Gerente de Enjoy dice que “subsanaron observaciones” realizadas por la superintendencia de casinos

Gonzalo Grob se refirió a la situación del proyecto de la sala de juegos que la empresa construye actualmente en Pucón en una reunión con los líderes gremiales ligados al turismo de la comuna. Concejales tendrán un encuentro con las autoridades que regulan a la industria.

CONSTRUCCIÓN.- Mientras las dudas se mantienen en Pucón y la definición se juega en la SCJ, la obra sigue construyéndose frente a la plaza local en la manzana donde se ubicaba el antiguo Hotel del Lago. (Fotografía Rodrigo Navarro).

El futuro del casino que la empresa Enjoy construye en Pucón está en una etapa determinante. Esto, porque a casi cinco meses de que la sala de juegos deba entrar en funcionamiento por Ley, la empresa aún no obtiene la luz verde de la superintendencia del ramo para entrar en funcionamiento. Lo anterior luego de rechazar los cambios propuestos por la compañía para el proyecto que edifican actualmente en la manzana donde se ubicaba el antiguo Hotel y Casino del Lago. Pero pareciera ser que los casineros tienen una oportunidad. Así al menos quedó refrendado desde las propias palabras del gerente local, Gonzalo Grob, quien aseguró que Enjoy ya había subsanado las observaciones que el ente regulador les había planteado y que tenía que ver con los metros cuadrados construidos y la cantidad de estacionamientos disponibles.

“Nosotros aumentamos 603 metros (cuadrados) y el requisito eran 500 metros de construcción y aumentamos los estacionamientos. Porque había otro tema con la baja de los estacionamientos. Un proyecto de estas características exige por Ley 48 estacionamientos y nosotros estamos presentando 55 y que en la suma con los del hotel juntamos ciento treinta y algo más (…) lo rechazado en su momento fueron el tema de los metros cuadrados y los estacionamientos y ambos ya fueron resueltos en forma casi inmediata y el consejo resolutivo no se ha vuelto a pronunciar o a juntar”, explicó Grob en una reunión que sostuvo la tarde del lunes con los gremios turísticos de Pucón. El ejecutivo aclaró, además, que la empresa construye porque tiene los permisos correspondientes desde la Dirección de Obras Municipales (DOM), aunque reconoció que asumen un riesgo al no tener aún la autorización de la superintendencia de Casinos y Juegos (SCJ), aunque se mostró confiado de que obtendrán el pase en la próxima reunión del consejo resolutivo de la entidad.

Durante la mañana de este martes, la empresa envió un comunicado respecto de la reunión con los gremios en el que especificaba aún con mayor precisión los cambios planteados al proyecto original. “Acerca de los cambios que tuvo el casino respecto del proyecto original, desde la compañía señalaron a los gremios que el actual casino en construcción implica un crecimiento total en más de 600m2, mientras que por ley y de acuerdo al tamaño del proyecto éste debiese contar con 95 estacionamientos, y se están ofreciendo 131, y las áreas de circulación del público dentro del casino se han aumentado en más de 800m2. La cantidad de máquinas de juego y nueva tecnología se mantienen intactas, y  la cantidad de servicios anexos y obras complementarias se han potenciado. La arquitectura y diseño también se han mejorado respecto de lo originalmente presentado, recuperando el casino el lugar histórico que siempre tuvo frente a la Plaza de Pucón”, se pudo leer en el documento hecho llegar a la redacción de La Voz…

En el texto también aclararon en qué consistirán las modificaciones que le harán al Gran Hotel Pucón para dejarlo nivel 4 estrellas, tal como se ofreció en la licitación: “La idea es poder llevar este complejo hotelero a un hotel 4 estrellas, contando con nuevos restaurantes, Sala de Cine para 160 espectadores, Centro de Convenciones, Salones para más de 1.300 personas, y locales comerciales que complementan la oferta turística del clásico hotel. Por otro lado se contemplan nuevos servicios de restaurantes y bares que serán polifuncionales a los clientes del casino y del Hotel”. 

Es necesario acotar que luego de una serie de complicaciones en el proyecto licitado originalmente (a un costado del Gran Hotel), la empresa decidió cambiar su ubicación a la manzana del antiguo e incendiado Hotel del Lago y planteó la construcción de un estacionamiento subterráneo y dos pisos de hotelería en el nuevo proyecto. Estas modificaciones, según aclaró el mismo Grob, nunca estuvieron “comprometidas en la licitación original” de US$24 millones y por lo mismo, sumado al problema de los tiempos para edificar, decidieron no llevarlas a cabo.

La reunión entre Enjoy y los gremios se dio luego de que la Cámara de Turismo local enviara una serie de cartas a los consejeros de la SCJ para oponerse al proyecto que actualmente construye Enjoy. La asociación gremial consideraba que el casino —tal como se estaba edificando— podría afectar negativamente al destino por los próximos 40 años. La visión es contraria a la del propio alcalde, Carlos Barra, quien asumió públicamente una postura favorable a la empresa con el argumento de que es clave que el casino funcione para reactivar a la alicaída economía local y porque, además, dejará un impuesto anual cercano a los $4.000 millones en beneficio de la municipalidad e, indirectamente, de la comunidad local. De hecho, en la reunión del lunes Grob hizo un llamado a los presentes a trabajar “unidos” en beneficio de los intereses de Pucón.

Para este martes al mediodía está planificada una reunión entre las autoridades de la SCJ con el concejo municipal. Hasta el cierre de esta edición no estaba claro aún si el encuentro sería público (si es que es un concejo extraordinario) o reservado sin publicidad al ser catalogado solo como una reunión de trabajo.