo que significa Enjoy en la región también te lo cuentan: Entonces no creo que se haya afectado la reputación o el nombre de la empresa. Hay más un sentimiento de empatía que eso; pero claro, siempre hay personas que pueden tener aprensiones”.

— ¿Qué pasa cuando una concejal les dice que Enjoy va a construir un proyecto con el que no se ganó la licitación? Y esa es una crítica que ha estado dando vueltas permanentemente en el ambiente local.

“Nos pasa que nos dio la oportunidad de explicar algo que quizás no se ha dicho claramente. Dentro del marco de la normativa de casinos de juegos está contemplado que los proyectos, después de que se adjudican hasta que se construyen, se puedan modificar. Y no hay límites para hacerles modificaciones. Eso está en la Ley y es la regla del juego. Y esas modificaciones tienen que seguir un procedimiento que está establecido y al final se zanjan por el consejo resolutivo (de la SCJ) que lo aprueba o no si es que se cumplen las condiciones que establece la Ley. Es perfectamente posible, y ha pasado en casi todos los casinos de juegos que se han construido en Chile, que el proyecto que se termina construyendo no es igual al proyecto que se adjudicó. Todos han tenido cambios y todos han tenido modificaciones; desde los más grandes a los más chicos”.

— Pero si bien la Ley contempla la posibilidad de modificaciones, la lógica de la Ley es que las modificaciones sean iguales o superiores a lo prometido en la licitación y pareciera ser que al ver la licitación (original) en los papeles, vemos que el proyecto que ustedes plantean construir y están construyendo es inferior al original…

“No. No es inferior al original. Yo diría que es superior al original. De hecho es superior al original desde el punto de vista cuantitativo y cualitativo también. Partiendo por lo último, cualitativamente, la ubicación que tiene el casino hoy día, respecto del que se planteó originalmente, en la plaza de Pucón, da respuesta a una aspiración súper profunda de la ciudad…”.

— ¿Y por qué no lo plantearon ahí originalmente si era una aspiración tan grande de la ciudad? ¿Por qué no haberlo dejado ahí al principio?

“Para ser sincero no tengo una respuesta concreta. No lo sé. Quizás porque se pensó en su minuto que era mejor tener un solo gran edificio con hotel y casino al lado; y quizás se estaba pensando en otro desarrollo para ese terreno (en donde se construye actualmente), puede ser. No tengo la respuesta precisa, pero puede que vaya por ahí. pero volviendo a la pregunta, desde el punto de vista valórico, conceptual y de las percepciones; sin duda que tener el casino allá, donde estaba el Hotel del Lago, es mucho mejor que tenerlo acá Ubicación original, al lado del Gran Hotel Pucón). Desde un punto de vista cuantitativo, la inversión comprometida, sobre los US$24 millones se mantiene; la tecnología comprometida en máquinas tragamonedas que es quizás lo más importante del casino, se mantiene; la cantidad de metros cuadrados del proyecta respecto del original, se aumentan; las áreas de circulación del casino y el tamaño de la sala de juegos se aumenta respecto del original en casi mil metros cuadrados; y eso es porque hay un aprendizaje de la pandemia, de lo que viene a futuro y que nos llama a decir ‘oye, necesitamos tener mayor distancia, espacio y que las áreas de circulación sean más grandes’”.

— ¿Fue un error haber planteado (en el proyecto que se cambió al frente de la plaza) estacionamientos subterráneos y la posibilidad de tener un hotel cinco estrellas a futuro?

“No. Eso obedeció a un momento específico donde nosotros estábamos trabajando invitados por el ministerio de Hacienda en mesas de trabajo, y planteamos como industria, prórrogas de entre tres a cinco años. En esa lógica, nosotros planeamos estacionamientos subterráneos y lo del hotel fue un desarrollo no planteado a la superintendencia de Casinos, fue planteado a nivel de la Dirección de Obras Municipales (DOM), ¿por qué? Porque cuando tú ingresas los planos a la dirección de Obras para que den un permiso de edificación, hay que poner todo el desarrollo futuro que puede tener esa obra que construyes. Es decir, si estás haciendo un edificio y piensas que en cinco años puedes hacer un hotel arriba, tienes que plantearlo para que lo aprueben, o sino después no puedes desarrollarlo. Entonces, en los planos que se ingresan a la DOM, pero no los que se ingresan a la superintendencia de Casinos, se proyectó ese hotel…”.

