Carlos Barra en un año complejo: “Decir que Pucón es un pueblo sin control, no corresponde”

El alcalde enfrenta los temas difíciles de su administración como el desarrollo inmobiliario y el medio ambiente. En lo político reitera su disposición a una nueva nominación, pero es enfático al asegurar que no está dispuesto a medirse en una primaria con Cristian Hernández o con candidatos de otros partidos de la Alianza.

 

Puede que la permanencia del alcalde Carlos Barra (77) como jefe comunal por más de 20 años moleste a sus opositores, pero nadie podría decir que su liderazgo no ha sido relevante en la comuna. Quizás sea el alcalde más trascendente en la historia de Pucón y el hombre se maneja en ese contexto. Para bien y para mal Carlos Barra habla desde un punto alto en su carrera y su mirada, por cierto, llega más allá que el final de este período que termina el próximo año. A las puertas de un 2020 electoral y luego de su cuenta pública, hace un espacio en la agenda para someterse al ejercicio periodístico de la entrevista. Se nota que preparó los temas y se enfrenta a La Voz…, acompañado de dos de sus asesores más directos. ¿Lo primero? La tranquilidad que expresa por las cifras azules presentadas en la cuenta.

“La obligación de un alcalde y un municipio es tener sus cuentas ordenadas lo que más se pueda, porque siempre los recursos son menores que la demanda que hay de gastos, sin embargo hay que mantener un equilibrio que no es fácil. Y no es fácil porque hay que tomar decisiones y ha sido característico, en relación a las cuentas públicas de este municipio y del alcalde que habla, que siempre existe la tranquilidad que en lo que se le presenta a los vecinos y al concejo obedece, exclusivamente, a algo concreto, real y verdadero. Y en ese sentido no tengo ninguna preocupación extraña para lo que uno hace como administrador de una comuna”, dice.

 

— Usted tuvo un año complejo por, entre otras cosas, el reportaje de Chilevisión y el tema medioambiental. ¿Considera que ha sido el año más difícil de su carrera como alcalde?

“Creo que hay años que son conflictivos, donde hay que dar muchas respuestas y a veces asumir responsabilidades que no son de uno propiamente tal, sin embargo para la ciudadanía la primera puerta del Estado es el municipio, por lo tanto el alcalde tiene que tener respuestas concretas y eso hay que tener la fuerza y la decisión para afrontarla. Y en ese sentido siempre afronto con transparencia los problemas que mi comuna tiene porque no se los puedo endosar a nadie. Sin embargo las obras públicas, los déficits que tenemos, quizás, en conectividad no es problema del municipio, sino de otros organismos como el MOP”.

“Y en el tema del medioambiente, es una responsabilidad del municipio a través de su departamento de Aseo, Ornato y Medioambiente estar preocupado de que la comuna esté limpia, ordenada y evitar fuentes de contaminación no sólo para el lago, para el río y para muchos otros lugares. En ese sentido, la verdad es que los reportajes de la prensa tienen, a veces, una filo muy cortante en relación a la noticia, pero también hay respuesta. Hay respuesta para eso y, al final, el tiempo te va dando la razón”.

 

— El reportaje de Chilevisión, se vio como el momento más duro del año y ese reportaje generó una serie de efectos, pero pareciera que públicamente quedó usted como el responsable del crecimiento desordenado de Pucón. ¿Está conciente de eso? ¿Asume esa posición?

“En la opinión pública queda lo que pega más fuerte, pero que se diga que Pucón está desordenado, nunca. Jamás. Sino, la gente no tendría tanto interés en venir a Pucón y pasar sus vacaciones en Pucón. Y a veces reclamamos que estamos colapsados y que tenemos demasiados visitantes. Y esa preferencia de los usuarios siempre la van a tener por Pucón. Decir que Pucón es un pueblo sin control, no corresponde. Pero no se puede intervenir en eso. la prensa saca su noticia y ellos son responsables. Pero en el fondo una está consciente de que es responsable por ser representante de la ciudadanía de la comuna de Pucón. Por lo tanto, en ese sentido tengo que tener la fuerza y la capacidad para responder a eso”.

