Periodismo y democracia

 

(Fotografía Javier Sepúlveda)

La cobertura de temas controversiales es parte del periodismo. De hecho, algo de la esencia del periodismo es buscar las voces disidentes y en general apuntar a áreas del desarrollo que pueden tener visiones distintas de las sociedades. Y esto por una razón simple: las comunidades son heterogéneas y las miradas pueden ser múltiples y no singulares. Por lo mismo, el reporteo de temas a veces dejan heridos por el camino.

Y se entiende. Y también se entiende los ataques al medio y a quienes lo conformamos. Aunque no los compartimos, los comprendemos en el contexto de la disidencia y el espíritu crítico que, por cierto, alentamos. Y también les damos el espacio. Todo esto en el ejercicio democrático del periodismo.

En ese mismo contexto, en la corta historia de nuestro medio, hemos sido muchas veces críticos con la administración municipal. Y al parecer ellos lo entienden en este mismo contexto de sana libertad democrática. Pero así como hemos sido críticos, tampoco podemos encontrar todo malo. Esto, porque creemos que ser obcecadamente críticos es tan malo como ser meros halagadores de todo lo que se hace. No somos oficialistas, pero tampoco oposición. Esto porque nuestra cobertura tiene que ver con los hechos y su jerarquización y no con ideologías o luchas por cuotas de poder, eso no es el periodismo en el cual creemos.

Así las cosas, promovemos la opinión y la participación, siempre en los ámbitos de tolerancia requerida para asegurar el enriquecimiento social. Eso, aunque ellas nos sean críticas. Sólo pedimos respeto entre todos los actores. Somos una comunidad pequeña y las diferencias son sólo eso: diferencias y no razones para iniciar pequeñas e inoficiosas guerrillas.

Este creemos es el gran aporte de un medio como el nuestro, inserto en una comunidad como ésta: ser una tribuna para el debate y análisis de ideas distintas, frontales o locas inclusive. Lo importante es que cumplan con niveles mínimos de respeto y reflexión. Lo hemos demostrado con creces abriendo espacios incluso a aquellos que nos critican. Nos interesa que así sea, confiamos en nuestra audiencia y que ellos tendrán la capacidad para hacer los juicios que merecemos según el peso de los argumentos. Para nosotros eso es lo único relevante. El respeto y los argumentos.

Espacio Disponible