Año nuevo… en La Voz…

Guau. Corren las últimas horas de 2018 mientras se escriben estas líneas. Y siempre de los siempres, los medios se dedican a los recuentos del año. Es casi un lugar común hacer memoria y mostrar lo que se consideró noticia. Pero es casi una excusa para llenar minutos de pantalla u hojas de diario. Pero nosotros no lo haremos. Al menos, no en ese sentido.

Para nosotros este fue un año importante. Y cómo no lo va a ser, si en mayo nació este proyecto que con el paso del tiempo fue, creemos, ganándose un espacio con los lectores y audiencias. Logrando ser una fuente influyente de información para los puconinos, y nuestras cifras así lo indican. Desde que partimos a la fecha tenemos más de 347 mil visitantes, llegando a puntas de 30 mil visitas en un sólo día (cuando revelamos la historia de abusos en la escuela rural de Huife Bajo). Nuestros contenidos en redes sociales llegan 15.000 personas al día lo que nos ha constituido como la principal vitrina la ciudad.

Y así como esa fea historia de Huife nos elevó nuestras audiencias, también otras aportaron a que tuviésemos una alta exposición. Pero si bien las cifras nos alientan, definitivamente no es lo que nos mueve. Nacimos con la idea de traer un poco de luz en áreas del acontecer comunitario que eran un tanto opacas o estaban lejos del conocimiento del ciudadano común. A veces, tuvimos aciertos y otras, para ser honestos, erramos como dignos representantes de nuestra especie humana.

También nos ganamos algunos enemigos porque, obvio, no todos pueden estar contentos y felices con nuestras publicaciones. De hecho, lo entendemos, y sólo pusimos límite cuando se vulneró la integridad social de un miembro del equipo mediante una burda amenaza. Pero ni aún nuestros críticos más feroces podrían acusarnos con argumentos de que somos mal intencionados o, por cierto, podrían desmentir alguna de nuestras informaciones. Eso, porque siempre tratamos de actuar con datos, antecedentes, documentos que respalden nuestras noticias. Ese es nuestro mayor seguro y nuestro férreo compromiso.

Nuestro compromiso está siempre con los hechos y con las historias. Tampoco tenemos afanes o agenda política. No nacimos para eso. Con nosotros todos deben estar seguros de dos cosas: no somos un medio de trinchera que sólo busca hacer caer la gestión de las autoridades de turno, pero tampoco encontraremos todo bien y seremos condescendientes con errores, irregularidades o ciertos atisbos de corrupción que, por cierto, han estado en nuestras páginas (¿es necesario recordarlas?). Al menos pueden tener la seguridad de esos dos elementos.

Finalmente queremos dejar un espacio para los nuevos liderazgos que han aparecido en la comuna. Los Martínez, Cortez, Hernández (por nombrar a los más jóvenes del concejo municipal) y varios otros que están en organizaciones sociales, deportivas, ambientales, religiosas, etc. En La Voz… aplaudimos su irrupción, alentamos sus controversias, criticamos cuando sus hechos lo ameritan  y les damos el espacio también. Creemos que, tarde o temprano, les tocará directamente hacerse cargo de los destinos de este pueblo en sus diferentes áreas. Amamos a Pucón y siempre abogaremos que sean nuestros líderes locales los llamados y destinados a encabezar los procesos. A ellos también nuestros saludos.

Con todo, sólo resta desearles que pasen un feliz 2019. Y que la luz del creador ilumine nuestras conciencias y nos dé libertad. Saludos puconinos.