 

— Pero en los discursos públicos posteriores al reportaje, incluyendo su propio discurso, se asume que Pucón está desordenado. No se niega ese hecho. Después, parecía que sólo trató de repartir responsabilidades…

“Creo que hay que separar las cosas. Primero, donde nosotros hemos reconocido que hay un desorden es en la subdivisión, loteos irregulares y ventas por menos de cinco mil metros en el campo, que no es responsabilidad del municipio porque no hay manera de prohibirlo. El derecho a propiedad te permite vender lo que estimes conveniente de tu predio. Segundo, las parcelaciones o cambios de uso de suelo que podrían haber en algunos casos, es responsabilidad del SAG (Servicio Agrícola y Ganadero), es responsabilidad de Bienes Nacionales que después hace propietarios con títulos de dominio a quienes se han acreditado un porcentaje de venta. Si la ley fuera tan estricta y la fiscalizaran quienes la deben fiscalizar, la subdivisión de cinco mil metros obedece a que tiene que haber una casa patronal, un galpón y otras instalaciones, pero como se vende en porcentaje o se compra en comunidad, se produce un desorden. Y eso no le pasa solamente a Pucón. Si revisamos el resto del país, así es”.

 

“Que se diga que Pucón está desordenado, nunca. Jamás. Sino, la gente no tendría tanto interés en venir a Pucón y pasar sus vacaciones en Pucón. Y a veces reclamamos que estamos colapsados y que tenemos demasiados visitantes”.

 

— Y el crecimiento inmobiliario en altura que es por lo que más reclama la gente en Pucón… ¿qué dice de eso?

“Eso no ha sido un permiso que se haya otorgado sin tener la legalidad. La gente que ingresó con esos proyectos era porque el plano regulador de Pucón lo permite. Esas construcciones colectivas en altura. Y eso, la verdad de las cosas, por el alto interés que tiene la gente por comprar un departamento con vista al lago o más cerca de los ríos, se produce en esta comuna. Hay comunas que también están afectadas, al igual que nosotros, en la Quinta Región, en el sur también hay mucha presión inmobiliaria. Y es porque hay demanda; porque si no hubiera demanda no habría ninguna construcción. Partamos de esa base. Entonces si la gente ha elegido a Pucón para venirse a vivir o comprarse una parcela de agrado, tú no le puedes prohibir a nadie que tome esa determinación porque estamos en un país libre; y en un país libre, las personas tienen el derecho a elegir cómo van a vivir”.

 

— Usted siempre se mostró proclive al desarrollo inmobiliario de segunda vivienda, ¿mantiene esa posición?

“Yo la mantengo, porque la segunda vivienda, si bien es cierto puede ser perjudicial para quienes se dedican al alojamiento, sobre todo hoy con las plataformas (on line). Pero la segunda vivienda es lo que le ha dado el cambio de estacionalidad a Pucón. Porque antes cuando no había segunda vivienda en marzo bajabas las cortinas y las abrías el otro verano nuevamente. Pero desde el momento que comenzaron a existir segundas viviendas en Pucón, los fines de semana largo, normales y toda la semana, encuentras un Pucón dinámico en los negocios. Tú puedes dar empleo de calidad. El comercio se desarrolla en beneficio de el empleo y la ciudad está viva y despierta, porque nadie va a elegir un destino que esté muerto. Pucón ha tomado esa dinámica a través de la segunda vivienda, que no sólo te consume el alojamiento, te consume todos los servicios disponibles; porque la gente que llega a su segunda vivienda sale a comer a los restaurantes, ocupa una vulcanización, gasta en combustible, en turismo aventura, va a las termas, hace trekking, etc”.

 

— Entonces, ¿cómo se explica su decisión de cerrar ciertas zonas de la ciudad para edificar edificios en altura?

“Nosotros estamos solicitando al ministerio de la vivienda producir una postergación de permisos de construcción de aquellas zonas selectivas que nosotros hemos indicado, porque no se puede paralizar toda la comuna. Son sólo las edificaciones colectivas en altura. ¿Qué le hemos agregado cuando no tienes los instrumentos o herramientas para prohibir esto? Que al estudio de impacto ambiental de estas construcciones se les exija el máximo porque las normas son muy básicas. El Minvu o la dirección de Medio Ambiente no ha tenido la precaución de haber colocado normas más severas en ese sentido, porque así debió ser. Ahora con la declaración de zona saturada del lago hay que convertirlo en una oportunidad. Si hoy el lago está saturado por las fuentes difusas (que aportan nitrógeno y fósforo) que ingresan al lago, indudablemente que el Estado tiene que ponerle una solución a este tema. Y cuál es la solución que vemos que se acerca, y ahí es donde se convierte en una oportunidad, es un colector desde Villarrica a Pucón para que toda la planificación sanitarias de las dos comunas se solucione”.