— Pero en la superintendencia de Casinos ustedes plantearon como una obra complementaria a futuro la posibilidad del hotel cinco estrellas…

“Ya, pero la superintendencia de Casinos me dice ‘qué bueno que lo hagas, pero a mi no me influye para nada en si te voy a dar la autorización o no’”.

— Pero algunos consejeros lo toman como un argumento que favorecía al proyecto y al cambio de ubicación, la pregunta es si ¿no se puede interpretar eso como una especie de ardid para obtener la aprobación del cambio, o sea usar el argumento del hotel cuando en realidad nunca pensaron hacerlo?

“No. Para nada. Lo pensamos y está dibujado. Hay planos. Lo pensamos hacer. Es verdad y absolutamente verídico. No era un tema de márketing, no era un ardid para nada. Cien por ciento descartado…”.

— …Pero algunos lo interpretan así: que fue una promesa para obtener la aprobación del cambio y después cuando la obtuvieron, desecharlo…

“No. Nosotros siempre seguimos pensando en qué desarrollo se le puede dar a ese terreno (donde se ubicaba el Hotel del Lago y lo que resta luego de la edificación del nuevo casino), ya que ese terreno es de Enjoy…”.

— …¿Es de Enjoy el terreno? ¿No es de un banco?

“Sí claro, pero Enjoy tiene la opción de compra. Está en leasing. Nosotros siempre estamos pensando en qué desarrollo se le va a dar a ese paño; entonces si me preguntas si con la parte restante se va a hacer algo a futuro; yo no puedo decir que no; ¿están pensando en algo? La respuesta sí; pero en qué están pensando, no te puedo decir porque no tengo ninguna seguridad. Yo no creo que haya sido un error (plantear los estacionamientos subterráneos y la posibilidad del cinco estrellas) porque obedeció a un contexto en que nosotros esperábamos entre tres a cinco años y la verdad es que nos dieron seis meses. Nosotros, cuando nos dieron seis meses, teníamos dos alternativas: o nos íbamos a pelear en contra y nos ‘íbamos a las patadas’ a discutir que todos los técnicos y que todos los economistas recomendaban entre tres a cinco años (de prórroga) y me parece que, incluso, la superintendencia recomendaba entre tres a cinco años y finalmente el Ejecutivo dio seis meses. Cuando tuvimos que tomar la decisión dijimos ‘bueno, a qué nos arriesgamos, a un muy bonito juicio o le tiramos para adelante’ y decidimos tirar para adelante. Y fuimos a la superintendencia y fuimos al ministerio de Hacienda y vinimos para acá y les dijimos ‘nosotros vamos a ir para delante, pero ojo, tenemos que hacer cambios porque tenemos covid de por medio y tenemos construcción en invierno’ y eso es lo que nos lleva es a tener que sacar el subterráneo y tener que posponer —y voy a decir posponer, no digo eliminar porque puede haber un desarrollo futuro, no sobre el casino, pero hay partes del lote que todavía son trabajables— lo del hotel (cinco estrellas)”.

— Según la Cámara de Turismo, quienes se oponen al proyecto, la idea de tener un casino, más que la plata que pueda dejar, debe ser un aporte al desarrollo turístico y tiene que traer valores extras y agregado a solo el casino y, según ellos, este proyecto no da ese valor agregado. ¿Que tiene que decir respecto de eso?

“Que nosotros creemos que sí da un valor agregado. Enjoy, en las comunidades donde está no es solo casino. Es casino, hotel, centro de convenciones, espectáculos, etc. Nosotros somos los creadores en Chile de la oferta integral de casinos antes de que naciera la Ley de Casinos y eso lo vamos a mantener absolutamente. El proyecto que estamos haciendo es de última tecnología; absolutamente de última tecnología. Es la misma tecnología que se usó en el último casino que se construyó en Chile que es el casino de Chillán…”.

— Pero una cosa es la tecnología y materialidad que usas en la construcción y otra el valor agregado que la construcción le da al entorno y entiendo que por ahí va la crítica de la Cámara de Turismo.

