Empresario apunta a Caburgua como sitio de interés minero: explora concesión en sector aledaño a Huerquehue

Elías Cid maneja la posibilidad de un proyecto de 600 hectáreas en la ribera este del lago. La concesión pasaría bajo los predios de importantes hombres de negocios y figuras públicas como el presidente Sebastián Piñera.

EXPLOTACIÓN.- La imagen muestra (en azul) las áreas de posible explotación minera que pretende el empresario Elías Cid sobre la ribera este del Lago Caburgua.

Es un tema algo desconocido en el sur del país, pero la verdad es que es una realidad regulada por Ley. Se trata de las concesiones y propiedades mineras que entrega el Estado y que permite a los interesados poder explotar áreas y zonas del subsuelo, independiente de quién sea el propietario de la superficie. Y en Pucón pasa y, de hecho, está pasando. ¿Lo último? El caso del empresario Elías Cid Campillay, quien presentó una solicitud de concesión a través de una “manifestación minera” —etapa previa a establecer una propiedad bajo superficie— en la ribera este del Lago Caburgua. En rigor, según lo que explica el propio Cid, se trata de 600 hectáreas aledañas al Parque Nacional Huerquehue y la zona implicaría terrenos de reconocidos empresarios y personalidades públicas, entre ellos, los del propio Presidente Sebastián Piñera.

Según lo expuesto por el empresario a La Voz… se trata de, según él, un yacimiento de un mineral conocido como feldespato, elemento clave en la fabricación de cristales y otras actividades industriales. La localización de este yacimiento comprende de un área que cubre el lago Caburgua y Melipeuco, donde se denomina Proyecto Caburgua y Melipeuco. La mineralización está enfocada por informes geológicos de nuestros que pertenecen a nuestro técnico y en base al mapa geológico del Estado de Chile, perteneciente a Sernageomin, ministerio de Minería”, explicó Cid, quien agregó que lo que viene para él es tramitar los permisos y presentar el proyecto formal en Sernageomin y ocuparse de las autorizaciones ambientales: “Hay que presentar a Sernageomin un plan y proyecto de explotación con desarrollo y plan de cierre, así también presentar ante el ministerio de Medio Ambiente lo mismo que se visará con Sernageomin, como es una explotación que no superará las 5.000 ton/mes no se requiere D.I.A (Declaración de Impacto Ambiental), y la intención es explotar e instalar una planta de proceso”.

De acuerdo a lo que señala el empresario, con el proyecto aprobado por el Sernageomin puede entrar a la etapa de explotación. Antes, eso sí, debe llegar a un acuerdo (generalmente económico) con los propietarios de las superficies para obtener un acceso. De no darse ese acuerdo con los dueños superficiales será un tribunal el que defina el acceso si es que corresponde otorgarlo.

Si bien por ahora el proyecto está en una etapa inicial, hay que esperar las reacciones de los grupos ambientalistas sobre el tema. Esto, porque si bien se está cerca de un parque nacional (aunque no se explote en esta zona), también podría ser un elemento a considerar en el análisis de la compleja situación que vive el Lago Caburgua con su baja permanente. Y por otro lado, las implicancias sociales y políticas si es que el plan de Elías Cid llega a puerto. O, si al menos, se aproxima