 

— ¿Tiene alguna autocrítica en este tema ambiental?

“No sé a quién echarle la culpa. Yo no le echo la culpa a nadie. Es lo que se produce en la vida diaria. Porque cuando crecía Temuco a una velocidad impresionante en la región, acompañado de Padre Las Casas, se les vino toda la crisis ambiental con las estufas a leña. Allá no les saturaron el río porque no es balneario, pero el aire está saturado, lo que es más dañino. Y eso lo están superando. Esas deficiencias hay que convertirlas en oportunidad”.

 

— Cambiando de tema, ya en el ámbito político. El año pasado, cuando se lo entrevista en La Voz de Pucón, usted dijo que en Pucón no había liderazgo, ¿sigue manteniéndolo?

“Cada día tiene su particularidad. Hasta el año pasado, a lo mejor, yo tenía la percepción equivocada a lo mejor. Quién soy yo para decir esto me parece o no me parece…”.

 

— … Es el político con más peso en Pucón…

“A mí lo que me gusta, porque tengo la experiencia personal, es crear liderazgos que entiendan la dinámica de la institución. Tengo 60 años de voluntario en el cuerpo de Bomberos y cuando fui comandante yo quise tener oficiales capaces de asumir los cargos de responsabilidad que son los ataques a los incendios y catástrofes. Después me tocó por muchos años ser superintendente que es la parte administrativa. Y también, nunca fuimos mezquinos para enseñar cuál era la dinámica de la administración. Y me fui orgulloso a desempeñar un cargo de superintendente honorario dejando una institución bastante respetable y de buena conducción. He tenido las experiencias vivas. Y yo necesito que acá, en nuestra comuna, nazcan los liderazgos que son innatos, porque veces no los puedes crear o formar. Pero tenemos que saber que la comuna de Pucón tiene una característica especial que no es igual a las otras comunas. Porque tenemos que tener un cuerpo que de la cabeza a los pies tenga la claridad para dirigir la comuna porque son tantas y tan diversas las materias. Pero más que nada uno nunca debe rehusar el desarrollo. Tiene que ser ordenado, pero tampoco se pueden andar viendo visiones por hacer una autopista o un camino o por el aeropuerto”.

 

“La segunda vivienda es lo que le ha dado el cambio de estacionalidad a Pucón. Porque antes cuando no había segunda vivienda en marzo bajabas las cortinas y las abrías el otro verano nuevamente. Pero desde el momento que comenzaron a existir segundas viviendas en Pucón, los fines de semana largo, normales y toda la semana, encuentras un Pucón dinámico en los negocios”.

 

— ¿Qué liderazgos ve entonces?

“Creo que están creciendo los liderazgos. Eso me conforma”.

 

— ¿De quiénes? Nombre personas…

“Transversalmente. Yo no me voy a abanderizar con mi sector porque creo que hay potencialidades en los dos sectores. Y, además, tomemos en cuenta los sectores independientes”.

 

— Se le ha visto cercano al concejal de la DC, Omar Cortez, tienen bastante relación. ¿A qué se debe? ¿Es ideológica? ¿Utilitaria? 

“La ideología en los municipios no existe. Uno verdaderamente actúa transversalmente. Y yo tengo una característica. Si a mi me hacen un balance de mi gestión desde hace 20 años o más, yo he convivido con los Gobiernos que fueron de oposición. Y he tenido acá en el municipio a don Ricardo Lagos cuando era Presidente. Y mucha gente del sector de él, era vergonzoso que don Ricardo Lagos pasara a saludar al alcalde de Pucón. Entonces yo sigo con esa misma característica. Si Omar Cortez está colaborando y está haciendo las cosas bien, por qué lo voy a opacar. Nunca lo voy a opacar. Como lo hago con la gente de mi sector también”.