“Por eso te digo, haber podido recuperar al final el casino en su ubicación histórica e icónica; de cara a la plaza de armas de la comuna, generando polos con restaurantes a la calle y pudiendo renovar las habitaciones y los espacios del Gran Hotel Pucón. O sea, vamos a poder generar un nuevo polo de desarrollo entre las esquinas de Ansorena con Holzapfel. Eso va a ser un valor agregado. Y constructivamente hablando, este casino va a quedar precioso. Va a quedar muy bonito”.

— ¿Qué pasa con la crítica recurrente de uno de los concejales (Cristian Hernández) que dice que este va a ser un “casino modular” y lo compara al casino que hicieron de emergencia cuando se incendió el Hotel del Lago? Él (el concejal) lo dice despectivamente por cierto.

“Creo que por una parte es desconocimiento y, por otro lado, nosotros no hemos logrado explicar bien de qué se trata la construcción. Hay una mezcla. No es un galpón. Es un casino de última tecnología. Es como se está construyendo hoy día en Chile. Grandes proyectos se están construyendo de esa manera. Y no es una construcción liviana; no es un galpón con planchas de zinc. Y nosotros vamos a lanzar este fin de semana una página web donde va a estar toda la información del proyecto y ahí vamos a invitar a todos los que tengan dudas y que quieran conocer de qué se trata y conocer este tipo de construcción; darles la información y poder aclarar todo eso”.

— O sea, la idea es transparentar el proyecto lo más que se pueda…

“Absolutamente. Esa es la idea”.

— ¿Qué pasa con el proyecto en la superintendencia, porque ya hay un rechazo; ahora ustedes ingresaron las modificaciones; pero están construyendo sin obtener la “luz verde” final de la SCJ y puede haber un segundo rechazo, qué pasa ahí?

“Eso demuestra el compromiso que tiene la compañía con la comuna. Cualquier inversionista podría decir ‘mientras yo no tenga una aprobación clara, detengo todo porque no voy a seguir gastando plata porque la puedo perder’. Eso es lo que puede pensar cualquier inversionista. Nosotros estamos súper convencidos de que hemos hecho las cosas bien; que estamos haciendo las cosas bien; de que la autoridad va a ver que estamos haciendo las cosas bien y que estamos dando más y superando la oferta del proyecto comprometido originalmente el año 2018; entonces tenemos absoluta fe en las autoridades de que van a aprobar este proyecto y que van a ver que es un desarrollo positivo desde una mirada turística para la comuna de Pucón”.

— Pero también podría ponerme desde el otro lado y en el país de las suspicacias, se podría decir que quizás este tema está absolutamente ya arreglado con la superintendencia y están construyendo sobre seguro porque, efectivamente, también queda la duda sobre ¿qué inversionista va a invertir millones de dólares si no se está claro si se va a poder operar para lo que fue hecho?”.

“Nosotros todas las interacciones que hemos tenido con la superintendencia de Casinos son todas públicas, transparentes y se pueden ver. Son todas bajo la Ley de Lobby. No hay cabida para ninguna mala interpretación, o doble interpretación, o suspicacia. Para nada”.

— Y en estos encuentros y entendiendo que ella (la superintendenta Vivien Villagrán) conoce las modificaciones respondiendo a las observaciones, ¿cuál es la posición de ella? ¿Es favorable la superintendenta a las modificaciones que ustedes hicieron ahora al proyecto para poder obtener su aprobación y otorgarles el permiso definitivo?

“No nos ha dicho nada”.

— ...Porque ellos (la SCJ) hacen un informe al consejo resolutivo en el que recomiendan o no aprobar los proyectos…”.

“Exactamente. Ellos tienen que hacer un informe técnico que llega al consejo resolutivo y ahí el consejo resolutivo toma la decisión; pero la superintendenta y su equipo han sido bastante profesionales al respecto y no nos han dado ninguna luz”.

— ¿Qué pasa si el consejo resolutivo rechaza nuevamente el proyecto entendiendo que hay gente que está haciendo lobby para que eso pase: hay cartas enviadas a los consejeros y la misma Cámara de Turismo lo ha transparentado que está en contra del proyecto?

