Acuerdo judicial de Enjoy implica renovar boleta de garantía por proyecto de Pucón

Empresa debe levantar $50.000 millones en inversionistas; de no hacerlo arriesga iniciar proceso de liquidación. Propuesta debe ser votada el próximo 14 de agosto.

“Algo de luz al final del túnel”. Así podría definirse el momento que vive la empresa Enjoy, sostenedora del casino en Pucón; ya que anunció un principio de acuerdo con sus principales acreedores en el proceso de reorganización judicial que pretende salvar a la empresa de un proceso de quiebra por deudas estimadas cercanas a los US$ 500 millones. Y el documento del acuerdo, que se encuentra colgada en la página del Poder Judicial, implica —entre varias otras cosas— la renovación de las boletas de garantía por los proyectos adjudicados en 2018, entre ellos el de Pucón. En total, incluyendo también los casinos de Puerto Varas, Viña del Mar y Coquimbo; el monto de la renovación es de 4.800.00 Ufs ($137 mil millones).

Para ello propone una serie de pasos y fórmulas que deben validarse efectivamente en la junta de acreedores del próximo 14 de agosto. El punto es que fuentes al interior de la empresa señalan que tanto la renovación de las garantías, como la propuesta completa, apuntan a asegurar la continuidad de la empresa —aunque con otra estructura de inversionistas en el que la familia Martínez, históricos controladores, quedaría con un porcentaje muy menor de la propiedad— y de los proyectos comprometidos, entre ellos el de Pucón.

Pero no es lo único, la propuesta incluye la necesidad de levantar entre los mismos inversionistas acreedores de preferencia, la suma de $50.000 millones; con un piso de $25.000 millones. No hacerlo es una causal para que el acuerdo quede invalidado y se inicie el proceso de liquidación de la empresa. Es decir la quiebra. El acuerdo también propone el nombramiento de un interventor que de garantías de que los tratos se cumplan.

Según el gerente general de la empresa, Rodrigo Larraín, existe una disposición a un acuerdo de parte de los principales acreedores; lo que podría augurar un buen destino para la propuesta que asegura la continuidad de la empresa. 

“Tenemos absoluta confianza que este plan deja a la compañía con una estructura financiera sólida para su desarrollo futuro, permitiendo maximizar las oportunidades de recuperación y generación de valor”, señaló Larraín y luego agregó en un comunicado difundido por la compañía: “Ha sido un proceso complejo, en el que apreciamos el entendimiento, disposición y voluntad de las distintas partes que permitan alcanzar un acuerdo adecuado y equilibrado para todos”.

La empresa, que mantiene su operación cerrada totalmente por la emergencia del Covid, ingresó en un proceso de reorganización judicial para evitar la quiebra en el mes de abril. Según los ejecutivos de la empresa la crisis social que partió en octubre y luego el problema sanitario; generaron un problema financiero profundo en la empresa. En todo caso, se ha ventilado (principalmente por analistas y académicos) que la empresa venía con problemas económicos desde, a lo menos, siete años.

Según lo que señalado Enjoy, la propuesta de la restructuración —calificada como conservadora por la propia compañía— le permitiría a la empresa avanzar con una estructura financiera más liviana en la que ya han bajado su plana corporativa y buscan la venta y arriendos de inmuebles, entre ellos el Gran Hotel Pucón.

La propuesta

Si quieres leer la propuesta directamente de la página del Poder Judicial puedes hacer click aquí.