 

— Le pregunto, directamente, porque da la impresión que es una relación utilitaria en el sentido de que él tiene muchas diferencias con Cristian Hernández y Hernández ha tenido problemas con usted por su aspiración a ser candidato y alcalde en su lugar…

“Utilitario de ninguna manera. Los hechos van hablando por sí solos. Ahora, esa controversia de quién se anticipa primero a dar una opinión entre Cristian y Omar, bueno… eso es tema de ellos, porque se les enciende la sangre porque son jóvenes. Y hay que respetarlos porque tienen ellos la fuerza para manifestarlo. Pero los concejales nuestros son gente de bien. Tenemos el caso de Juan Carlos Gallardo (PPD) que él es más reservado, pero siempre que hay que ponderar una acción y respaldarla, siempre su voto va a estar ahí. Ahora el caso de Cristian es un poco más eléctrico. Tiene un apuro”.

 

— ¿En qué sentido?

“Él quiere ser alcalde también y es respetable y formidable que quiera serlo. Omar también quiere ser alcalde. Julio también y Natalio; pero todo tiene su tiempo en la vida”.

 

— ¿Y no es el tiempo de Cristian Hernández? Él ha dicho que habló con usted hace unos años y que este era su último período (como alcalde)…

“Le tengo mucho cariño a Cristian y siempre lo hemos conversado. Qué apuro hay, como decía un antiguo vecino de Pucón, ‘qué apuro hay’. Todo tiene su tiempo y siempre hay que tratar de capacitarse y aprender todo lo que uno más pueda, porque uno no las sabe todas. Y ese ímpetu que tiene como para lograr mañana un objetivo, creo que no es recomendable. A nadie le ha ido bien cuando da los pasos más largo que lo que el tranco dice”.

 

— ¿Y usted lo ve como un posible sucesor? Porque es el único de su sector que ha dicho públicamente que quiere ser alcalde.

“La verdad es que no me atrevería a decir eso, porque en este período que se va a iniciar más adelante y de lo que está sucediendo hoy, se están asomando liderazgos independientes, de gente que se interesa por la política, pero no para hacer carrera, sino para servirle a Pucón. Y creo que vamos a encontrarnos de aquí a un año más con liderazgos bien destacados también. Si aquí no saca nada uno nada con decir yo quiero ser alcalde, es el pueblo el que tiene la palabra. Si el pueblo a ti te dice ‘oye, me gustaría que un día usted fuera alcalde’, formidable. A mi me pasó a así. Yo caminaba por las calles de Pucón antes del ‘90 y me veía la gente siempre cantando un bingo, apoyando en una rifa, desfilando en honor  a la patria. Y mucha gente se me acercaba y me decía ‘a usted lo vemos como el futuro alcalde de Pucón’”.

 

— Pero Hernández dice lo mismo, que va a las reuniones y que mucha gente se le acerca para pedirle que se postule. La pregunta es si usted lo ve a él con las capacidades para serlo.

“Yo no me voy a referir a eso, porque no quiero enemistarme con las personas. Porque si yo digo que estamos listos con Cristian, los otros van a decir ‘¿y nosotros?’. Y si digo que no, él me va a decir que es un hombre muy capacitado. Entonces en eso me voy a abstener siempre”.

— Usted el año pasado señaló en su entrevista, que si su salud le daba usted mantenía su candidatura. El año fue complejo en lo público y en lo privado también, por la enfermedad de su esposa, ¿mantiene la intención?

“Yo creo que en la vida uno tiene que ser de una línea y de una sola decisión. Para mi primero está la familia. Si algo pasara en mi familia, te digo que con el cariño que le tengo al servicio público y con el cariño que le tengo a mi comuna, tú tienes que mirar el servicio público o mi familia. Yo espero en Dios que mi familia esté tan bien como está ahora y sobre todo doña Eliana (su esposa). Yo siempre le he dicho a todos los amigos, relaciones y funcionarios. Pienso que las personas tenemos la obligación en esta tierra de servir cuando tienes las capacidades para hacerlo, con la mente clara, sabes para donde llevar las cosas, tener la salud y el ánimo y la motivación. El día que se termina la motivación o la salud, no tienes nada más que hacer y con todo respeto, decirle a la ciudadanía ‘hasta aquí no más estoy’. Pero si te sientes capaz, creo que la obligación de uno es servir”.