“Nosotros aceptamos todas las críticas y es parte de la libertad de todas las personas. Parto de ahí, pero lo que sí me gustaría es que las críticas fueran con contenido y con datos y no críticas sin justificación y sin fundamentos. Creo que hemos tenido la suerte de poder ir demostrando punto a punto que cada una de esas críticas no tienen fundamento y que todas las cosas que hemos hecho han sido cosas que están dentro del marco legal y que se ajustan a los compromisos que adquirió la empresa. Para ser sinceros, no me coloco en la situación de que el consejo resolutivo o la superintendencia pueda rechazar las modificaciones. En todo caso, si se ve la Ley de Casinos, la ley establece siempre la facultad de hacer modificaciones permanentes hasta el último día”.

— Es decir, tendrían una tercera instancia o una cuarta…

“Claro. En los proyectos de casinos puedes plantear una modificación o 25. Siempre y cuando sea dentro de los plazos máximos de construcción”.

— Ustedes tienen en abril de 2022 el plazo máximo para entregar el casino (se amplió por las cuarentenas), pero la clave del desarrollo y reactivación local va a pasar este verano, ya que la industria turística local viene muy complicada por la pandemia, ¿hay alguna posibilidad, en la medida de que todo marche bien para ustedes, de estar operativos para el verano con el casino nuevo?

“No lo sé. No lo puedo asegurar. Hoy día hay una carta gantt de construcción que está ajustada a los tiempos legales establecidos…”.

— Porque en algún momento ustedes hablaban de poder inaugurar la noche de Año Nuevo, entonces ¿eso no va a ser?

“Esas son las expectativas, pero desde el punto de vista de la construcción no lo puedo asegurar. No sé todavía si es que eso es posible. Yo tiendo a pensar más de que vamos a estar para abril del 2022. Ahora, lo cual no quita en que vamos a trabajar en tener una temporada alta 2022 lo mejor posible”.

COMPROMISO.- Sboccia dice que la decisión de abrir el centro de esquí en septiembre obedece al compromiso que tienen con la comunidad local y su desarrollo.

Centro de esquí

— Ustedes están, por lo visto, en una campaña comunicacional más abierta para generar, imagino, un impacto positivo en la comunidad; ¿abrir el centro de esquí ahora en septiembre es parte de eso? De esa política, porque entiendo que no es obligación para ustedes abrir el centro, un centro que, al parecer, trae más pérdidas que ganancias…

“Nunca hemos tenido la obligación de abrir el centro de esquí. Nunca la hemos tenido. El centro de esquí se ha tratado de licitar varias veces y no han habido interesados, recién ahora hay uno y en buena hora. El centro de esquí habla del compromiso que hemos tenido con la ciudad. Esa es la verdad. No forma parte de una estrategia comunicacional más abierta el abrirlo ahora. Nos hubiera encantado que el invierno no se hubiera corrido y esté partiendo en septiembre, cuando debía haber partido en junio, pero así pasó…”.

¿O sea, solo fue un tema de falta de nieve y no de voluntad?

“La voluntad siempre ha estado. Absolutamente. Ahora, es verdad que no es nuestro negocio principal, ahora sí ha traído más problemas que beneficios, no sé; porque al final da satisfacción la posibilidad de hacer algo y hacerlo bien y que al final el negocio turístico a nosotros nos ayuda. Mientras más gente venga al destino sirve para el hotel y el casino. Ahora, no necesariamente la gente que viene al centro de esquí es gente que va al casino. Eso no es algo asegurado; pero que haya más gente y que pasen cosas en Pucón a nosotros nos interesa y desde ese punto de vista, siempre hemos estado dispuestos a colaborar con el centro de esquí. No forma parte de una estrategia para nada”.

— ¿Hay compromiso con la autoridad local de abrir el centro de esquí?

“No. Compromiso con la autoridad local no; hay un compromiso con la comunidad, no de abrir el centro de esquí, pero sí de cooperar en todo lo que sea necesario para reactivar la economía regional y para que Pucón vuelva a ser el tremendo destino turístico que siempre ha sido y que lamentablemente dejó de serlo producto de la pandemia”.