Los efectos para Pucón de una eventual fusión entre las casineras Enjoy y Dreams

Durante este miércoles se conoció que la compañía ligada a la familia Fischer compre la deuda del histórico operador del centro de juegos local.

La noticia pasó de los diarios nacionales a las redes sociales y de ahí a los grupos de whatsapp y a los teléfonos personales de quienes, de alguna u otra forma, están interesados en el golpeado proyecto del nuevo casino de Pucón. La empresa Enjoy informó en un denominado “hecho esencial” que los principales acreedores de la empresa (y futuros accionistas) habrían llegado a un acuerdo con la competidora Dreams para fusionar ambas compañías. En los hechos, se trataría de un movimiento en el que la compañía ligada a la familia Fisher (Dreams) absorbería al histórico controlador de Pucón. Un golpetazo en la industria financiera que, de concretarse, deberá ser revisado por la Fiscalía Nacional Económica (FNE) para evitar la posibilidad de monopolio; aunque lo último es una situación algo aminorada por ser —los casinos— una industria ultra regulada.

Si bien el tema está, al parecer, en etapas iniciales y Dreams liberó un nuevo “hecho esencial” en el que bajó la tensión al comunicar que un accionista de la empresa (Inversiones Pacífico Sur Ltda.) ha mantenido conversaciones con un grupo de acreedores de Enjoy, sin llegar aún a un acuerdo; el asunto ya puso inquietos a algunos actores locales en torno a la pregunta ¿cómo repercute esto en Pucón? La verdad es que, de concretarse, en el ámbito local el tema no cambia mucho. Esto, porque cualquier posibilidad de fusión o absorción debe incluir, necesariamente, respetar las actuales licitaciones. Esto, a que están reguladas por ley y en caso de no cumplir los plazos (hubo una ampliación de seis meses para que Enjoy materialice el nuevo casino en Pucón), las boletas de garantía deben cobrarse igual.

Es decir, cambios estructurales en torno a las licitaciones no debieran existir, aunque sí podrían haber obvias variaciones en las planas ejecutivas y políticas de desarrollo de la empresa. En todo caso, todo está en una etapa inicial y la posibilidad de que no prospere también es real. Algunas fuentes consultadas por La Voz…, explicaron que lo que existe es un pre acuerdo para que Dreams a través de Inversiones Pacífico Sur compre la deuda de Enjoy a los acreedores y tome control de la compañía. 

Desde Enjoy señalaron que siguen trabajando en todos sus planes dentro de los plazos fijados y que se encuentran en curso normal. Esto incluye el proceso de reorganización judicial y el desarrollo de los proyectos municipales.