 

— O sea ¿usted mantiene la posición de ir de candidato?

“Sí. De todas maneras. Para qué andarle sacando el cuerpo y hablar cosas que no son transparentes. Yo necesito y ojala Dios quiera y me de salud para cristalizar esa cantidad de proyectos emblemáticos y tan grandes para Pucón y que me ha tocado conducir desde su inicio. Y eso me gustaría entregarle a mi pueblo con llave en mano. Y este fue mi compromiso con mi pueblo: aeropuerto, reposición del liceo de Hotelería y Turismo, el cuidado del lago, darle solución de vivienda a tanta gente, el complejo deportivo en el Roble, terminar con la ciudad del deporte, tenemos a la vista de tener una piscina temperada”.

 

— Pero si usted fuera a otra elección y ganara, serían cerca de 25 años en el cargo ¿no cree que es mucho?

“Claro que es mucho. Pero también puede ser suficientemente razonable, porque a ti ser alcalde o ser gerente de lo que tú quieras te lo da tu capacidad, porque si no tienes la capacidad para hacerlo o no eres honrado contigo mismo no es bueno para la ciudadanía. Y es lo que yo digo, si yo he cumplido una misión que es darle respuesta a lo que la gente siempre ha querido de mi que es que tuviésemos un alto nivel en educación, lo hemos conseguido; acercarle la salud a la gente, lo hemos conseguido; tener clínicas dentales para atender a la gente en lo rural, lo hemos conseguido; posicionar a Pucón como uno de los destinos más importantes y emergentes de Chile, también lo hemos conseguido y somos una comuna escuela hoy. Muy respetada porque vienen muchas municipalidades a copiar lo que hemos hecho en Pucón. Tenemos un prestigio”.

 

— Imagino que usted espera una nominación directa de su partido y no desea ni una primaria interna o con otros partidos de su coalición…

“Siempre he dicho lo mismo. No voy a ser figura en una primaria, por ningún motivo. Si el partido quiere primarias, que las haga, pero sin mi participación”.

 

— Alcalde, en otro tema, lo del casino se ha complicado por una serie de situaciones de lo legal a lo administrativo, ¿está nervioso por esto, tomando en cuenta los recursos que podrían ingresar luego de la nueva licitación?

“El casino es una fuente de ingresos importantísima. Ahora ha bajado el porcentaje en relación al presupuesto municipal. Empezamos con el 32%, tuvimos 28%, 26% y ahora estamos en el 17%. Esto porque han crecido los programas, ha crecido el fondo común municipal y varias cosas. Entonces los porcentajes varían. Entonces, nosotros necesitamos un casino de calidad. Un casino que represente lo que es Pucón en este minuto y que si ha estado demorado, ya no es una responsabilidad del municipio, porque el municipio, desde el momento que la Ley cambia y el casino pasa a ser fiscalizado y supervisado por la Superintendencia de Casinos, son ellos (la Superintendencia) los que han puesto las bases y Enjoy se ganó la nominación e indudablemente que siempre, entre la gente de negocios y la competencia; el que no es favorecido se siente menoscabado y le pone un juicio, pero eso lo va a determinar la justicia. Yo hubiera querido que el casino hubiera estado construido en el plazo que la licitación misma lo establecía. Después de adjudicado, tenían dos años para construir. Eso acá en Pucón no va a suceder, pero según la información que tengo yo, va fluyendo”.

 

“No voy a ser figura en una primaria, por ningún motivo. Si el partido quiere primarias, que las haga, pero sin mi participación”.

 

— El proyecto está entrampado en las ordenanzas que existen, ¿se pudo preveer esto?

“Nosotros no sabíamos en qué condiciones iban a postular a la licitación ellos, entonces cómo lo íbamos a preveer”.

 

— Pero Enjoy y Dreams enviaron sus proyectos antes…

“No. Nunca se presentaron antes”.

 

— Pero para postular a ustedes les pidieron informes y esos informes estaban en base a los proyectos que Enjoy y Dreams iban a presentar.

