Lo que implica la declaración de “estado de emergencia” en la región: se restringen libertades de locomoción y reunión

La decisión presidencial tendrá una duración de 15 días y será prorrogable por un período similar. En Cautín y Malleco asumirá la jefatura de la defensa nacional el general Lionel Curti, quien podría decretar, entre otras cosas, toque de queda. 

FISCALIZACIÓN.- El decreto permite a los militares estar en la calle tal como lo hicieron en el período de exepción generado por la pandemia del Covid-19. (Fotografía de archivo).

El artículo 32 de la Constitución Política de Chile sostiene que todas las personas podrán gozar de los derechos y garantías que la misma carta magna asegura, salvo en tres situaciones que la Constitución detalla. Se trata de los estados de guerra interna o externa; conmoción interior y el de emergencia y calamidad pública. Y se aplican cuando existen situaciones que afecten gravemente el desenvolvimiento de las instituciones del Estado. La última de ellas, “emergencia y calamidad pública” fue la que escogió el Presidente Sebastián Piñera para ser aplicada en las provincias de Cautín, Malleco, Arauco y Bíobio debido a la violencia que se vive en la zona en el contexto del denominado “conflicto mapuche”.

Es en ese contexto que la misma Constitución detalla las atribuciones que tendrá el militar a cargo de las zonas, en el caso de La Araucanía se trata del general Lionel Curti, quien ejercerá el poder delegado del Presidente. Sobre el estado de emergencia, la Constitución —en el artículo 42— explica que tendrá una duración de 15 días y que será prorrogable por otros 15. Luego de eso, el Presidente deberá recurrir al Congreso si es que quiere renovarlo. “Declarado el estado de emergencia, las zonas respectivas quedarán bajo la dependencia inmediata del Jefe de la Defensa Nacional que designe el Presidente de la República. Este asumirá la dirección y supervigilancia de su jurisdicción con las atribuciones y deberes que la ley señale”, explicita el mencionado artículo.

En el artículo siguiente — el 43— el texto constitucional establece que en el estado de emergencia solo se pueden restringir las libertades de locomoción  y reunión. Es decir, se puede normar o prohibir el derecho a reunión y también el libre tránsito por diferentes lugares. Esto último, según algunos abogados constitucionalistas, permite entre otras cosas declarar toque de queda en determinadas zonas. 

El delegado presidencial, Víctor Manoli, señaló que la decisión del Presidente Piñera apoya a las víctimas del terrorismo, narcotráfico y el crimen organizado. “Corresponderá, en esta oportunidad, al general Lionel Curti asumir la jefatura de la defensa nacional para La Araucanía y como parte de sus tareas deberá definir, en su mérito, la instalación de toque de queda u otras limitaciones del territorio de ambas provincias de La Araucanía”, explicó el delegado Manoli, quien agregó: “Los habitantes de la región merecen y quieren vivir en paz”.

Según lo señalado por el propio Presidente Sebastián Piñera en el punto de prensa en la que anunció la medida, el rol de as Fuerzas Armadas será de apoyo en patrullaje, transporte y vigilancia en procedimientos policiales que ejecutarán las policías.