“La verdad es que el deseo nuestro es que hubiese habido una reposición de cómo era el casino antes (el antiguo Casino del Lago). Porque si hubiese sido en esa misma manzana, no habrían habido estas trabas administrativas que hay hoy. Es lamentable para Pucón, pero también hay que convertirlo en una oportunidad porque la modernización del Gran Hotel Pucón y convertirlo en un hotel casino cinco estrellas (Enjoy propone uno de cuatro estrellas) va a tener una tremenda importancia”.

 

— ¿Está asustado por el tema del casino?

“No. Estoy ansioso de que eso se resuelva y eso sí que me preocupa porque a Pucón le conviene tener su casino como corresponde. Hoy día nos hemos dado cuenta que en febrero no tuvo la capacidad para albergar a todos los jugadores y eso no puede ser; que no haya espacio para que la gente no vaya a jugar y a entretenerse. Eso me preocupa”.

 

— Respecto al bullado tema de la planta municipal, da la impresión que ustedes tienen una municipalidad que está quebrada, con funcionarios enemistados y que se están tratando mal ¿cuál es su mirada de este problema?

“Mi mirada es de absoluta tranquilidad, porque cuando se dice que la municipalidad está quebrada, acá cada uno está en sus puestos trabajando como corresponde. Nadie ha hecho una huelga de brazos caídos o que están disconformes”.

 

— Pero le hablo de las relaciones humanas entre los mismos funcionarios, a ese quiebre me refiero.

“Es natural que así sea, porque cuando tú vas a modernizar en el espíritu de la Ley y la vas a profesionalizar, tienes la responsabilidad de saber quiénes van a quedar en los futuros cargos. Además los cargos se van a llamar a concurso y ahí va a haber una comisión responsable”.

 

— Da la impresión, y es lo que acusan algunos funcionarios, que se arma la planta y hay una suerte de acomodo de los mismos que arman la planta por sobre otros.

“Yo no creo que haya habido una municipalidad que porque armó la planta, despidió a todos los funcionarios y trajo a todos los funcionarios nuevos para que no hayan problemas. En todas partes el sistema es el mismo y para eso tenemos a Contraloría para que nos diga si este procedimiento estuvo bien hecho o mal hecho”.

 

— De hecho, Contraloría ya les dijo que uno de los procedimientos, el encasillamiento de tres personas, estuvo mal hecho…

“No es que haya estado mal hecho. Contraloría pide un informe de por qué se toma esa determinación”.

 

— Pero el documento de Contraloría dice que se deje sin efecto el decreto de nombramiento…

“Bueno, dejarlo sin efecto, pero tampoco ha dicho que suban las personas que hicieron el reclamo. Entonces la Contraloría no ha dado ningún veredicto en favor de ‘A’ o de ‘B’. Dijo ‘infórmenme cómo se hizo’, entonces los que reclamaron no pueden sentirse ganadores como que ellos ahora son los que tienen que ocupar esos cargos porque la Contraloría en ninguna parte lo dice”.

 

— ¿Se pudo preveer esto antes? ¿Se pudo evitar el conflicto?

“Es que no son más de cuatro funcionarios que han acusado. Cuatro o cinco y han confundido porque todos pensaban que la planta era para acomodarse el sueldo. O mirábamos el profesionalismo o mirábamos los sueldos, porque si hubiera sido por plata, hubiese sido fácil preguntar cuánto estás ganando. El espíritu de la planta fue profesionalizar el municipio y modernizarlo”.

 

— Alcalde, ¿cómo piensan terminar con este conflicto? ¿Va a asumir algún rol para tratar de llegar a un acuerdo?

“Creo que se está magnificando esta situación, porque yo he visto al director de Rentas y Patentes que ha hecho un reclamo y lo veo trabajando abnegadamente y colaborando. Incluso me ha sacado a terreno, porque si él estuviese tan disgustado con lo que pasó, no me diría ‘alcalde, preocupémonos de esto o de lo otro’’. Después de eso, la inspectoría donde hay un problema, están trabajando. Hay otro funcionario que reclama sus derechos y también lo veo trabajando, haciendo puentes y arreglando los caminos. La municipalidad no se paraliza por eso. Y esto lo va a zanjar la Contraloría y esa es la tranquilidad”.